La OCU resuelve el eterno debate entre si es mejor lavar los platos a mano o en el lavavajillas

Lavavajillas

Getty Images

  • La OCU ha realizado un estudio sobre las diferencias que existen entre lavar los platos a mano o con el lavavajillas para averiguar qué es mejor.
  • Se plantean los diferentes aspectos para obtener un resultado completo.
  • Descubre más historias en Business Insider España.

Lo normal es que siempre se quiera tener un lavavajillas en casa por la comodidad que supone respecto a lavar los platos a mano, pero también es habitual que existan dudas sobre si esto es realmente sostenible o si es mejor para la economía del hogar tener otro electrodoméstico más.

En la OCU han publicado un artículo que afronta esta situación y se puede adelantar que desde la primera línea se opta por el lavavajillas tras analizar casi cada aspecto sobre este debate: en cada uno de los casos que confrontan es mejor que lavar a mano.

Lo primero que se analiza es el gasto de agua diario que supone el fregar los platos a mano y con el lavavajillas. Los resultados son claros hacia el lavavajillas con un gasto de al menos 30 litros menos cada día de media. En los casos estudiados, se habla de una reducción desde los 88,8 litros diarios a 54,2 litros. Aunque en función de las personas que vivan en el domicilio puede aumentar la diferencia de forma considerable.

Por qué Bill Gates, Jeff Bezos y otros multimillonarios prefieren fregar los platos a mano

Además, también se suma el gasto de energía que se valora en 42,6 euros menos al año si se usa el lavavajillas unos 5 días a la semana. Calentar todo el agua que sale del grifo tiene un gasto energético claramente mayor que el que necesita el lavavajillas.

Pero más allá de estos gastos existen otros factores que hoy día son de gran importancia, como los que corresponden a cuánto se limpia realmente. Además de la potencia de los chorros, los lavavajillas son muy efectivos en la eliminación de bacterias y microorganismos patógenos gracias a las altas temperaturas que se alcanzan en su interior durante el lavado.

Por supuesto, a esto hay que añadir otros detalles evidentes, como el ahorro de tiempo, que no se dañen las manos o la imposibilidad de que se rompa alguna pieza de la vajilla, tal como ocurre en ocasiones fregando a mano. Aunque hay un factor que no se cita y debe tomarse en cuenta: el impacto ecológico de su fabricación.

Para que sea sostenible, es necesario que los lavavajillas tengan una vida útil lo más larga posible, por eso te recomendamos que si vas a comprar uno sigas los consejos de nuestra guía de compra de lavavajillas.

Otros artículos interesantes:

Este lavavajillas ultracompacto apenas ocupa espacio y no requiere instalación, y además cuesta sólo 339 euros en Amazon

Estas son las 7 cosas que nunca debes meter al lavavajillas si no quieres que se estropeen

Cómo limpiar la lavadora con vinagre: el truco definitivo