Los fabricantes de automóviles piden al Gobierno medidas contundentes y rápidas para que España cumpla sus objetivos de electrificación: "Hemos perdido 2 años y no podemos perder más tiempo"

Técnicos trabajando en la línea de producción de modelos de coches eléctricos del Grupo Volkswagen

REUTERS/Matthias Rietschel

  • La Asociación de Nacional de Fabricantes de Automóviles y Camiones (Anfac) ha presentado su hoja de ruta para la industria en España hasta 2025. 
  • El objetivo es avanzar en la electrificación. “No valen medidas cosméticas, necesitamos que sean de calado para no quedarnos atrás”, defienden desde la patronal, que pone la pelota en el tejado del Gobierno. 
  • La industria automovilística es responsable del 10% del PIB español y del 18% de las exportaciones.

Wayne Griffiths, presidente la Asociación Nacional de Fabricantes de Automóviles y Camiones (Anfac) ha presentado la hoja de ruta para la industria automovilística en España hasta 2025. Un plan a corto plazo que pretende avanzar en la electrificación del mercado. 

Para la patronal, la pelota está en el tejado del Gobierno. Griffiths asegura que los fabricantes apoyan la decisión europea de prohibir la venta de vehículos de combustión en 2035, pero se muestra convencido de que este anuncio quedará en papel mojado sin una implicación gubernamental: "Si no se venden coches electrificados, para qué los vamos a fabricar en España".

"Un mercado que ha quedado por debajo del millón de ventas y en el que solo un 10% de los vehículos en circulación son electrificados no puede ser referente en electrificación", ha subrayado el presidente de Anfac.

Wayne Griffiths, presidente de Seat y de la patronal Anfac.

"Los fabricantes hemos hecho nuestros deberes; hemos perdido 2 años y no podemos perder más tiempo", ha sentenciado Griffiths. 

En respuesta a esa necesidad de acortar los plazos, los fabricantes han elaborado una hoja de ruta 2023-2025 que, en parte, replica las medidas adoptadas por otros países europeos que, a su juicio, deben ser un ejemplo a seguir. Esta se basa en 3 pilares:

Planes de ayudas

Aunque defienden la "libertad del ciudadano para elegir su medio de movilidad", desde Anfac piden "ayudas que impulsen al consumidor a dar el salto a la electromovilidad". Los fabricantes piden cambios en los planes de ayudas a la compra de vehículos eléctricos (Plan Moves), que están limitando su eficacia. 

Que la recepción de la ayuda sea inmediata es la primera petición: "El descuento se debe aplicar en el momento de la compra, no varios meses después". Además, solicitan que se retire la obligación de tributar las ayudas, ya que esto reduce el atractivo de los planes.

Por último, piden un Plan Moves centralizado o, al menos, mejor coordinado. "El hecho de que haya 17 planes Moves para turismos y comerciales y otros 17 para vehículos pesados ha hecho muy complejo el proceso", argumentan.

Reforma fiscal integral

Desde Anfac piden "medidas de calado" y una de las más contundes tiene fecha de implantación. Para 2024, los fabricantes piden que se lleve a cabo una reforma fiscal integral del tratamiento del automóvil.

Antes, como "medidas inexcusables para 2023" exigen mejoras en el tratamiento del IVA para empresas y autónomos; además, de mejoras en los impuestos de sociedades y el IRPF que deben asumir las empresas que apuestan por la electrificación de sus flotas.

Infraestructuras de recarga

Un punto de recarga del coche eléctrico dentro de una gasolinera.

Desde Anfac califican la situación de la infraestructura de recarga para vehículos eléctrico como "un asunto de Estado".

Por eso, piden todas las medidas fiscales pensadas para impulsar la compra de vehículos electrificados tengan réplica en la instalación de cargadores en espacios privados. Abogan también por la interoperabilidad en el pago.

Potenciar la recarga de alta potencia, simplificar los trámites, reducir los plazos a menos de la mitad y la declaración de interés general de los puntos de carga rápida en carretera son algunas de las soluciones planteadas.

Objetivos no cumplidos

En 2022, se matricularon en España 78.239 vehículos eléctricos, una cifra muy inferior a las 120.000 unidades que había fijado el sector como necesarias para alcanzar el objetivo de reducción de emisiones.

Lo mismo ha sucedido con la red de recarga. "Estamos a años luz de los 310.000 postes que se prevén para 2030", afirman desde Anfac. Y los datos avalan su argumento: a cierre de 2022, había en España 17.000 puntos de recarga, frente a los 45.000 previstos. El 80% de ellos son de baja potencia.

Cambios en el Perte VEC 2023

Preguntado por los cambios anunciados para el Perte VEC 2023, Wayne Griffiths ha valorado positivamente la ampliación del plazo de ejecución de los proyectos hasta 2026 pero considera que puede ser insuficiente. 

"Sería bueno que se pudiera alargar hasta 2028, ya que incluso en 2026 estaríamos demasiado cerca", afirma. 

    Etiquetas:

Te recomendamos