Pasar al contenido principal

José Miguel Aparicio, director general de Audi España: "El Gobierno debe ser consciente del papel que tiene en la consolidación del vehículo eléctrico para reducir el sobreprecio que implica la tecnología"

José Miguel Aparicio, director General de Audi España.
  • Audi es un fabricante de automóviles alemán. Desde 1965 pertenece al Grupo Volkswagen. Su nombre viene de la traducción al latín del apellido de su fundador, Horch, que significa 'oye' o 'escucha'.
  • Dentro del sector del automóvil, Audi siempre se ha posicionado en el segmento premium y sus modelos se asocian a la última tecnología y al diseño deportivo. Durante 25 años consecutivos ha sido la marca premium más vendida en España. 
  • José Miguel Aparicio es el director general de Audi en España. Ocupó el mismo cargo en Skoda tras haber pasado también por Seat y Ford en puestos de marketing y ventas. Recibió el Premio CEO Insider de Business Insider en los últimos premios de motor de Axel Springer España.
  • Descubre más historias en Business Insider España.

En un momento de transformación profunda del sector, y de mayúsculos retos futuros, es interesante ver cómo se posiciona una marca como Audi, tradicional líder en el segmento premiumMantener la esencia atractiva de la marca, y a la vez adaptarse a los nuevos sistemas de propulsión —que priman menos la deportividad— y a la experiencia del coche autónomo, no parece una tarea fácil. Sin embargo, la estrategia de la marca, como sucede dentro del Grupo Volkswagen, no deja lugar a dudas. Y los objetivos no pueden ser más ambiciosos: que el 25% de las ventas totales en 2025 sean coches eléctricos.

La venta de coches va a caer ligeramente este año en España (las matriculaciones bajaron un 4,29% hasta noviembre respecto a 2018) y en el segmento premium más que en el generalista. Sin embargo, Audi va a acabar como co-líder junto a Mercedes dentro de su segmento, tras haber sido la marca número 1 en España durante 25 años consecutivos. Hace pocos días, los jugadores del Real Madrid recogieron su Audi, en el marco de un acuerdo de patrocinio que se remonta a 2003.

José Miguel Aparicio lleva ya 16 años en la industria del motor y, a pesar de este momento de incertidumbre en el sector, se muestra optimista. Y también contento tras el reconocimiento por parte de Business Insider en los premios motor de Axel Springer como CEO Insider de 2019. Aunque, como él mismo dijo al recibirlo, "no creo que lo merezca especialmente viendo los grandes profesionales que hay en esta industria".

José Miguel Aparicio, director General de Audi España.

El papel de Audi en la nueva etapa del sector

Audi ha sido protagonista este año con varios lanzamientos importantes. ¿Cómo calificarías este 2019 para la compañía?

Es un ejercicio en el que Audi ha culminado la renovación de su gama de productos. Y no solamente su catálogo, sino también la estructura de decisión en la compañía. En estos momentos tenemos una gama de producto que, de promedio, tiene una antigüedad de 2,4 años. Esto significa que todos los modelos son prácticamente nuevos. Es una gama extensa porque vivimos en un momento en el que existen muchos nuevos segmentos. Hace unos años no había coches SUV —todocaminos—, pero es que ahora además tenemos coches eléctricos, coches híbridos enchufables, coches de gas…

Hasta ahora hemos vivido prácticamente en un plano bidimensional y ahora, de repente, nos aparece una tercera dimensión que es la tecnología de propulsión. Esto hace que gestionar todo el portfolio de producto sea mucho más complicado. Aún así, Audi lo está consiguiendo. Tenemos la oferta de producto más completa con más de 70 variantes por lo que respecta a versiones deportivas y nuevas tecnologías de propulsión.

¿Cómo está funcionando el e-tron, vuestro modelo eléctrico?

El e-tron está produciendo una transformación tanto externa como interna. En la década de 1980 empezamos con Quattro, que modeló la marca, los atributos, en lo que llamamos estar a la vanguardia. De la misma manera, ahora estamos dando un salto generacional de ese mismo concepto y de esa misma percepción. Con e-tron empieza para nosotros una nueva era en la que queremos destacar y ser referentes en electromovilidad premium. Nos hemos esforzado mucho en explicarlo a nuestros clientes. Y no sólo a nuestros clientes, sino también a los potenciales interesados.

