Estafa

Una mujer siendo estafada
Getty
  • La estafa es un delito que consiste en engañar a una o varias personas para conseguir a cambio un lucro determinado.
  • Estas son las características de la estafa y las penas que se imponen a aquellos que la cometen.
  • Si quieres entender cómo funciona la economía, la tecnología, el mundo empresarial y descubrir el significado de la mayoría de conceptos que escuchas cada día, no te pierdas nuestra sección Qué es.
  1. ¿Qué es el delito de estafa?
  2. Características de una estafa
  3. Tipos de estafa
  4. Penas por el delito de estafa
  5. Ejemplos: casos prácticos para entenderlo mejor

¿Qué es el delito de estafa?

El delito de estafa consiste en engañar a una o varias personas para conseguir un lucro determinado.

La persona que comete este delito se convierte en estafador, mientras que aquellos que son engañados serán los estafados.

La estafa se lleva a cabo haciendo que otra persona cometa un error, generalmente relacionado con el dinero, haciendo que el estafador logre arrebatarle alguno de sus bienes.

El delito de estafa está regulado en el artículo 248 del Código Penal. Teniendo en cuenta la ley, es posible establecer las características de este delito, los tipos y las penas que se imponen a los infractores.

Características de una estafa

Para que una estafa se considera como tal y sea juzgada como delito es necesario que reúna unos requisitos concretos.

Estas son las características más comunes de una estafa:

  • Engaño: debe producirse un engaño a una o varias personas para que tenga lugar el delito de estafa.
  • Ánimo de lucro: aquel que comete el engaño lo hace con la intención de obtener un lucro determinado, ya sean bienes o dinero.
  • Disposición patrimonial: aquel que comete la estafa tiene acceso a los bienes de la persona a la que ha engañado, a su dinero o incluso a unos servicios que no hubiese conseguido de otra manera.
  • Causalidad: conseguir dichos bienes es consecuencia directa del engaño que se ha producido.
  • Conciencia: el que comete el delito de estafa es plenamente consciente de lo que está haciendo, y su intención es la de conseguir una disposición patrimonial.
  • Dolo: la víctima de la estafa sufre una pérdida de su patrimonio que es consecuencia directa del engaño y que no hubiera perdido de otra forma.

Cada estafa se puede cometer de forma distinta, pero en cualquier caso siempre reunirá estas características que son comunes a la mayoría de engaños.

Tipos de estafa

No todas las estafas son iguales. Existen diferentes clases que se deben tener en cuenta a la hora de juzgar el delito.

Estos son los principales tipos de estafa, que dependen del bien que ha sido sustraído:

  • Bienes de primera necesidad: cuando el estafador se apropia, por ejemplo, de una vivienda.
  • Uso de la firma: cuando se abusa de la firma de otra persona, haciendo que de su aprobación a acciones que le perjudican y que benefician al estafador.
  • Bienes artísticos: el estafador se apropia de bienes que se consideran culturales o incluso patrimoniales.
  • Estafas de más de 50.000 euros: se trata de un tipo de engaño concreto que se valora por esta cantidad sustraída; suelen ser estafas que afectan a varias personas.
  • Abuso de relaciones personales: cuando el estafador tiene una relación de amistad, de trabajo o familiar con el estafado, y se aprovecha de esa confianza para cometer el acto delictivo.
  • Estafa procesal: son las que tienen lugar en un procedimiento judicial.
  • Manipulación informática: la estafa que se comete utilizando medios tecnológicos, por ejemplo, robando las claves de un usuario para acceder a su cuenta bancaria.

La estafa se puede cometer de muchas formas, por lo que también pueden existir engaños que no entren en estos supuestos y que sean considerados como tal.

Penas por el delito de estafa

Uno de los aspectos más relevantes del delito de estafa es conocer las penas que impone la justicia a los estafadores.

El castigo por cometer una estafa es de 6 meses a 3 años de prisión. Esta es la pena establecida para casos generales, pero puede ser más o menos grave dependiendo de la circunstancia.

  • Penas menos graves: cuando el importe sustraído es menor de 400 euros, se impone una multa de uno a 3 meses.
  • Penas más graves: cuando el importe sustraído supera los 250.000, se trata de un bien de primera necesidad o hay otra circunstancia que agrave el delito, la pena será de hasta 8 años de cárcel y 24 meses de multa.

Ejemplos: casos prácticos para entenderlo mejor

Comprender cómo funciona el delito de estafa puede ser complicado, de ahí que resulte necesario ilustrar con un ejemplo.

Este sería un caso típico de delito de estafa:

Un grupo de ciberdelincuentes se organiza para llevar a cabo una estafa a gran escala.

  • El engaño consiste en el envío masivo de mensajes SMS que se hacen pasar por una entidad bancaria.
  • En estos mensajes, el supuesto banco pone en alerta a los clientes: tienen que pinchar en un enlace para verificar su identidad, ya que alguien puede estar suplantando su cuenta.
  • Miles de clientes acaban picando y aportan sus datos personales en este enlace, que sirve para que los ciberdelincuentes accedan a las cuentas bancarias y roben su dinero.
  • Los estafados sólo se dan cuenta al percibir que han perdido dinero. Muchos de ellos acaban advirtiendo a su banco y a las autoridades.
  • La policía abre una investigación y al cabo de los meses consigue dar caza a los ciberdelincuentes, que tendrán que acudir a juicio.
  • El magistrado encargado del caso estipula que se trata de una estafa que ha utilizado la manipulación informática.
  • Además, al haber sustraído más de 250.000 euros, los estafadores se enfrentan a las penas más altas.
  • El juez estipulará que son culpables e impondrá penas de prisión que pueden ser de hasta 8 años, además de una multa económica de 24 meses con el importe que considere oportuno.

Te recomendamos