Pasar al contenido principal

7 maneras para conseguir que tu coche dure más tiempo

An Infiniti Q50 sedan.
An Infiniti Q50 sedan. AP

 

  • Los coches son cada vez más y más caros en los Estados Unidos y en el mundo en general
  • Los datos de ventas recopilados por Kelley Blue Book muestran que el coche medio costaba unos 36.500 dólares en febrero de 2019, unos 1.000 dólares más que doce meses antes.
  • Nos hemos dirigido a los expertos de Edmunds.com y Kelley Blue Book para conocer algunos consejos que nos ayuden a prolongar la vida de nuestro vehículo y así ahorrar dinero.

Los coches suponen un gasto grande para la mayoría de las familias. De hecho, es el segundo gasto más importante después de la compra de una casa.

Desafortunadamente, los coches son cada vez más caros en Estados Unidos y en Europa. Según los datos recogidos por Kelley Blue Book un coche medio costaba en febrero 2019 36.500 dólares, 1.000 euros más que un año antes. Algunos modelos populares están todavía más caros. Es el caso de las pickup o camionetas como la Ford F-Series, la Chevrolet Silverado y la Ram 1.500 que, de media, cuestan 49.958 dólares. Este precio supone un incremento de 3.000 dólares respecto a los datos del mismo periodo de 2018. Los SUV crossover como el Honda CR-V y el Toyota RAV cuestan 29.259 dólares, 800 dólares más que un año antes.

Leer más: Lo que realmente significan las luces de su motor

De acuerdo con la Oficina de Transportes de Estados Unidos, en 2017 la vida media de los coches que circulaban por las carrerteras del país era de 10,1 años. Un dato que contrasta con los 9,5 años de vida media del año 2009 o de los 9 años del 2001.

Independientemente de si esta tendencia está relacionada con una mayor calidad de los coches o con un incremento en los precios, el resultado es el mismo: los coches están durando mucho tiempo.

Recientemente, Business Insider habló con Michael Harley, editor ejecutivo de Kelley Blue Book y con el editor de información al consumidor Ron Montoya de Edmunds.com para conocer algunos consejos que prolonguen la vida de nuestros vehículos y así ahorrar dinero.

Afortundamente, la mayoría de los consejos son sencillos y no requieren de mucho esfuerzo o de grandes gastos.

 
 

1. Siga el programa de servicio recomendado por el fabricante

1. Siga el programa de servicio recomendado por el fabricante
Seguir las recomendaciones del fabricante Shutterstock/Welcomia

Tanto Montoya como Harley hicieron hincapié en seguir las recomendaciones del fabricante del vehículo.

"La mejor manera de prolongar la vida útil de nuestro coche es seguir un mantenimiento programado", dice Montoya.

El manual del coche tiene un programa detallado de cómo seguir el mantenimiento.

Esto incluye las pautas para saber cuándo tenemos que cambiar el aceite del coche y los filtros, junto con la revisión de los neumáticos y los niveles de los líquidos.

Montoya y Harley aseguran que la vieja regla de cambiar el aceite cada 4.828 kilómetros ya no se aplica a los coches actuales.

"El cambio de aceite puede variar entre los 6.035 kilómetros si conducimos por carreteras en no muy buen estado o de si nuestro modo de conducir es de stop-and-go y los 24.000 kilómetros si conducimos en tramos largos de carreteras como las autovías".

Cada fabricante explica en su manual la frecuencia con la que se deben realizar estos cambios de aceite.

 

 
 

2. Comprobar la presión de las ruedas

2. Comprobar la presión de las ruedas
Revise la presión de sus neumáticos Shutterstock/Welcomia

Asegúrate de que los neumáticos de tu coche tienen la presión de aire recomendada. La mayoría de los coches tienen el dato sobre la presión recomendada de las ruedas en el manual del coche o en la puerta del conductor.

Tanto Harley como Montoya sugieren a los conductores revisar la presión de las ruedas una vez al mes.