Con e-tron empieza para nosotros una nueva era en la que queremos destacar y ser referentes en electromovilidad premium

Estamos haciendo muchas actividades y mucha comunicación para que esto suceda. Internamente también está suponiendo una transformación de la compañía porque, junto a la llegada de la electromovilidad, llega la anticipación de cómo hacer las cosas en términos de postventa, en términos de comercialización, en varios aspectos.

José Miguel Aparicio, director General de Audi España (dcha) y Manuel del Campo, CEO de Axel Springer España (izq).
José Miguel Aparicio, director General de Audi España (dcha) y Manuel del Campo, CEO de Axel Springer España (izq). JavyGo

http://www.laidea.es/

Esta cualidad premium de Audi es interesante en este nuevo contexto. ¿Se puede mantener esa experiencia de la conducción que ha convertido a Audi en un líder en el segmento premium con la llegada de los nuevos sistemas de propulsión o del coche autónomo, por el que también vais a apostar muy fuerte? 

Creo que es uno de los grandes retos. Está claro que es una de las bases sobre las que Audi ha cimentado su diferenciación. Hay que refundarlas porque prestaciones dinámicas, construcción de materiales ligeros, tecnologías de iluminación, tracción en las cuatro ruedas… Todos estos elementos han sido elementos de diferenciación tecnológica. Cuando nos planteamos el futuro, estos elementos serán otros porque influye mucho la conectividad, la eficiencia, la sostenibilidad o la autonomía extendida, y la experiencia a bordo del vehículo.

Con el caso del e-tron sí que hemos hecho algo importante. Los coches eléctricos que iban llegando al mercado en los últimos años parecían coches diseñados con otros criterios de calidad estética. Nosotros hemos incorporado todo el ADN de Audi dentro de un coche eléctrico de tal manera que el e-tron no es solamente un gran coche eléctrico, sino un coche que está claramente a la vanguardia. Marca estilo, mantiene el ADN de la compañía y es 100% SUV. Al fin y al cabo, los SUV son los modelos de mayor éxito actualmente.

Por lo tanto, sitúa la referencia de lo que es un coche eléctrico premium a un nivel mucho más alto que lo convierte en referencia.

El objetivo de Audi es que la venta de coches eléctricos en 2025 suponga el 25% del total. ¿Es un objetivo factible?

Tenemos que decir que no sólo depende de nosotros.

Las razones por las que se revoluciona o se ha expandido el mercado de los coches eléctricos en Europa en algunos países, especialmente en Noruega y en Países Bajos, tienen mucho que ver con tres factores. Por un lado, la infraestructura de recarga. Que los usuarios encuentren facilidades para instalar sus puntos de recarga en el domicilio, pero que también los encuentren en medio de sus trayectos. Esto en España tiene todavía un larguísimo recorrido. Nuestra infraestructura de recarga está por debajo de la media europea, especialmente en recarga rápida, porque no solamente se trata de recargar, sino de que lo hagas en un tiempo razonable y para eso es necesario que los puntos de recarga tengan una potencia instalada elevada.

Al final, la cuestión está en que los consumidores estén dispuestos a pagar el sobreprecio que la tecnología disponible implica

En segundo lugar, son muy importantes los incentivos que se generen. Para los consumidores de tecnología siempre existen estas incertidumbres. ¿Cómo se ha hecho en países como Noruega? Con impulso público. Por ejemplo, no pagando en las autopistas de peaje, no pagando en aparcamientos... También se pueden hacer excepciones para las empresas a la hora de dar los coches eléctricos a sus empleados. Hay que tener en cuenta que la tecnología está disponible pero tiene precios superiores a la convencional. Al final, la cuestión está en que los consumidores estén dispuestos a pagar el sobreprecio que la tecnología disponible implica y esto tiene mucho que ver con que las autoridades reduzcan ese sobreprecio y ayuden a crear los incentivos.

El tercer elemento tiene que ver con los consumidores que llevan toda su vida con motores de combustión. Tienen que dar ese salto a los coches eléctricos y, normalmente, ya no vuelven debido a la experiencia tan positiva que viven.

José Miguel Aparicio, director General de Audi España.

