Así ha cambiado la moda para ir a trabajar desde 1950 hasta la actualidad

Work clothes for both men and women have certainly changed a lot since the 1950s.
Work clothes for both men and women have certainly changed a lot since the 1950s.
Shayanne Gal/Business Insider

Shayanne Gal/Business Insider

  •  La ropa para ir a trabajar ha cambiado mucho a lo largo de los años.
  • El estilo en general se ha vuelto menos formal desde la década de 1950.
  • Así es como se han vestido los empleados de oficina a través de las décadas.

¿Por qué la gente ya no se arregla para el trabajo?

Es una pregunta que sin duda ha aparecido en la mente de muchos fashionistas de la moda en el ámbito del trabajo, — sin mencionar todas las camisas con gemelos propias de un atracón de Mad Men.

La respuesta corta... es complicada. Incluso hoy en día, los grados de formalidad sartorial tienden a variar entre industrias, empresas y roles. Y los estilos en el lugar de trabajo también pueden cambiar diariamente de forma individual. Incluso si se usa habitualmente un atuendo casual para la empresa, lo más probable es que tendamos a arreglarnos para una presentación profesional en la sala de juntas.

Leer más: 13 prendas de ropa que no deberías ponerte para ir al trabajo en verano


Básicamente, la moda es una cosa en constante evolución, específica del contexto y altamente personal. Pero, ¿qué explica el hecho de que muchas industrias y compañías se hayan inclinado hacia la informalidad desde la década de 1970?

Para descubrir cómo y por qué la moda en el lugar de trabajo se ha transformado en este siglo, echemos un vistazo al pasado.

A mediados del siglo XX muchas oficinas esperaban que sus empleados se adhirieran a lo que los trabajadores modernos considerarían una apariencia formal

George Marks / Stringer / Getty Images

George Marks / Stringer / Getty Images

Fuente: The Atlantic, Psychology Today

Las empresas en aquel entonces estaban más 'orientadas a los procesos' que ' orientadas a los resultados' como las compañías actuales, según The Atlantic.

Three Lions / Stringer / Getty Images

Three Lions / Stringer / Getty Images

Fuente: The Atlantic, Psychology Today

Las organizaciones orientadas a resultados se preocupan por ... bueno, los resultados. Según Psychology Today, las empresas orientadas a procesos están en cambio 'preocupadas por la forma en que se produce el éxito' 

Take a look back in time.Take a look back in time.
Take a look back in time.
George Marks / Retrofile / Getty Images

George Marks / Retrofile / Getty Images

Fuente: The Atlantic, Psychology Today

En lo que respecta a la moda en el lugar de trabajo, hoy en día muchos jefes están encantados siempre y cuando se trabaje. Se preocupan un poco menos por lo que se lleva puesto mientras que el trabajo se realice

Bruce Mozert / Stringer / Getty Images

Bruce Mozert / Stringer / Getty Images

Fuente: The Atlantic, Psychology Today

En cambio en la década de 1950 se esperaba que un empleado se vistiera de una manera específica en un entorno profesional

George Marks / Stringer / Getty Images

George Marks / Stringer / Getty Images

Fuente: The Atlantic, Psychology Today

Entonces, cómo vistieron exactamente nuestros abotonados antepasados oficinistas para trabajar en la década de 1950 y principios de 1960

Douglas Grundy / Stringer / Getty Images

Douglas Grundy / Stringer / Getty Images

Fuente: The Atlantic

En términos generales, los hombres lucían traje, corbata y abrigo. 'Los trajes oscuros, las camisas blancas, las corbatas oscuras y los bolsillos cuadrados blancos no solo dominaban, —eran prácticamente un requisito en los negocios', describe GQ

George Marks / Stringer / Getty Images

George Marks / Stringer / Getty Images

Fuente: The Atlantic, GQ

Y no hay que olvidar los sombreros. Los sombreros eran una necesidad para los hombres imparables. 'Independientemente de lo que llevara, un hombre vestido en la década de 1950 todavía tenía que ponerse un sombrero', escribieron William H. Young y Nancy K. Young en el libro Los años cincuenta

Three Lions / Stringer / Getty Images

Three Lions / Stringer / Getty Images

Fuente: "The 1950s"

En el transcurso de la década, los trajes de los hombres se transformaron de ajustes más holgados a un 'estilo más entallado', según el blog de moda histórico Vintage Dancer

George Marks / Retrofile / Getty Images

George Marks / Retrofile / Getty Images

Fuente: Esquire, Vintage Dancer

Mientras tanto, en lo que respecta a las mujeres profesionales, de acuerdo a los escrito por los Young, estas solían llevar 'trajes de lana a medida sobre blusas de seda'. Los vestidos también eran una opción para la oficina. La apariencia estándar se completaba con medias o calcetines, así como con zapatos 'de tacón fino'

