Pasar al contenido principal

El PP y Ciudadanos vetan en el Senado la senda de déficit del Gobierno

La ministra de Hacienda, María Jesús Montero.
La ministra de Hacienda, María Jesús Montero. Europa Press/Óscar del Pozo
  • El PP ha impuesto su mayoría absoluta en el Senado para rechazar con 150 votos, incluidos los de Ciudadanos, 97 a favor y una abstención la senda de déficit presupuestaria del 1,8% para 2019.
  • Rechazan el objetivo de déficit de 1,8% del PIB, por lo que las cuentas se harán con el 1,3%. 
  • El Gobierno perderá en torno a 6.000 millones de euros destinados a gasto público.

La mayoría absoluta del PP en el Senado, a la que se han sumado los votos de Cs, UPN, Bildu, Coalición Canaria y Foro Asturias, ha utilizado la capacidad de veto en esta Cámara para rechazar y devolver al Gobierno la senda de déficit aprobada por el Congreso la semana pasada y que contempla un déficit público del 1,8% para el próximo año, cinco décimas por encima del objetivo actual.

En concreto, el Pleno del Senado ha rechazado la senda de déficit con 150 votos en contra de PP, Cs, UPN, Bildu, Coalición Canaria y Foro Asturias, frente a los 97 votos a favor de PSOE, Unidos Podemos, ERC, PDeCAT, PNV, Compromís y Agrupación Socialista Gomera, y una abstención de Agrucación Herreña Independiente.

Durante su intervención en defensa de la senda de déficit, la ministra de Hacienda, María Jesús Montero, ha criticado este jueves el "rodillo de bloqueo" y las "chinas en el camino" del PP y Cs con su "pinza" en el Senado a la senda de déficit, aprobada la semana pasada en el Congreso, porque constituye una "política de tierra quemada" que prima el interés "partidista".

Montero ha advertido de que volver al déficit del 1,3% en 2019 conlleva un ajuste de 18.000 millones, menores inversiones de las deseadas, afectará a las comunidades autónomas y hará que la Seguridad Social suba las cotizaciones para suplir los menores ingresos.

El Gobierno consiguió el pasado jueves en el Congreso el apoyo suficiente para sacar adelante al segundo intento la senda de déficit, con 176 votos a favor de PSOE, Unidos Podemos, ERC, PDeCAT, PNV y Compromis, frente a 168 votos en contra de PP, Ciudadanos, Eh-Bildu, Foro Asturias y Coalición Canaria.

Leer más: España perderá dos puestos en la Liga Económica Mundial en los próximos 10 años

Esta misma senda, rechazada por la Cámara Alta en julio, elevaba al 1,8% el déficit del próximo año, por lo que ofrecía un margen presupuestario de 6.000 millones de euros, tras haber conseguido el Gobierno recuperar el bloque de los socios de la moción de censura.

La votación sobre los objetivos es la antesala de la aprobación del proyecto de ley de Presupuestos Generales del Estado para 2019, que el Gobierno prevé aprobar en Consejo de Ministros y remitir al Congreso el próximo mes de enero.

El portavoz del PSOE en el Senado, Juan María Vázquez, ha criticado que PP y Cs "van a votar en contra de este país" y de los servicios públicos, y ha defendido que la senda del Gobierno conlleva la reducción de déficit y de deuda, al tiempo que ha cuestionado las críticas del PP por el aumento de algunos presupuestos cuando el Gobierno de Mariano Rajoy elevó "40 impuestos".

Por su parte, el portavoz del PP en el Senado, Ignacio Cosidó, ha argumentado que el rechazo de su formación a la senda se debe a que los 'populares' no quieren ser "cómplices" de "un Gobierno que está dispuesto a hacer todo por seguir gobernando" y a evitar que en momento de enfriamiento de la economía se incida en políticas de gasto que conduzcan a mayor déficit y la vuelta a la "quiebra".

Además, ha afirmado que desde el PP no están dispuestos a que Pedro Sánchez "se financie la campaña electoral más larga de la democracia" con los 6.000 millones de margen, al tiempo que ha advertido de que no aceptarán "en ningún caso" que se recorten inversiones en regiones como Melilla o Canarias para que Sánchez cumpla sus compromisos "que adquiere en secreto con Torra".

Por ello, desde la "legitimidad democrática" ha defendido su "no" a la senda, realizando duras críticas a las negociaciones del Gobierno con los independentistas que ponen en riesgo "la convivencia y el marco constitucional".

"La gran mayoría de ciudadanos se sienten indignados cuando el presidente acepta sentarse a hablar del derecho de autodeterminación", ha espetado Cosidó a la bancada socialista, a quien le ha augurado el "fracaso" de las negociaciones con los independentistas porque "no son de fiar".

El veto del senado

El rechazo del Senado a la senda de déficit obligará al Gobierno a aprobar los Presupuestos de 2019 a mediados de enero con la senda de estabilidad del Ejecutivo de Mariano Rajoy, que contempla un déficit del 1,3% para el próximo año.

La ley de Estabilidad Presupuestaria actual otorga la capacidad de veto a la senda a la Cámara Alta, motivo por el cual el Gobierno pactó modificar esta ley y el PSOE y varios grupos más registraron una iniciativa para cambiar la Ley de Estabilidad.

Sin embargo, la mayoría en la Mesa del Congreso de PP y Ciudadanos hace que estas formaciones, contrarias a la modificación, tengan en su mano seguir prorrogando los plazos para presentar enmiendas. Tras superar dos debates en el Pleno, esta iniciativa se encuentra a la espera de recibir sus enmiendas al articulado.

Y además