Hablando de ese futuro dentro de Audi, ¿hay algún tipo de estrategia orientada a otro tipo de opciones de movilidad más allá del coche?

Vivimos tiempos en los que las marcas del grupo están trabajando con mayor coordinación que nunca, es decir, tenemos un claro concepto de grupo, de la potencia y de la fortaleza que esto nos da. Por ejemplo, dentro de Volkswagen se está trabajando en una marca de soluciones de movilidad. Y, desde Audi, estamos observando todas las alternativas que se están ofreciendo como el carsharing.

Es un hecho que, hoy en día, las nuevas soluciones de movilidad tienen resultados negativos. En el grupo estamos analizando con mucho detalle el tema de Cabify, por ejemplo, y vamos a lanzar nuestras soluciones de movilidad y nuestras alternativas de movilidad. Para ello, estamos trabajando en soluciones flexibles en las que podamos hacer trayectos más personalizados involucrando tecnología, algoritmos basados en computación y utilización de Big Data que permita hacer trayectos optimizados y más personalizados. Por otra parte, soluciones con coches eficientes y sostenibles que tengan una clara aplicación en el futuro.

Estamos trabajando en soluciones flexibles en las que podamos hacer trayectos más personalizados involucrando tecnología, algoritmos basados en computación y en la utilización de Big Data

Ya tenemos muchas iniciativas. En el caso de Audi, tenemos una marca de movilidad que llamamos Audi on demand, que está orientada a ofrecer experiencias de conducción sobre coches deportivos y coches super premium. Tenemos aplicaciones para que nuestros clientes puedan alquilar un Audi super premium o sport de los que están disponibles en las principales ciudades españolas. Estamos trabajando en varias iniciativas de cara a los próximos meses y que pueden ser de gran interés para el grupo.

José Miguel Aparicio, director General de Audi España.

Sobre el sector del automóvil

Justo estamos en el momento en que se espera una formación de Gobierno. ¿Cuáles son vuestras expectativas de lo que pueda suceder respecto a la participación que tienen que tener las administraciones en la transición hacia el vehículo eléctrico?

Tenemos que pedir a las administraciones que exista cierta unidad de mercado. Lo que no podemos hacer como fabricantes es afrontar 17 planes regionales de apoyo a los coches eficientes y, después, en cada una de las ciudades de más de 50.000 habitantes, más planes de calidad de aire individualizado.

Creo que ya se ha dado un gran paso con la uniformidad de las etiquetas de la DGT, que ya se han consolidado y se han establecido como criterio, algo que está utilizando ya Madrid y el resto de ciudades de España. Es algo imperfecto, pero es un criterio que estamos aplicando y que, además, el mercado ya reconoce. Los consumidores lo están utilizando y, asimismo, es un elemento que está en las conversaciones del día a día. Hemos avanzado. Aunque algo que es importantísimo es que tomemos referencias y que esas referencias seguramente estén avaladas por expertos en un debate tecnológico o científico. Ahí sí que se pueden establecer marcos de referencia de cómo tienen que hacerlo las Comunidades Autónomas.

Por lo que respecta al Gobierno central, es muy importante que sea consciente del papel que tiene en la consolidación del vehículo eléctrico. Para que no tengamos un país muy contaminante o contaminado, es fundamental en primer lugar la renovación del parque. También es fundamental crear los estímulos para impulsar las tecnologías eficientes. Cuando vemos, por ejemplo, que en Alemania el Ejecutivo acaba de anunciar que va poner en marcha un millón de puntos de recarga y que está dando ayudas de hasta 6.000 euros por cada coche eficiente comprado, vemos que están pasando de las declaraciones a las acciones.

Es muy importante que el Gobierno central sea consciente del papel que tiene en la consolidación del vehículo eléctrico

Por otro lado, también habría que tratar de eliminar la ideología a la hora de tomar las decisiones y poner en valor lo que dice la ciencia. No es tan importante prohibir tecnologías como establecer objetivos. Vamos a asistir a un empuje muy importante en la llegada de los coches eléctricos y de los coches híbridos enchufables porque los fabricantes piensan en cumplir la norma de emitir por debajo de los 95 gramos de CO2. La cuestión está en si lo hacemos con eléctricos, híbridos enchufables o más coches de hidrógeno.

