Pasar al contenido principal
LOGO ESET

Gestión centralizada y monitorización de la seguridad: ventajas de usar herramientas EDR

Ofrecido por ESET

ESET

GettyImages

  • Las soluciones EDR suponen un cambio de paradigma de seguridad reactiva a tomar una posición más proactiva que se adelanta a las potenciales amenazas.
  • La gestión centralizada de la seguridad permite reducir costes en la gestión de los equipos permitiendo despliegues automatizados a toda la red de endpoints.
  • La recolección de datos sobre amenazas de cada endpoints y la segmentación de esa información permite tener una perspectiva más global.

Ya quedan muy lejos los tiempos en los que las amenazas informáticas llegaban en forma de un archivo ejecutable que se enviaba de forma masiva con el fin de infectar un mayor número de equipos.

Actualmente las estrategias de ataque son mucho más sofisticadas, con ataques dirigidos a objetivos específicos (habitualmente empresas) y sin la presencia de un archivo ejecutable como tal.

Ante tal nivel de sofisticación en el planteamiento de los ataques, se hace necesario el uso de herramientas que permitan tomar una perspectiva más global de la seguridad, que no solo permita detectar ataques puntuales a un equipo de la red, sino detectar tendencias y comportamientos en el funcionamiento de la seguridad para detectar futuras brechas incluso antes de que se produzcan. Ese es el gran potencial que ofrecen las herramientas EDR (Endpoint Detección y Respuesta).

ESET

GettyImages

Defensa reactiva y control proactivo en la estrategia de seguridad

En el paradigma de seguridad informática actual se hace necesaria la implementación de una estrategia de protección de la información y de la integridad de los datos de las empresas basada en varias capas de seguridad que permitan cribar las amenazas y monitorizar constantemente la respuesta de las herramientas de seguridad.

En esta estrategia deben incluirse herramientas de protección reactiva de sobrada solvencia, como las soluciones de seguridad para endpoints. Estas herramientas constituyen la primera línea de defensa, por lo que su despliegue es crucial para mantener una estrategia de defensa sólida.

Leer más: Las empresas se sitúan el punto de mira del ransomware

Los sistemas de protección avanzada para endpoints se encargan de proteger de forma localizada y reactiva cada amenaza a las que día a día se enfrenta un ordenador empresarial o endpoint. Phishing, Spam o malware son algunos de los sospechosos habituales que estas herramientas deben neutralizar a diario.

Sin embargo, la sofisticación de los métodos de ataque hace necesaria una visión más global en la estrategia de seguridad, y es aquí donde las herramientas EDR y la gestión centralizada de la seguridad cobra especial protagonismo ofreciendo una visión más proactiva.

ESET

GettyImages

En lugar de contar con “soldados” que luchan de forma individual contra las amenazas, soluciones EDR como ESET Enterprise Inspector y ESET Dynamic Threat Defense añaden una nueva capa de seguridad adicional que permite conectar todos los endpoints de la empresa parar trabajar de forma conjunta y centralizada, convirtiéndose en un “ejército” para ser mucho más eficientes contra ataques sin archivo o de tipo Zero Day.

La información también es un arma defensiva

Las soluciones EDR permiten luchar de forma global contra las amenazas que se ciernen sobre los endpoints.

Estas herramientas EDR actúan como una capa adicional a la desplegada en los endpoints haciendo más eficientes los sistemas de alerta temprana mejorando la capacidad de respuesta ante los ataques gracias a un único panel de control centralizado para todos los equipos corporativos, y la compartición de información de lo que sucede en cada uno de los endpoints.

Leer más: Seguridad informática más eficiente: Así mejora la seguridad con la gestión remota en las empresas

Es decir que, si un endpoint neutraliza o detecta una amenaza, comparte una notificación de esa alerta y el resto de endpoints de la empresa se prepara de forma preventiva para hacerle frente incluso antes de haber recibido el ataque.

Uno de los complementos ideales en las herramientas EDR es la gestión a través de una consola centralizada. Este panel de control puede ser a nivel local, con herramientas como ESET Security Management Center o mediante una plataforma en la nube que proporciona acceso remoto a la consola de control, tal y como sucede con ESET Cloud Administrator.

ESET

GettyImages

El funcionamiento centralizado permite recoger datos de todos los endpoints conectados, tanto los que se encuentran ubicados en las oficinas como externos, segmentando toda esa información.

La centralización de estos datos no solo agiliza la gestión de los endpoints de forma remota, sino que también facilita la toma de decisiones al CISO (siglas de Chief Information Security Officer) con la elaboración de informes de seguridad basados en los datos recogidos por los propios endpoints.

Ahorra costes y mejora el tiempo de respuesta

La gestión centralizada supone un notable ahorro en los costes destinados a la seguridad y una mejora significativa en el tiempo de respuesta ante ataques informáticos.

La gestión remota centralizada permite optimizar la operativa de los departamentos TI de las empresas. Por ejemplo, permite programar el despliegue de actualizaciones o cambios en la política de seguridad a todos los endpoints, en lugar de tener que hacerlo uno a uno.

ESET

GettyImages

También mejora la gestión de grupos de usuarios con permisos de acceso a datos privados, pudiendo integrarse con herramientas de control de fugas de información como Safetica o aplicando, siempre de forma remota, un cifrado completo del disco de aquellos endpoints con acceso a esos datos sensibles. De ese modo, se optimiza el cumplimiento de la normativa del GDPR.

En el caso de ESET Cloud Administrator dado que además se cuenta con un acceso a esas gestiones desde la nube, el CISO puede recibir la alerta de un ataque y reaccionar de forma inmediata conectándose a la consola remota en la nube para tomar el control de la situación y dar una respuesta mucho más rápida al ataque.

Soporte especializado a medida de cada empresa

Uno de los principales problemas en materia de seguridad a los que se enfrentan las empresas no es la falta de herramientas que proteja la seguridad de sus datos, es la falta de personal cualificado y experto en usar y configurar esas herramientas de seguridad.

Este inconveniente no debería ser un impedimento que obligue a las empresas a renunciar al uso de unas herramientas eficientes para mejorar su seguridad. Por ello, ESET ofrece un servicio integral de soporte a las empresas en el que un equipo de técnicos especializados y certificados se encargarán de desplegar, migrar y configurar las soluciones EDR y los sistemas de control centralizado y remoto desde la nube.

ESET

GettyImages

Si la empresa no cuenta con un departamento TI especializado, el soporte de ESET puede asumir esas funciones monitorizando en tiempo real los eventos y alertas de seguridad generadas por las soluciones EDR mediante informes periódicos, y alertando al cliente si sucede algún incidente de seguridad.

Estos servicios de soporte y monitorización para unas soluciones de seguridad tan específicas son especialmente interesante para pymes o empresas que no cuenten con suficiente personal especializado en seguridad, así como para aligerar la carga de trabajo del departamento de TI en caso de existir.