Pasar al contenido principal

Existe un motivo por el que no deberías dejar a tus hijos jugar con juguetes de baño

Niño durante un baño
Gettyimages
  • Aunque parezcan completamente inofensivos, los patitos de goma y otros juguetes de plástico flexible para el baño pueden ser un peligro.
  • El agua sucia del baño en contacto con demás agentes tales como fluidos corporales, restos de los productos de higiene, etc, son el caldo de cultivo perfecto para los gérmenes.

Así se desprende de un estudio que han llevado a cabo el Instituto Federal Suizo de Ciencia y Tecnología Acuática, la Escuela Politécnica Federal de Zúrich y la Universidad de Illinois, cuyos resultados indican que estos objetos contienen bacterias potencialmente patógenas que pueden ser un riesgo para la salud de los niños.

La investigación, que ha sido publicada en NPJ Biofilms, ha analizado un total de 19 juguetes para el baño diferentes en las condiciones reales en los que los utilizan los niños habitualmente. El equipo descubrió que la superficie de todos ellos estaba recubierta por un biofilm notable, es decir que tenían una capa de microbios de diversa composición.

El estudio sugiere que el agua sucia del baño, que se encuentra contaminada con los fluidos corporales del ser humano, junto con restos de los productos de higiene y otros rastros de suciedad, combinados con el material plástico flexible de los juguetes, tiene como resultado el caldo de cultivo perfecto para los gérmenes.

"Los juguetes para el baño son usados habitualmente por los niños, que son potencialmente sensibles y vulnerables", explican los científicos. "Rociar agua con trozos de biofilm en sus rostros puede producir infecciones en los ojos, oídos, heridas e incluso del tracto intestinal".

¿Son un peligro grave los gérmenes de los juguetes para el baño?

No obstante, de acuerdo con los expertos en patología, los resultados de este estudio no son motivo de alarma. "Para poner las cosas en perspectiva, tú, yo y cualquier otro ser humano en el planeta vivimos en un mundo extraño", explica William Schaffner, especialista en enfermedades infecciosas del Centro Médico de la Universidad de Vanderbilt. "Sin embargo, ¿no es notable lo saludables que estamos a pesar del hecho de que interactuamos constantemente con este mundo de gérmenes? Obviamente hay riesgos por ahí, algunos más grandes, otros más pequeños. Este es un peligro pequeño".

Philip Tierno, profesor de microbiología y patología de la Escuela de Medicina de NYU, está de acuerdo con la opinión de Schaffner y considera que la presencia de microbios en los juguetes es algo habitual. "Obviamente, algunos son patógenos, y ahí es donde entra nuestra inmunidad para que podamos protegernos".

[Fuente: Today]

Y además