Esta carta perdida escrita por Einstein en 1949 anticipaba que los humanos descubriríamos el "superpoder" de los animales para ver el campo magnético

Pájaros

Soumadeep Das/Pexels

  • Einstein ya creía hace décadas que los animales poseen supersentidos que acabaríamos descubriendo, tal y como revela su correspondencia con el ingeniero Glyn Davys en 1949.
  • Años después se ha demostrado que los pájaros pueden detectar el campo magnético de la Tierra a través de los ojos, mientras que las abejas lo sienten a través de su abdomen. 
  • Descubre más historias en Business Insider España.

Ha salido a la luz una carta perdida del físico alemán al ingeniero Glyn Davys en 1949, convertida en toda una profecía de Einstein sobre los supersentidos de los animales

La investigación original del ingeniero se ha extraviado, pero por la respuesta de Einstein se deduce que se encontraba profundizando sobre la aguda percepción animal y sus mecanismos para detectar el campo magnético de la Tierra. 

En la carta Einstein especulaba sobre que investigar el comportamiento de palomas mensajeras y aves migratorias podría hacernos comprender procesos físicos desconocidos.

Carta de Einstein

Dyer et al., J Comp Physiol A, 2021

Casi 7 décadas después se ha avanzado mucho en este campo tan sorprendente. Tal y como explican desde Computer Hoy, biólogos y científicos han averiguado que las aves son capaces de sentir el campo magnético gracias a fotorreceptores especiales en sus ojos, sensibles a cambios sutiles y que les permiten completar larguísimos viajes migratorios sin perderse. 

Pero no son los únicos animales dotados de este superpoder: tortugas marinas, abejas o perros también pueden sentir el campo magnético terrestre. Y no únicamente a través de los ojos, sino de otras partes del cuerpo como el abdomen. 

17 animales que han batido récords a nivel mundial

Lo más alucinante es que apenas sin datos disponibles en aquel momento, la corazonada de Einstein estaba en lo cierto. Cuando escribió su profecía, ya habían echado a andar tecnologías como los radares, mientras que apenas se acababa de descubrir la ecolocalización de murciélagos. 

Una fuente de conocimiento pudo encender la chispa de su predicción: medio año antes de la escritura del documento, Einstein asistió en la Universidad de Princeton a la ponencia de Karl von Frisch, quien recientemente descubrió que las abejas navegan usando los patrones de polarización de la luz.

"Es sorprendente que Einstein concibiera esta posibilidad, décadas antes de que la evidencia empírica revelara que varios animales pueden percibir campos magnéticos y utilizar dicha información para la navegación", escriben investigadores de la Universidad Hebrea de Jerusalén, lugar al que fue donada la carta hace poco, tal y como muestra Science Alert.

El estudio completo aparece recogido en el Journal of Comparative Physiology A.

Otros artículos interesantes:

15 frases de Albert Einstein que muestran la mente de un auténtico genio

La última investigación de Stephen Hawking podría ayudar a encontrar evidencias de universos paralelos

Así saltan los virus desde los animales hasta los seres humanos

Te recomendamos

Y además