Pasar al contenido principal
LOGO HUAWEI

La inteligencia artificial se pone creativa automatizando los procesos más tediosos del arte

IAbyHuawei

Inteligencia artificial se pone creativa

Pixabay

  • Una de las características más destacadas de la inteligencia artificial es su capacidad para detectar patrones, por lo que no le resulta difícil imitar el estilo de los artistas para continuar su obra.
  • La inteligencia artificial de Huawei ha sido capaz de completar una sinfonía inacabada de que Schubert empezó a escribir hace 200 años.
  • Gracias a la inteligencia artificial los artistas pueden ser más productivos automatizando las tareas más aburridas y repetitivas.

Uno de los objetivos de la inteligencia artificial es la de agilizar y mejorar las capacidades humanas para que los profesionales puedan dedicar su tiempo a aquellas tareas que realmente requiera talento y creatividad, dejando en manos de la inteligencia artificial la automatización de los procesos más tediosos del arte.

La inteligencia artificial se ha convertido en una auténtica especialista en optimizar este tipo de procesos consiguiendo llevarlos a cabo de forma satisfactoria en menos tiempo que los humanos. Por lo que el beneficio es doble: los profesionales se quitan de encima las tareas más aburridas, y el trabajo se hace de forma más eficiente por lo que se reducen los costes en horas de trabajo.

Inteligencia artificial se pone creativa

Pixabay

La inteligencia artificial aprende a colorear

Uno de los ejemplos más destacados es la industria del arte gráfico y la animación, donde los grandes desarrolladores de software y herramientas creativas están entrenando agentes de inteligencia artificial que agilicen las tareas más tediosas en la creación de una obra de animación.

Gracias a la inteligencia artificial y al aprendizaje automático, los artistas pueden conseguir, con solo pulsar un botón, automatizar todo el proceso de coloreado de diferentes escenas en una película de animación, teniendo en cuenta las sombras y texturas de todo el entorno de la escena. Exactamente de la misma forma que lo haría un artista fotograma a fotograma.

Leer más: La inteligencia artificial que mejora el funcionamiento de tus dispositivos ya está aquí

Esta automatización de los procesos menos creativos y rutinarios mediante inteligencia artificial también puede aplicarse a la industria del cómic. Mediante el reconocimiento de escenas, la inteligencia artificial puede ajustar la paleta de colores para dotar de mayor dramatismo a una escena y aplicar color a los elementos manteniendo la lógica de luces y sombras en la escena.

inteligencia artificial se pone creativa

Esta tecnología de reconocimiento de escenas y corrección de color no es exclusiva de este ámbito. Huawei lleva tres generaciones de teléfonos móviles integrando inteligencia artificial con esta función en sus móviles Mate 20 Pro y en los recientemente presentados Huawei P30 Pro.

Gracias a esta función, la inteligencia artificial integrada en la cámara reconoce la escena que vas a fotografiar para “pintar” con luz ajustando los parámetros de la cámara para aprovechar al máximo hasta el último brillo de luz para obtener imágenes nítidas incluso en la más absoluta oscuridad.

Inteligencia artificial, el aprendiz avanzado para los artistas

En los tiempos de Leonardo Da Vinci o Miguel Ángel, un buen aprendiz o ayudante era capaz de imitar de forma casi milimétrica los trazos de su maestro. Esto se conseguía a base de estudio e imitación de su obra durante años. Tanto es así que no son pocas las obras atribuidas a los maestros que, en realidad, habían sido ejecutadas en gran parte por sus aprendices.

Para la inteligencia artificial este periodo de aprendizaje se conoce como aprendizaje automático supervisado y permite entrenar a la inteligencia artificial para que, mediante el análisis y la observación de las obras anteriores del autor, encuentre patrones y tendencias que modelen su estilo.

Gracias este entrenamiento, una inteligencia artificial será capaz de imitar un determinado estilo y hacer que sea imposible diferenciar qué partes han sido coloreadas por el artista y cuales han sido procesadas por la inteligencia artificial.

Esto no solo es aplicable al ámbito de la creatividad gráfica. Recientemente la inteligencia artificial de Huawei ha logrado completar la famosa Sinfonía n.º 8 “Inacabada” de Schubert.

Tras más de doscientos años sin acabar, la inteligencia artificial integrada en el Huawei Mate 20 Pro analizó las partituras mediante sistemas de aprendizaje automático. Esto le permitió aprender las estructuras y melodías que utilizaba Schubert para completar los movimientos tercero y cuarto, consiguiendo así completar la Sinfonía n.º 8 “Inacabada” de Schubert.

Lápices, pinceles, inteligencia artificial

Las técnicas de creación y los materiales con los que se expresa esa creatividad evolucionan, por lo que también deben hacerlo los artistas.

No hace mucho, los artistas empezaban a integrar los ordenadores y otras herramientas digitales a sus procesos artísticos para añadir una nueva dimensión a sus creaciones, combinándolos con lápices y pinceles o generando efectos digitales que no podían conseguirse con los métodos tradicionales.

Inteligencia artificial se pone creativa

Pixabay

En un futuro inmediato, se avecina una nueva revolución en todos los ámbitos que tiene a la inteligencia artificial como principal protagonista que va a cambiar las dinámicas de trabajo de muchas profesiones optimizando los procesos menos creativos y rutinarios.

En este caso, la inteligencia artificial se pone creativa y es capaz de automatizar los procesos más tediosos del arte, liberando a los artistas de las tareas más aburridas para que puedan centrarse en experimentar y desarrollar al máximo su talento creativo.