George Marks / Stringer / Getty Images

George Marks / Stringer / Getty Images

Fuente: Mashable, The 1950s, Mic

Por supuesto, mientras que la década de 1950 a menudo se recuerda como una época de conformidad cultural estricta y generalizada, no todos los lugares de trabajo eran tan exigentes sobre los códigos de vestimenta

AP Images

AP Images

Fuente: Mashable, The 1950s

Al igual que hoy, la edad, el rol, el lugar de trabajo y las preferencias personales de una persona influían en la forma en que se vestía en el trabajo

Keystone / Stringer / Getty Images

Keystone / Stringer / Getty Images

Fuente: Mashable, The 1950s

Y, aunque la década siguiente trajo la transformación cultural, la agitación social y los hippies, los cambios significativos en la moda en el lugar de trabajo no sucedieron de la noche a la mañana

Hulton Archive / Getty Images

Hulton Archive / Getty Images

Fuente: Time

El comienzo de la década de 1960 fue testigo de como muchos estadounidenses comenzaron a fijarse en la Casa Blanca en lo relativo a cómo vestirse. La administración Kennedy, — con su pija Pareja Presidencial— , terminaría influyendo en la moda de la época

Hulton Archive / Getty Images

Hulton Archive / Getty Images

Fuente: Esquire, Los Angeles Times, Time

 La moda para hombres ha sido tradicionalmente más conservadora y ha estado menos sujeta a cambios, —especialmente cuando se trata de vestimenta de negocios. Pero los trajes siguieron estrechándose a lo largo de la década

Evening Standard / Stringer / Getty Images

Evening Standard / Stringer / Getty Images

Fuente: Mashable, Vintage Dancer

Las corbatas se volvieron cada vez más finas

R. Powell / Stringer / Getty Images

R. Powell / Stringer / Getty Images

Fuente: Mashable, Vintage Dancer

En el transcurso de la década de 1960, la moda en la oficina para la mujer sufriría cambios sutiles y obvios. Lola Cherson, que trabajó en publicidad en la década de 1960, le dijo a The Atlantic: 'En aquel entonces, vestíamos bonitos vestidos' 

Keystone / Stringer / Getty Images

Keystone / Stringer / Getty Images

Fuente: The Atlantic

Agregaba que las mujeres se revisaban constantemente para asegurarse de que las costuras en sus medias estuvieran rectas. Los pantalones en el lugar de trabajo eran aún poco frecuentes para ellas, aunque cada vez eran más populares fuera de la oficina 

John Pratt / Stringer / Getty Images

John Pratt / Stringer / Getty Images

Fuente: Fashion Fads Through American History, The 1960s, The Atlantic

Una tendencia de la moda en particular adquirió un significado especial para las mujeres orientadas a una carrera profesional. Las blusas con lazo fueron vistas como un equivalente a la apariencia tradicional masculina de traje y corbata. Como dijo la exCEO de Hewlett-Packard, Meg Whitman, a PBS: "Fue nuestro intento de ser femeninas, para encajar en lo que entonces era un mundo masculino". 

Chaloner Woods / Stringer / Getty Images

Chaloner Woods / Stringer / Getty Images

Fuente: Mic, PBS

 La década de 1960 pudo haber experimentado algunos cambios importantes, pero el retroceso de la formalidad realmente comenzó a desbordarse en la década de 1970, cuando la moda se apoderó de todo el país

Monti Spry / Stringer / Getty Images

Monti Spry / Stringer / Getty Images

Fuente: The New York Times

Por supuesto, el código de vestimenta que prevalecía en un lugar de trabajo específico todavía dependía en gran medida de la naturaleza del lugar de trabajo en sí. Hubiéramos notado grandes diferencias entre, digamos, cómo la gente se vestía en una redacción y cómo lo hacía en un banco

Evening Standard / Hulton Archive / Getty Images

Evening Standard / Hulton Archive / Getty Images

Sounds: The New York Times, Business Insider

Pero la transformación fue radical, al menos en algunas industrias. El cabello largo gradualmente se volvió más aceptable en los hombres ...

Stan Meagher / Stringer / Getty Images

Stan Meagher / Stringer / Getty Images

Fuente: Hair-and-Makeup.com

... y la barba se conviritó en algo cada vez más habitual

Evening Standard / Stringer / Getty Images

Evening Standard / Stringer / Getty Images

Fuente: Hair-and-Makeup.com

Esquire ha descrito la década de 1970 como el advenimiento de la 'revolución del pavo real' y la 'cultura de los cuellos sueltos' para los trabajadores

D. Morrison / Stringer / Getty Images

D. Morrison / Stringer / Getty Images

Fuente: Esquire

Mientras tanto, más y más mujeres comenzaron a cambiar sus faldas y vestidos por pantalones en el lugar de trabajo

