Qué significa la quiebra o bancarrota y qué ocurre cuando esto sucede

La bancarrota es una situación en la que se encuentra alguien cuando no puede afrontar sus deudas.

GettyImages

  • La quiebra o bancarrota es una situación jurídica en la que se encuentra una persona, una empresa o un país cuando no puede hacer frente a sus deudas.
  • A diferencia de otros supuestos como la insolvencia o la suspensión de pagos, la bancarrota tiene un carácter irreversible.
  • Si quieres entender cómo funciona la economía, la tecnología, el mundo empresarial y descubrir el significado de la mayoría de conceptos que escuchas cada día, no te pierdas nuestra sección Qué es.
  1. Qué es una bancarrota
  2. Qué características suele tener una bancarrota
  3. Por qué se declara alguien en bancarrota
  4. Qué tipos de bancarrota existen
  5. Qué ocurre cuando se declara la bancarrota

Qué es una bancarrota

La quiebra o bancarrota es una situación jurídica en la que se encuentra una persona, una empresa, una institución o incluso un país cuando no puede hacer frente a sus deudas y se ve obligada a cesar en el ejercicio de su actividad económica de forma permanente.

Es decir, tiene lugar cuando la totalidad de los activos no basta para cumplir con sus obligaciones de pago ante los acreedores. Una vez se produce esta incapacidad, la declaración de bancarrota debe ser realizada por un juez.

Este escenario se diferencia de otros supuestos, como la suspensión de pagos, en su carácter permanente. Una compañía puede suspender pagos en un momento dado debido a la falta de liquidez, pero tiene la posibilidad de contar con fondos al cabo de un periodo de tiempo que le permitan cumplir sus obligaciones. En cambio, la quiebra implica que no podrá hacer frente a los pagos actuales ni tampoco a los futuros.

Cuando la situación aún es reversible, se suele hablar de insolvencia. Entonces se abordan medidas como la entrada en concurso de acreedores con el fin de enderezar las cuentas. No obstante, si la coyuntura termina convirtiéndose en insalvable, es en ese momento cuando se declara la quiebra o bancarrota.

Qué características suele tener una bancarrota

Estas son las principales características que distinguen a la bancarrota de otros escenarios:

  • Carácter irreversible. Cuando una empresa se ha declarado en quiebra, comienza una hoja de ruta que finalizará de forma ineludible con su desaparición. Pueden crearse otras compañías, pero la original no podrá recuperar su actividad.
  • Situación objetiva y tipificada legalmente. La situación de bancarrota está recogida en la ley y puede comprobarse de manera objetiva. Es así porque puede llegar a utilizarse para fines fraudulentos.
  • Los pasivos superan el total del activo. Uno de los rasgos comunes que conducen a la situación de bancarrota es que el total del activo sea menor que las deudas contraídas. De este modo, la dimensión de las deudas es tan grande que resulta imposible hacer frente a las mismas.
  • Afecta a la organización al completo. Una vez que se formaliza un concurso de acreedores, la situación afecta jurídicamente al conjunto de la compañía.

Por qué se declara alguien en bancarrota

Algunas de las posibles soluciones para evitar la quiebra en última instancia tienen que ver con conseguir un aumento de capital para que los activos se equiparen o superen a los pasivos. También es posible negociar una quita de la deuda, que implicaría que los acreedores perdonen una parte de las cantidades que se les adeudan.

Aunque se trata de una situación evidentemente negativa, en algunos casos las compañías y los particulares pueden optar por declararse en bancarrota cuando se cercioran de que no podrán hacer frente a sus deudas. Estos son los motivos que hacen que resulte ventajoso:

  • Evitar la acumulación de nuevos intereses en las deudas ya existentes.
  • Retrasar el pago de las deudas.
  • Detener de forma temporal el embargo de sus bienes.
  • Agilizar la renegociación de las deudas contraídas, una vez que la declaración de quiebra anticipa la posibilidad de que los acreedores podrían no cobrarlas en las condiciones acordadas.

Qué tipos de bancarrota existen

Hay distintos motivos por los que una organización puede acabar en situación de bancarrota. Para diferenciar entre estos escenarios, una quiebra puede clasificarse en tres tipos:

  • Fortuita: se produce cuando la empresa ha apurado todas las opciones posibles para evitar este desenlace, pero las circunstancias del mercado, cuestiones personales o de otra clase provocan la declaración de quiebra.
  • Culpable: tiene lugar cuando los administradores incurren en una mala gestión y la compañía no ha cumplido con alguna de sus obligaciones. En la mayoría de los países, tiene consecuencias legales.
  • Fraudulenta: ocurre cuando el empresario lleva a cabo determinadas actividades a sabiendas de que van en perjuicio de la estabilidad y la viabilidad de la propia organización. Es el tipo de bancarrota más grave, porque implica que existe una mala intención por parte del administrador.

Qué ocurre cuando se declara la bancarrota

En España, la Ley Concursal permite que cualquier persona o unidad familiar se declare en bancarrota, concurso de acreedores o suspensión de pagos, de la misma forma que ocurre con las empresas.

Una vez que la declaración de quiebra se acepta judicialmente, da comienzo el proceso concursal para que los acreedores tengan la oportunidad de recuperar, de manera total o parcial, la deuda correspondiente. Para ello, se empleará el patrimonio que la persona que declara la bancarrota tenga disponible y sea susceptible de ser embargado.

Si bien la deuda no se perdona en estos casos, sí se facilita a los titulares el pago a través de distintos mecanismos: reducción de la deuda, aplazamientos a 5 años, paralización de las demandas interpuestas o la interrupción de la acumulación de intereses en los créditos impagados, entre otros.

Pese a estas herramientas, hay que tener en cuenta que estos procedimientos suelen tener un coste elevado. Se trata de un aspecto particularmente relevante en la situación complicada en la que se encontrará el deudor que atraviesa esta situación.

Descubre más sobre autor/a de este artículo.

Conoce cómo trabajamos en BusinessInsider.