Pasar al contenido principal

Amazon, Google y Apple se convierten en inesperados impulsores de las energías renovables

Una granja solar

Antonio Garcia/Unsplash

  • Google, Amazon, Microsoft y Apple fueron los principales consumidores de energías renovables del mundo el año pasado.
  • Las empresas de tecnología están haciendo esfuerzos por llegar a ser 100% verdes y que el consumo de energía de sus centros de datos provenga, exclusivamente, de energías limpias.
  • Otras compañías como Walmart o Budweiser se han sumado a esta tendencia.

Las compras en Amazon o las búsquedas en Google pueden inclinar la balanza energética hacia las renovables. De hecho, el pasado años los cuatro principales consumidores de energía renovable del mundo fueron Google, Amazon, Microsoft y Apple, según Bloomberg New Energy Finance

Esta semana, Google ha anunciado que todas sus instalaciones y centros de datos funcionan con energía 100% renovable. La división española de la compañía tecnológica ha informado, en un comunicado, que la energía adquirida de fuentes como el sol o el viento ya supera a la cantidad de electricidad utilizada para sus operaciones en todo el mundo. Para lograr este objetivo Google ha firmado acuerdos de colaboración con Iberdrola y Acciona.

El peso de fuentes limpias en la cesta energética estadounidense ha incrementado en los últimos años y ha pasado del 9% en 2008 al 18% actual, según los datos proporcionados por el Consejo Empresarial para la Energía Sostenible. El cambio radica, en parte, en que las empresas de tecnología se han comprometido a utilizar energías renovables para abastecer sus centros de almacenamiento en la nube. 

Como consecuencia directa las empresas de energía están cambiando sus políticas y elaborando acuerdos para satisfacer a estos clientes y su demanda de energías limpias. "Tenemos la capacidad de modificar el mercado", ha explicado a USA Today Michael Terrel, jefe de Google Energy Policy. Estas prácticas han llegado incluso a estados carboníferos como Virginia.

Las tecnológicas no han sido las únicas. Otras compañías, como Walmart, General Motors o Budweiser, se han sumado al consumo de fuentes de energía renovables.  Esto ha provocado que la industria del carbón perdiese relevancia en la cesta energética estadounidense desde 2008.

Aún así, la batalla la lideran por el momento Google y Amazon, las dos principales empresas en consumo de energías renovables. Esto generará nuevos modelos independientemente de las ayudas del gobierno con la sostenibilidad como impulso principal, según apunta la analista de New Energy Finance, Kyle Harrison, en una entrevista con Bloomberg.

Según esta publicación, Amazon ha comprado más de 1,22 gigavatios de energía verde de Estados Unidos. A esta empresa solo se supera Google Alphabet Inc, con 1,85 gigavatios. El gigante del comercio electrónico inauguró el pasado octubre una granja eólica en Texas con 253 megavatios de potencia.

"Algunos directivos quieren establecer un objetivo para disminuir la huella de carbono en sus empresas", según ha explicado al medio estadounidense el presidente y director general de operaciones de Appalachian Power, Chris Beam. La compañía energética genera hasta el 61% de la electricidad que produce con la combustión del carbón, y el 5% de la energía solar y eólica. Beam espera dar un giro a su estrategia y que en 2031 la proporción sea de 51% carbón y 25% energías renovables.

Las grandes tecnológicas que están ejerciendo presión a sus proveedores para que se vuelvan verdes.Otro ejemplo es el de Apple pues el 100% de la electricidad que utiliza para sus instalaciones y centros de datos proviene de fuentes renovables y, además, dos docenas de proveedores se han comprometido con el 100% de energías renovables. 

Vista la situación, las grandes empresas de energía están cambiando sus políticas para captar los largos contratos con las empresas de tecnología. Hace tres años, Amazon quería construir un nuevo centro de datos en el norte de Virginia que funcionara solo con energía solar o eólica. 

Por su parte, Microsoft anunció el mes pasado que comprará electricidad de una matriz solar gigante de Virginia. La operación se convertirá en la mayor compra de energía solar de los Estados Unidos y duplicará la capacidad de energía solar del estado. Además, Microsoft comprará 315 megavatios de los 500 que producirá una instalación solar al suroeste de Wasghington D.D. que empezará a funcionar en 2019. Así, la compra total de energía renovable de Microsoft en todo el mundo ascenderá a 1,2 gigavatios. 

Lección aprendida con Greenpeace

Greenpeace fue la responsable de inclinar la balanza energética de las tecnológicas con un informe publicado en 2011 en el que se hacía un llamamiento a los centros de datos, grandes consumidores de electricidad no renovable. El mensaje caló entre las empresas tecnológicas. 

Las compañías tecnológicas han pagado de buena gana la energía verde porque va en línea con los objetivos que defiende, señala Dominions Morgan según recoge la publicación. 

Los centros de datos que almacenan los servidores de iCloud y Google Photos utilizan el 1,8% de la energía producida en los Estados Unidos, según Arman Shehabi, autor de un informe del Laboratorio Nacional Lawrence Berkeley 2016 sobre el uso de energía en los centros de datos. 

Aproximadamente el 50% de la inversión en energía renovable en Estados Unidos procede ya de las compañías tecnológicas, la mayor de todos los segmentos de mercado, apuntó el vicepresidente de Schneider Electric,John Hoekstra.

Islandia, el paraíso de los centros de datos

Islandia también está viendo su estabilidad medioambiental comprometida por la alta demanda energética de los centros de datos que han visto en el país el lugar idóneo en el que establecerse. Los países cercanos a la zona Ártica han intentado atraer a los centros de datos y convertirse en enclave de su localización, según un artículo en The Wall Street Journal. Y ejemplo de ello es Facebook que abrió su primer centro de datos en Suecia en 2015. 

Se estima que en 2030 los centros de datos  así como las actividades relacionadas con internet requerirán más energía que la propia China y esta zona del mundo representa una de las zonas con la energía más barata del mundo así como refrigeración gratuita. 

Los centros de datos han contribuido a la economía de Islandia con cientos de miles de millones de dólares, tal y como apunta un estudio de marzo de KPMG y ha implicado la creación de más de 1.000 puestos de trabajo. Con todo, el gobierno del país está preocupado por el impacto medioambiental y paisajístico que la instalación de estos centros de datos podría tener.

Walmart y Budweiser también juegan

Otras grandes empresas se han sumado a la ola de las renovables, como Walmart que se ha comprometido a ser 100% renovable. La empresa obtiene el 28% de la energía que utiliza globalmente de fuentes renovables y su objetivo es alcanzar el 50% en 2025. 

Por su parte, Budweiser quiere usar fuentes 100% renovables en 2025 mientras que General Motors se ha marcado 2050. "Las compañías vienen y nos dicen 'si quieres que estemos aquí tienes que darnos acceso a energía limpia'", ha apuntado el director de energía renovable de la Fundación World Wildlife, Bryn Baker. 

Te puede interesar