En todo caso, no le corresponde al legislador decir cuál es la mejor tecnología porque no sabe más de tecnología del automóvil que nosotros. Lo que sí le corresponde es decir: “Ustedes no pueden tener un impacto superior a este límite”.

¿Y en cuanto al diésel?

En relación con la polémica que ha habido con el diésel, el Euro6 es más eficiente que la gasolina porque emite un 15% menos de CO2. Podríamos afirmar que el diésel es más eficiente que la gasolina y, sin embargo, se ha producido una demonización. El diésel limpio, por así llamarlo, es un elemento que necesitamos para mejorar aunque no es el único. El futuro eléctrico con las energías renovables es la combinación perfecta.

José Miguel Aparicio, director General de Audi España (dcha) y Manuel del Campo, CEO de Axel Springer España (izq).
José Miguel Aparicio, director General de Audi España (dcha) y Manuel del Campo, CEO de Axel Springer España (izq). JavyGo

http://www.laidea.es/

Estamos viendo que dentro del sector hay una clara tendencia a la consolidación, con grandes operaciones de fusión. ¿Veremos más operaciones similares? ¿Será imposible sobrevivir como marca independiente?

Es una tendencia. Aunque antes de responder hay que razonar en términos de los beneficios subyacentes. Históricamente, nos hemos encontrado con economías de escala en las compras, en la producción, en la aplicación o la dilución de los costes de I+D. Claramente tenemos que ir hacia una simplificación de nuestra oferta. Así que, en el futuro, nos vamos a encontrar con que, al final, tras aparecer nuevas dimensiones de la composición de nuestra oferta, existen economías también muy evidentes por el hecho de compartir en términos de esfuerzo, de recursos humanos... Somos más fuertes cuando estamos juntos como grupo.

Los temas regulatorios sobre el consumo de CO2 hacen que haya grupos que se estén planteando cooperar. Precisamente porque es muy difícil alcanzar de una forma integrada los límites establecidos. Se han multiplicado los elementos que justifican adquirir mayor tamaño.

Después de un año complicado, ¿cómo ves el sector tanto en el corto como en el largo plazo? ¿Crees que va a haber más revoluciones o más elementos que puedan convulsionar la industria?

Estamos todos preparados para una transformación aunque hay una cierta incertidumbre. Por lo que respecta al año que viene, estamos asistiendo claramente a una desaceleración de nuestra economía. Hay tres factores: la incertidumbre de los consumidores, la incertidumbre política en España y la incertidumbre en la parte macroeconómica. Por ello, tenemos que estar preparados para anticipar ciertas medidas. Vamos a tener que establecer cambios fundamentales como los relacionados con el CO2 y la movilidad.

Creo que nos vamos a encontrar con un entorno con una subida de precios muy importante, pues hay una presión gigantesca en los márgenes

Creo que nos vamos a encontrar con un entorno con una subida de precios muy importante. Si para cumplir con los objetivos de emisiones en motores de combustión hemos tenido que incrementar 1.000 euros los costes promedio en la fabricación y puesta en marcha de los motores de combustión y, por otra parte, los márgenes en los coches eléctricos son más reducidos porque los costes de las baterías son más altas y los consumidores no se lo pueden permitir, pues hay una presión gigantesca en los márgenes. Posiblemente esto derive en que el precio de los vehículos convencionales suba.

¿Cómo se está desarrollando esa evolución del pago por posesión al pago por uso? ¿A qué velocidad y en qué medida afecta al modelo de negocio?

Es una tendencia que va a permanecer e incluso a acelerarse. Esa aceleración va a depender del valor añadido que seamos capaces de agregar en ese pago por uso. La modalidad dominante es la parte del renting entre particulares pero, desde los fabricantes, estamos también generando más valor en esa cuota que están dando los clientes.

Lo que sí es cierto es que ya es un hecho aceptado que la posesión del vehículo como tal no es tan trascendente como lo era en el pasado.

En cuanto al coche autónomo, ¿está realmente lejos de ser una realidad o va a llegar mucho antes de lo que la mayoría espera?