"Mucha gente se espera a que le aparezca una luz en el monitor del coche", asegura Montoya. "Pero esa no es la mejor forma de revisar la presión, ya que puede ser demasiado tarde y puede indicar una situación de emergencia".

Mantener la presión del aire correctamente no solo le ayudará a tener el coche en buen estado, sino que también sirve para ahorrar dinero.

"Si dejas que tus neumáticos vayan demasiado altos o demasiado bajos de presión, tendrás un desgaste anormal y las ruedas son caras", afirma Harley.

 

 
 

3. Revisa los pequeños detalles

3. Revisa los pequeños detalles
Presta atención a los pequeños detalles Sutterstock/Welcomia

Una buena manera de extender la vida de tu coche es cuidar las pequeñas cosas para que no se conviertan en grandes problemas, nos dijo Harley.

Por ejemplo, si un sensor de oxígeno ha hecho que salte una luz en tu coche, revísalo antes de que cause un desgaste excesivo al coche y suponga una avería mayor.

La instalación de nuevos catalizadores es mucho más cara que su revisión.

 
 

4. Hacer inspecciones visuales

4. Hacer inspecciones visuales
Realiza pequeñas revisiones visuales Shutterstock

Otro consejo que nos dan los expertos es hacer frecuente revisiones visuales. Esto puede ser algo tan sencillo como comprobar que el coche no pierde aceite, agua o si desprende olores extraños. También debe abrirse el capó para revisar alguna anomalía.

"Abre el capó y mira bien" dice Harley. "No hace falta que seas mecánico para darte cuenta de que hay líquido por encima o por debajo del motor".

"Los coches no deben dejar líquido en el suelo, a no ser que sea agua del aire acondicionado y debería evaporarse", agrega Harley. "Si te vas por la mañana y al regresar por la tarde sigue habiendo un charco en el suelo puede que tengas una fuga de aceite o de refrigerante".

Por otro lado, al conducir puedes comprobar si hay un desgaste inusual o desigual en los frenos, si lo detectas a tiempo puedes ahorrar dinero en tu próximo cambio de frenos.

 
 

5. Se amable con tu coche cuando hace frío

5. Se amable con tu coche cuando hace frío
El frío puede afectar a los coches Allen G. Breed/AP Photo

Conduce suave por la mañana si ha hecho frío y tu coche aún no se ha calentado. Intenta no pisar el acelerador rápidamente en las mañanas frías hasta que el vehículo no coja temperatura.

Es mejor dejar que los líquidos se calienten antes de conducir de manera agresiva o a alta velocidad. Después de todo, los lubricantes del coche funcionan mejor cuando se calientan.

"Debes tratar a tu coche igual que te gustaría que te tratasen", asegura Harley. "Si tú te levantas a 2 grados bajo cero o más por la mañana y en lugar de desayunar tranquilo, sales corriendo por la calle a por el periódico, no te gustaría y no es recomendable".

No tiene que dejar a tu coche calentarse al ralentí, pero conduce con calma en los días fríos.

 

6. No conduzcas como un loco

6. No conduzcas como un loco
La carretera no es un circuito Dodge

No conduzcas como un loco. La conducción agresiva y a alta velocidad gastará más combustible y desgastará antes los frenos, los neumáticos y la transmisión.

Todo esto equivale a dejarse más dinero en mecánicos.

 

7. Lavar la sal con regularidad

7. Lavar la sal con regularidad
Quita la sal del coche si vives en zonas muy frías Shutterstock/Welcomia

Las personas que viven en lugares fríos saben que las carreteras suelen tener sal para evitar que se congelen. Por eso, es bueno que laves el coche en un túnel de lavado en los meses de invierno o con una manguera a presión. No solo estará más bonito el coche, sino que evitarás los efectos corrosivos de la sal.

"Si vives en un lugar frío y tu coche suele mancharse con sal del camino, es buena idea lavarlo con frecuencia", señala Harley.

A pesar de que en la actualidad los materiales de los coches están hechos de acero inoxidable o galvanizado para combatir la corrosión, es buena idea lavar esa sal que puede ser dañina.

 

 
 

Y además