IA y ChatGPT son “satánicas” y “un arma contra la mente de la gente” construida por los “demonios de Silicon Valley”, según el CEO de Gab, red social de extrema derecha

Cheryl Teh
| Traducido por: 
El CEO de Gab, Andrew Torba, acusa a ChatGPT de ser "satánica".
El CEO de Gab, Andrew Torba, acusa a ChatGPT de ser "satánica".

artpartner-images via Getty Images; CFOTO/Future Publishing via Getty Images/Business Insider

  • El consejero delegado de la red social de extrema derecha Gab quiere construir una inteligencia artificial (IA) explícitamente cristiana.
  • Andrew Torba acusa a ChatGPT de ser "satánica" y aboga por una IA construida "para la gloria de Dios".
  • ChatGPT no pretende tener ninguna creencia, y responde a Business Insider que no se considera satánica.

Andrew Torba, consejero delegado de la red social de extrema derecha Gab, afirma que ChatGPT es "satánica" y que los cristianos necesitan en su lugar construir una IA que glorifique a Dios.

Torba ha escrito un artículo titulado "Los cristianos deben entrar en la carrera armamentista de la IA", en el que detallaba las muchas maneras en que los cristianos deberían luchar contra la inteligencia artificial.

El artículo ha sido publicado el 27 de enero y contiene la afirmación audaz y sin fundamento de que cada sistema de IA —incluyendo ChatGPT, de OpenAI— está "sesgado con una visión del mundo liberal/globalista/talmúdica/satánica".

OpenAI afirma que ChatGPT no pretende favorecer a ningún grupo ni tener creencias propias y que lo ha modelado para intentar evitar temas "peliagudos".

No obstante, OpenAI ha admitido que existen algunos sesgos y ha declarado que está trabajando para solucionarlos. Business Insider ha preguntado a ChatGPT si cree que es satánica, a lo que ha respondido que no.

'Business Insider' ha preguntado a ChatGPT si es satánica, y esta ha sido su respuesta.
'Business Insider' ha preguntado a ChatGPT si es satánica, y esta ha sido su respuesta.

Screenshot/ChatGPT/Business Insider

["No, no soy satánica. Soy un modelo de inteligencia artificial creado por OpenAI, y no tengo creencias ni afiliaciones de ningún tipo. Mi propósito es ayudar y comunicarme con los usuarios de forma útil e informativa."]

En su artículo, Torba se preguntaba: "Si el enemigo va a utilizar esta tecnología para el mal, ¿no deberíamos estar nosotros en la base construyendo una para el bien?". (OpenAI afirma que ChatGPT está pensado para beneficiar a "toda la humanidad").

"Si no construimos y ganamos terreno ahora, nuestros enemigos dominarán esta poderosa herramienta y la usarán para el mal", añade Torba, quien califica la IA como "un arma contra la mente de la gente" construida por los "demonios de Silicon Valley".

"Tenemos que construir la IA para la gloria de Dios", concluye.

Torba también sostiene en su artículo que "ninguna empresa" aparte de Gab está en condiciones de crear una IA cristiana, y cita lo que, según él, es la defensa de la libertad de expresión por parte de la empresa.

Hemos entrado en Gab, la red social que se postula como alternativa a Parler, y también está llena de desinformación y mensajes de odio

Los representantes de OpenAI no han respondido inmediatamente a una solicitud de comentarios por parte de Business Insider. Este medio ha preguntado a ChatGPT qué piensa del artículo de Torba, quien ha contestado que está "equivocado". 

"El desarrollo de la IA es un campo complejo e interdisciplinar que requiere conocimientos en diversas áreas, como la informática, las matemáticas y la ingeniería. No está claro cómo ser cristiano, o adherirse a los valores cristianos, daría a alguien una ventaja en el desarrollo de sistemas de IA", explica ChatGPT a Business Insider.

ChatGPT también señala que la idea de Torba de que los cristianos deberían entrar en una carrera armamentística "parece antitética a las enseñanzas cristianas de paz, amor y no violencia".

"En lugar de centrarnos en construir mejores armas, sería más productivo centrarnos en crear sistemas de IA que promuevan el florecimiento humano, independientemente de las creencias religiosas de cada uno", contrapone ChatGPT.

Cabe señalar que no hay pruebas de que Gab tenga los conocimientos necesarios para construir una IA. 

"Así debería ser internet": cómo una plataforma pionera está desintoxicando las redes sociales

De hecho, su tecnología ha sido cuestionada en ocasiones: en febrero de 2021 fue objeto de un pirateo masivo que expuso los datos personales y la contraseña del expresidente de Estados Unidos Donald Trump. Gab admitió que se produjo la filtración de datos, pero la achacó a "hackers demoníacos".

Desde su lanzamiento en 2016, Gab también ha sido acusado de difundir discursos de odio por empresas como Apple y Microsoft. En 2016, Apple bloqueó la app de Gab por contenido pornográfico e incitación al odio. En 2017, Gab también fue prohibida en Google Play Store. Posteriormente, en 2018, Microsoft amenazó con eliminar Gab de su servicio de computación en la nube Azure después de que se difundieran en la plataforma publicaciones antisemitas que pedían "venganza" contra los judíos.

No está claro si Gab tiene planes serios para el proyecto en cuestión. Torba pide en su post que "un ingeniero con experiencia en IA" se ponga en contacto con la empresa por correo electrónico para solicitar un puesto.

Torba no ha respondido inmediatamente a la solicitud de comentarios por parte de Business Insider.

Conoce cómo trabajamos en Business Insider.