London Evening Standard / Getty Images

London Evening Standard / Getty Images

Fuente: Stuff Mom Never Told You

Muchos jefes continuaron implementando códigos de vestimenta, pero según The Atlantic, 'infracciones a menudo ignoradas erosionaron la santidad de cualquier política de arriba hacia abajo'

Keystone / Stringer / Getty Images

Keystone / Stringer / Getty Images

Fuente: Mashable, The Atlantic

Como resultado, el estilo en el lugar de trabajo comenzó a reflejar lo cotidiano, muy lejos de las modas hacia las que las personas se sentían atraídas

Hulton Archive / Stringer / Getty Images

Hulton Archive / Stringer / Getty Images

Fuente: Mashable, The Atlantic

La década de 1980 llevó las tendencias de la moda en el lugar de trabajo a varios nuevos extremos. Un desarrollo no sorprendente, dada la inclinación de esos años por las grandes permanentes, prendas con incrustaciones de lentejuelas y colores brillantes 

Mike Powell / Getty Images

Mike Powell / Getty Images

Fuente: Newsweek, Harper's Bazaar

En el mundo de los trajes, los hombros anchos, los patrones arriesgados y las 'corbatas poderosas' gobernaron el día a día, según Esquire

Lionsgate Films / Youtube

Lionsgate Films / Youtube

Fuente: Esquire

Las mujeres en el lugar de trabajo optaron por lo que Newsweek describió como un 'estilo masculino exagerado en el vestir', cuyo epítome más famoso fue las hombreras. Los tacones altos también permitieron que las mujeres trataran de compensar las diferencias de altura con sus colegas masculinos

Evening Standard / Stringer / Getty Images

Evening Standard / Stringer / Getty Images

Fuente: The Atlantic, Newsweek, The Atlantic

La tendencia del 'poder de la vestimenta' en las mujeres se prolongó hasta la década de 1990, pero 'el poder del traje', comenzaba a relajarse según Mic. El traje pantalón se hizo cada vez más popular, al igual que los zapatos de tacón bajo

Wally Santana/AP Images

Wally Santana/AP Images

Fuente: Mic

Otra tendencia que se prolongó desde la década de 1980 fue el aumento de lo que podría llamarse un outfit casual para los negocios. Atlantic definió la reiteración inicial de este estilo como una combinación de 'pantalones caqui, zapatos cómodos y camisas con cuello abotonado' y marcó a Silicon Valley como su lugar de nacimiento

Pascal Rondeau / Getty Images

Pascal Rondeau / Getty Images

Fuente: The Atlantic

Silicon Valley demostró ser el caldo de cultivo perfecto para la revolución casual, según The Atlantic, dado su interés en 'descartar normas y celebrar el incumplimiento de las reglas'. El look se generalizó en la década de 1990

Getty Images

Getty Images

Fuente: The Atlantic

Para los profesionales que se aferraron a un aspecto más formal, Esquire ha dicho que los trajes de los noventa comenzaron con una 'silueta ancha y holgada' que se transformó en 'un perfil de traje más estrecho' a principios de la década de 2000

Chris Hondros / Getty Images

Chris Hondros / Getty Images

Fuente: Esquire, The Atlantic

Y, como siempre, los códigos de vestimenta en el lugar de trabajo continuaron fracturándose en todas las industrias, en términos de formalidad. A lo largo de la década de 2000, 'la imagen corporativa y los deseos de los empleados ayudaron a definir quién era casual y cuándo', según The Atlantic

Chris Hondros / Getty Images

Chris Hondros / Getty Images

Fuente: Esquire, The Atlantic

Hoy en día, los sectores de las finanzas, el derecho y la contabilidad tienden a requerir modos conservadores y tradicionales de vestir ... 

Gorodenkoff/Shutterstock

Gorodenkoff/Shutterstock

Fuente: Business Insider

... mientras que las profesiones creativas y orientadas a la tecnología son a menudo más flexibles. Pero, de cualquier manera, ya no es impensable ver una o dos camisetas en la oficina

GaudiLab/Shutterstock

GaudiLab/Shutterstock

Fuente: Business Insider

Y, con el 70% de los profesionales trabajando a distancia al menos una vez a la semana, según la corporación mundial de trabajo IWG, los empleados están preparados para continuar desafiando los límites de la vestimenta de trabajo. Después de todo, nadie va a ver que estás usando pijama

InnerVisionPRO/Shutterstock

InnerVisionPRO/Shutterstock

Fuente: FlexJobs, Cision

LEER TAMBIÉN: Esta revolucionaria lavadora puede lavar la ropa sin electricidad

LEER TAMBIÉN: Dos firmas españolas entre las 10 marcas de ropa más valiosas del mundo

VER AHORA: Los 4 consejos del CEO de LinkedIn España para buscar trabajo en tiempos de coronavirus

    Más:

  1. Moda
  2. Trabajo
  3. Listas