Pasar al contenido principal

Una columnista estadounidense acusa a Trump de abusar sexualmente de ella en un probador a mediados de los 90

E. Jean Carroll en 2004.
E. Jean Carroll en 2004. Michael Stuparyk/Getty Images
  • La columnista de New York Magazine E. Jean Carroll ha acusado al presidente de EEUU, Donald Trump, de abusar sexualmente de ella en el probador de una tienda a mediados de los 90.
  • Así lo ha publicado en la revista este viernes, como un extracto de su nuevo libro, What Do We Need Men For? (¿Para qué necesitamos a los hombres?).
  • Carroll asegura que conoció a Trump en Bergdorf Goodman, una tienda de lujo en Manhattan, y aceptó ayudarlo a seleccionar un regalo para una chica después de que este le pidiera consejo.
  • Y ha escrito que Trump abusó violentamente de ella tras entrar con él en un probador de la tienda, llegando a penetrarla.
  • Descubre más historias en Business Insider España.

La columnista E. Jean Carroll ha acusado al presidente de EEUU, Donald Trump, de abusar sexualmente de ella en el probador de una tienda a mediados de los 90.

(Utilizamos el término "abuso sexual" y no "violación" porque es el que usa Carroll, a pesar de que la situación que describe estaría tipificada como violación).

La acusación ha sido publicada este viernes en la revista New York como un extracto de su nuevo libro, What Do We Need Men For? (¿Para qué necesitamos a los hombres?).

Carroll asegura que conoció a Trump en Bergdorf Goodman, una tienda de lujo en Manhattan, y que aceptó ayudarlo a seleccionar un regalo para una chica después de que este le pidiera consejo. 

Después, Trump la atacó tras entrar con ella en un probador de la tienda.

"En cuanto se cierra la puerta del probador, se abalanza sobre mí, me empuja contra la pared, me golpea muy fuerte la cabeza y pone su boca contra mis labios", ha relatado. 

"Un segundo después, aún con su ropa del trabajo, camisa, corbata, chaqueta de traje, abrigo, se abre el abrigo, se baja los pantalones y, forzando sus dedos alrededor de mi intimidad, introduce su pene a la mitad (o del todo, no estoy segura), dentro de mí. Se convierte en una batalla enorme".

Carroll ha asegurado que luchó físicamente contra Trump y que huyó de la escena del encuentro, que duró "no más de tres minutos".

"Trato de pisarle el pie. Trato de empujarlo con una mano libre (por alguna razón, sigo agarrando mi bolso con la otra) y al final subo una rodilla lo suficientemente alto como para empujarlo hacia afuera y me doy la vuelta, abro la puerta y salgo corriendo del probador", ha publicado.

Carroll ha apuntado que en ese momento contó lo sucedido a dos amigas, ambas periodistas, aunque no ha revelado sus nombres. Ambas han confirmado a la revista New York que tuvieron estas conversaciones con Carroll. 

La Casa Blanca ha negado las acusaciones de Carroll en declaraciones a la revista New York.

"Esta es una historia completamente falsa y poco realista que ha aparecido 25 años después de que presuntamente tuviera lugar y ha sido creada solo para hacer quedar mal al presidente", han asegurado.

Carroll ha relatado que no lo ha contado públicamente hasta ahora porque temía a Trump y al dolor de que la llamaran mentirosa.

"Recibir amenazas de muerte, ser expulsada de mi casa, ser despedida, ser arrastrada por el barro y unirse a las 15 mujeres que se han presentado con historias creíbles sobre cómo el hombre las agarró, acosó, menospreció, maltrató, abusó de ellas y las agredió, sólo para ver al hombre darles la vuelta, negarlas, amenazarlas y atacarlas, nunca pareció muy divertido", ha escrito.

"Además, soy una cobarde."

La acusación de Carroll es la más grave por la conducta sexual del presidente que se ha efectuado contra Trump, aparte de 1990 de Ivana Trump, que aseguró que Trump la violó en un ataque de rabia en 1989. Más tarde, Ivana modificó su descripción del incidente.

"Me referí a esto como una 'violación', pero no quiero que mis palabras sean interpretadas en un sentido literal o criminal", aseguró después, en declaraciones en 1993.

Por lo menos otras 23 mujeres han acusado a Trump de conducta sexual inapropiada, incluyendo agresión, desde la década de 1970.

Trump ha negado todas las acusaciones, llamando a las mujeres "mentirosas".

Y además