Sociedad Patrimonial

Propietario de activos inmobiliarios
Getty
  • La Sociedad Patrimonial es aquella que se dedica a gestionar un patrimonio, en lugar de llevar a cabo una actividad económica.
  • A continuación, se detalla cómo funcionan las sociedades patrimoniales y cuáles son sus características.
  • Si quieres entender cómo funciona la economía, la tecnología, el mundo empresarial y descubrir el significado de la mayoría de conceptos que escuchas cada día, no te pierdas nuestra sección Qué es.
  1. Qué es una Sociedad Patrimonial
  2. Cómo funciona una Sociedad Patrimonial
  3. Características de las sociedades patrimoniales
  4. Ventajas de las sociedades patrimoniales
  5. Cómo se forma una Sociedad Patrimonial
  6. Ejemplos: casos prácticos para entenderlo mejor

Qué es una Sociedad Patrimonial

La Sociedad Patrimonial es aquella que se dedica a gestionar un patrimonio concreto, en lugar de llevar a cabo actividades económicas.

La mayoría de sociedades patrimoniales administran activos inmobiliarios. La regulación parte de la Ley de Sociedades de Capita, mientras que el marco impositivo es el del Impuesto de Sociedades.

Las sociedades patrimoniales tienen unas características concretas, además de ciertas ventajas respecto a otras opciones.

Cómo funciona una Sociedad Patrimonial

Las sociedades patrimoniales suelen dedicarse a la administración de inmuebles. Su objetivo es que el arrendamiento de estos bienes no se consideren actividad económica.

Uno de los aspectos más relevantes del funcionamiento de una Sociedad Patrimonial es que no puede contar con trabajadores a jornada completa. 

Además, una Sociedad Patrimonial no puede gestionar otras entidades diferentes a los bienes inmuebles, por lo que su función es casi en exclusiva el alquiler de viviendas o locales.

Características de las sociedades patrimoniales

Para que una Sociedad Patrimonial se considere como tal debe cumplir una serie de requisitos.

Las sociedades patrimoniales son sociedades mercantiles con ciertas características que las convierten en dicho concepto.

Estas son las características que reúne una Sociedad Patrimonial:

  • Más del 50% de sus activos están constituidos por valores.
  • Sus activos no están afectos a actividad económica alguna.

Los activos que se consideran afectos a actividad económica son los siguientes:

  • El inmovilizado tanto material como intangible que es necesario para llevar a cabo la actividad de la empresa.
  • Las existencias.
  • Acreedores comerciales.
  • Partidas que se deben cobrar como consecuencia de la actividad económica.

Si cualquiera de estos conceptos superan el 50%, la sociedad no se considerará de tipo patrimonial.

Ventajas de las sociedades patrimoniales

Las sociedades patrimoniales presentan una serie de ventajas respecto a otras. Para saber si te conviene formar una debes saber cuáles son.

Estas son las principales ventajas de las sociedades patrimoniales:

  • Las herencias son más sencillas: es habitual constituir sociedades patrimoniales para las herencias cuyo patrimonio resulta muy elevado.
  • Protección del patrimonio: el patrimonio de la familia estaría protegido por la sociedad, así que no habría problemas con la actividad profesional de los socios.
  • Ahorro de impuestos: al estar los inmuebles en una sociedad, el administrador puede acogerse al tipo general del 25%, en vez de tributar por el IRPF al 45%.

Cómo se forma una Sociedad Patrimonial

Las sociedades patrimoniales no se constituyen como tal. Es decir, primero hay que formar una sociedad mercantil o civil para que esta se pueda considerar como Sociedad Patrimonial.

Para ello es necesario que la sociedad cumplan con los requisitos anteriormente citados. En caso contrario, se quedaría como sociedad mercantil o civil.

En el caso de que la sociedad realice otro tipo de gestiones económicas además de la administración de inmuebles, no podrá llegar a ser una Sociedad Patrimonial.

Ejemplos: casos prácticos para entenderlo mejor

Comprender el funcionamiento y las características de una sociedad patrimonial puede ser complicado, de ahí que resulte necesario ilustrar con un ejemplo.

Este sería un caso de constitución de Sociedad Patrimonial:

  • El propietario de varios inmuebles está preparando su testamento y busca la forma más adecuada de dejar dichos bienes a sus hijos.
  • Al hacer cálculos, comprueba que el ahorro en impuestos podría ser importante si gestiona sus bienes a través de una Sociedad Patrimonial.
  • El propietario decide constituir una sociedad mercantil que sólo gestione sus bienes inmuebles.
  • Al no dedicarse a otra actividad económica, la sociedad mercantil constituida pasa a considerarse como Sociedad Patrimonial.
  • El propietario podrá gestionar y dejar sus bienes inmuebles en herencia haciendo frente al 25% del tipo general del Impuesto de Sociedades, en lugar de tributar por el IRPF al 45%.
  • Se trata de un ahorro legal, siempre y cuando la sociedad se dedique a gestionar dichos inmuebles sin llevar a cabo actividades de otra índole.

Te recomendamos