Todavía le queda. Veremos un volumen significativo de coches autónomos durante la próxima década porque el coche autónomo tiene implicaciones en la sensorización de las ciudades, en la evolución de la legislación... La tecnología está disponible y en Audi llevamos hablando de coches autónomos desde 2010. Tenemos que realizar muchos esfuerzos en el presente relacionados con otras actividades y teniendo en cuenta que el coche autónomo tiene un componente muy importante de interacción con la vía, con los otros vehículos... Todavía se encuentra claramente en un segundo estadio.

José Miguel Aparicio, director General de Audi España.

Audi por dentro

¿Qué comparte Audi en cuanto a sus dinámicas de trabajo, su cultura, sus valores con el resto de las marcas del grupo y qué le diferencia?

Tenemos una visión compartida en lo que respecta a las personas ya que son la esencia de las organizaciones. Hablando de España, tenemos una cultura de emprendimiento y una cultura de innovación, siendo algo de lo que realmente estamos orgullosos. Es muy importante en los tiempos en los que vivimos desarrollar estilos de liderazgo basados en la cooperación, el trabajo en equipo y, fundamentalmente, en el desarrollo de las personas, y esto es algo que estamos potenciando. Es esencial desarrollar el talento.

En el automóvil estamos forzados a competencias que no hemos tenido históricamente, por ejemplo, los coches cada vez más van a ser plataformas de software por lo que tenemos que desarrollar el talento, ser capaces de aprender a captarlo y gestionarlo, y entender que, para tener éxito en este tipo de nuevas competencias aplicadas a nuevos productos, las fórmulas del pasado no necesariamente nos valen.

En el automóvil estamos forzados a desarrollar competencias que no hemos tenido históricamente, las fórmulas del pasado no necesariamente nos valen

Por otra parte, Audi tiene que explorar un poco más allá del resto de marcas porque, al final, nuestra razón de ser es estar a la vanguardia de la técnica. Nuestros clientes tienen un perfil diferenciado respecto a los consumidores de otras marcas del grupo, son premium, tienen expectativas más altas, necesitan servicios más exigentes... Aspectos como la gestión del tiempo, la excelencia en los acabados o el cuidado en la experiencia son críticos para nuestro éxito. Tenemos que autoexigirnos, dentro del portfolio de marcas, satisfacer y estar a la altura de las exigencias de unos clientes que tienen un perfil claramente diferenciado.

¿Qué pautas se dan o qué medidas tomáis a la hora de que todas las personas que trabajan en Audi entiendan que es una marca premium y que es algo que se debe transmitir en cualquier parte en el que haya representación de la compañía?

Trabajamos con nuestro equipo el propósito de por qué hacemos las cosas ya que al final es muy importante encontrar un alto nivel de compromiso, de pertenencia, de alineación con los valores de la marca. Para que esto suceda hay que comenzar en el hecho de que la gente tenga claro por qué hacemos las cosas.

Estando en un mundo en transformación y, estando camino de la movilidad y de la electromovilidad, a veces resulta difícil para alguien que está haciendo una tarea más tradicional ver en sí mismo que de verdad está contribuyendo a ese elevado propósito. Establecer procesos que lleven a que las personas de alguna forma conecten con estos propósitos, esta visión de marca, es otro componente.

Trabajamos con nuestro equipo el propósito de por qué hacemos las cosas ya que al final es muy importante encontrar un alto nivel de compromiso

Ahora bien, desarrollar, que es lo que nosotros impulsamos, significa dar formación, dar los recursos, empoderar para que la gente decida y asuma la responsabilidad de sus decisiones, es decir, al final hay que conseguir unos objetivos y, cuando el estilo es autoritario, parece como que el que tiene que conseguir los objetivos es el jefe.

Respecto a la concepción del trabajo, no tenemos para nada una concepción de que tengamos que trabajar en una oficina tradicional todos los días, sino que tenemos formas de teletrabajo. Cualquiera de mis colaboradores no puede cuestionarse el teletrabajo puesto que tenemos sistemas de videoconferencias, Skype... La evolución en las formas de trabajo tiene que ser coherente con todo lo demás.

José Miguel Aparicio, director General de Audi España (dcha) y Manuel del Campo, CEO de Axel Springer España (izq).
José Miguel Aparicio, director General de Audi España (dcha) y Manuel del Campo, CEO de Axel Springer España (izq). JavyGo

http://www.laidea.es/

¿Cómo asimilan las personas que están interesadas en trabajar con Audi esta dinámica de trabajo donde se exige una autorresponsabilidad en vez de una cultura del control? En las nuevas generaciones, ¿es más fácil o más difícil?

Existe una característica en las nuevas generaciones y es que no tienen tan claro que compense dedicar tantas horas al trabajo, es decir, los elementos de conciliación de vida profesional y personal son importantísimos. Por otra parte, otro rasgo es que están interconectados.

Hemos recibido la calificación de top employer en el sector de automoción en los últimos 5 años y era un objetivo también explícito. Las encuestas de este tipo de programas son una guía u orientación de todas las cosas en las que puedes trabajar, el diseño del espacio de trabajo, los procesos, el teletrabajo, la diversidad en los horarios... Todas las empresas que quieran tener éxito en el futuro tienen que plantearse, incuestionablemente, cómo gestionar y cómo atraer el talento.

¿Qué otro tipo de iniciativas impulsa la compañía a la hora de aportar un valor a la sociedad que vaya más allá del propio negocio?

La ética en el futuro será una ventaja muy competitiva. No hablamos de propiedad de los datos porque creemos que son sólo propiedad de los clientes y, en un mundo en el que se intercambian tantos datos, tenemos la convicción de que debemos ganarnos el derecho a utilizarlos. Eso se hace explicándoles a los consumidores para qué los queremos, cómo los utilizamos y cuáles son los beneficios que les reportan. Si nosotros trabajamos de una forma ética, vamos a generar un nivel de confianza en la interlocución con nuestros consumidores que nos reportará a largo plazo una ventaja competitiva. Es una forma de generar una mejor sociedad.

También creemos que la integridad es un factor fundamental y estamos obstinados en trasladar este mensaje internamente, con muchos programas, en mensajes, en la cultura corporativa, en la forma en la que trabajamos, en establecer los mecanismos y los procesos para que todo el mundo tenga claro que son valores incuestionables. Las empresas ejercen una labor importante de ascendiente en la sociedad sobre sus empleados o sus proveedores. Nosotros estamos pidiendo un montón de compromisos a nuestros proveedores.

La ética en el futuro será una ventaja muy competitiva, es una forma de generar una mejor sociedad

Otros proyectos que tenemos son aquellos ligados a la responsabilidad social corporativa. El Audi Creativity Challenge que consiste en intentar que los jóvenes españoles piensen que son capaces de transformar el mundo. Es un proyecto dirigido a jóvenes de 12 y 17 años que lo que hace es lanzar un reto muy amplio que aborda varias temáticas. El proyecto ganador lleva a ese equipo a Silicon Valley a desarrollarlo. Con esto te das cuenta de que hay un gran potencial en nuestra sociedad y que nos pasamos el día pensando en pequeño o simplemente autolimitándonos. El beneficio del proyecto es mayor cuanto más gente lo conozca y se inscriba.

José Miguel Aparicio, director General de Audi España.

José Miguel Aparicio, Premio CEO Insider en el sector del automóvil 2019

¿Qué ha significado para ti el Premio CEO Insider del sector del automóvil que te ha otorgado Business Insider?

Me sentí muy orgulloso de recibirlo porque no es algo sencillo de obtener. Por otra parte, tampoco creo que me lo merezca especialmente ni que destaque dentro de un elenco de profesionales, como mencioné en su momento. Hay gente que tiene más experiencia que yo pero es un reconocimiento, desde luego.

Lo que siempre he tenido claro es que tu sueldo te lo tienes que ganar todos los días; es imprescindible estar en un círculo de constante aprendizaje y tienes que perfeccionarte en la medida en que puedas. Tienes que trabajar para ser mejor cada día y, además, hacerlo con pasión.

¿Cómo ves que ha ido evolucionado tu estilo de liderazgo a lo largo de tu trayectoria y cómo lo definirías ahora?

Es muy importante la exposición a diferentes estilos de vida. He tenido la suerte de estar en diferentes empresas, en distintos momentos históricos y con diferentes perfiles a lo largo de mi trayectoria. Observar todos estos aspectos y aprender de ellos me ha ayudado mucho a crecer. En líneas generales, éste es un sector muy maduro y en el que hay una gran presión. Se vive fuera el territorio de la autocomplacencia. La competencia exige estar con todos los sentidos alerta, manejar diferentes dimensiones... Y es un sector tremendamente social. La industria del automóvil no tiene el reconocimiento suficiente respecto a su contribución social a pesar de lo que aporta en términos de empleo o tecnología.

Respecto a mi estilo de liderazgo, es importante que, dentro de las capacidades y competencias que tenga un director o un líder, maneje diferentes registros. Es bueno que un gestor, dejando a un lado que tenga un estilo predominante, tenga cierta flexibilidad para ser capaz de adaptarse a los cambios que se produzcan. Es muy importante la comunicación y el desarrollo, y un director debe saber manejarlo.

Es bueno que un gestor, dejando a un lado que tenga un estilo predominante, tenga cierta flexibilidad para ser capaz de adaptarse a los cambios que se produzcan

No puedo decir cuál es mi estilo, pero sí cuál me gustaría que fuera. Lo que tengo en mente es ser alguien con credibilidad, que llegue a ser un ejemplo de lo que propone, que tenga claridad y transparencia en la forma de comunicar sus objetivos. Quiero ser alguien capaz de extraer lo mejor de los diferentes campos dentro de la compañía. Todos podemos aspirar a un montón de cosas y muchas veces entran en juego los referentes que tengamos.

José Miguel Aparicio, director General de Audi España.

Has ocupado diferentes puestos de responsabilidad a lo largo de los años, ¿cómo mezclas haber trabajado en posiciones de marketing y venta cuando tu formación es de ingeniero? ¿En qué sentido te ha servido tu formación para tu trabajo?

Soy un poco ingeniero por accidente porque yo tenía cierto equilibrio entre letras y ciencias. Las formaciones son cada vez más importantes de cara a estructuras, generar competencias...

Cada uno tiene que descubrir su propio camino y no tienen que menospreciar los caminos que sean completamente nuevos porque vivimos en un mundo que cambia y aparecen nuevas áreas de forma constante. Es importante ser curioso y estar abierto a otras opciones.

En mi caso, al terminar de estudiar me puse a trabajar directamente en la industria del automóvil. Descubrí mi camino y me sentí satisfecho y realizado. El camino que muchas veces pensamos en el pasado no tiene por qué ser el mejor de cara al futuro.

Tus equipos resaltan tu capacidad para analizar situaciones complejas de forma rápida y sencilla. ¿Crees que eso lo arrastras de tu formación como ingeniero?

Supongo que sí debido a que las capacidades analíticas se desarrollan mucho en las especialidades de ciencias. Aunque normalmente el conocimiento no es el factor diferencial de las situaciones a las que nos exponemos constantemente. La inteligencia emocional es un componente muy importante que debemos tener en cuenta en estas situaciones y puede incluso llegar a marcar la diferencia.

¿Cuáles son los mayores aprendizajes que has tenido en tu carrera?

Vivimos en un mundo en el que hay un montón de elementos de información y realmente hay que trabajar a largo plazo. Todo eso es muy efímero. Por eso, hay que trabajar de cara al futuro y con profundidad. Pero una de las enseñanzas más importantes es tener una visión muy amplia y generosa de las opciones que te puede deparar la vida.

Cuanto mayor es el talento de la gente con la que trabajas, cuanto más compartes, cuanto más abierto eres, cuanto más transparente, más éxito recoges. El éxito depende de un ecosistema en el que intervienen otros profesionales y la calidad de tus interacciones. A veces esto es contraintuitivo pero yo lo he encontrado.

¿Cuáles son tus retos individuales personales y profesionales?

En el ámbito profesional, tenemos muchos como empresa. Desde la transformación hasta la reinvención del sector. Tenemos un equipo con muchísimo talento de gente muy joven y diversa a la que hay que alimentar intelectualmente.

En lo personal, tendré que enfrentarme junto a mis hijas a ciertos retos en los que tendré que seguir estando ahí y haciéndolo de una manera que ellas sientan la cercanía y el cariño de su padre.

José Miguel Aparicio, director General de Audi España (dcha) y Manuel del Campo, CEO de Axel Springer España (izq).
José Miguel Aparicio, director General de Audi España (dcha) y Manuel del Campo, CEO de Axel Springer España (izq). JavyGo

http://www.laidea.es/

 

Y además