Pasar al contenido principal
Logo V by Vodafone pequeño (II)

Sesenta minutos y V-Auto, la combinación que te puede salvar la vida si sufres un accidente de tráfico

Ofrecido por Vodafone

Sistema ecall
Autobild

Desde el 1 de abril de 2018 todos los coches que salen de cualquier fábrica de Europa deben llevar obligatoriamente el sistema eCall

Quienes trabajan en emergencias, hablan de los 60 minutos siguientes al momento en que se produce un accidente de tráfico como la hora de oro. Dicen que este es el tiempo determinante para sobrevivir en el caso de sufrir lesiones graves. Lo que ocurra durante esa hora puede significar la diferencia entre la vida y la muerte, pues en ese tiempo se pueden originan lesiones irreparables.

Se calcula que con esta medida obligatoria de que todos los coches salgan de fábrica con la llamada de emergencia instalada, se reducirán los tiempos de respuesta de los servicios de emergencias en un 50% en zonas rurales y en un 40% en las urbanas. La previsión es que el eCall pueda salvar 1.500 vidas al año en Europa.

También es importante tener en cuenta otras ventajas del sistema de seguridad eCall como que, al permitir actuar con mayor rapidez sobre la red vial, se reducen los accidentes secundarios provocados por los restos del choque en la carretera y disminuyen los tiempos de congestión, consumo de combustible y emisiones de gases.

Y no solo salvará vidas, eCall permitirá ahorrar como mínimo 20.000 millones de euros de los 160.000 millones de pérdidas económicas que generan los accidentes en la Unión Europea.

Así funciona el sistema eCall

La llamada de emergencia eCall es un sistema de asistencia a la conducción que permite realizar una llamada automática en caso de urgencia. 

En caso de que los sensores repartidos por el vehículo detecten que se ha producido un choque lanzan de forma automática una llamada al servicio de emergencias 112 que tendrá desde el primer momento el dato más importante: dónde se ha producido el siniestro.

El sistema eCall también se puede activar de forma manual a través de un botón que realiza la llamada. El sistema de recepción es a través de los altavoces del coche, como cualquier sistema de audio.

Después, un operador del centro de emergencias contactado se pone en contacto con el vehículo para valorar la emergencia u obtener información adicional como el número de ocupantes, gravedad de sus lesiones, si hay más vehículos implicados... A partir de toda esa información, el 112 moviliza los recursos necesarios (asistencia en carretera, ambulancia, bomberos, policía, etc.).

Emergencias 112

El sistema ecall en V-Auto de Vodafone

Pero, ¿qué sucede si nuestro coche es anterior a abril de 2018? ¿Tenemos que renunciar a las ventajas que ofrece eCall?

La respuesta es no. Hay marcas que llevan tiempo ofreciendo el sistema eCall como parte de su equipamiento extra. Lo que no se puede es instalar los sensores y el botón SOS una vez que el vehículo ha salido de fábrica porque requiere numerosos sensores comunicados con los airbags, el control de estabilidad... que en caso de manipulación pueden alterar su funcionamiento y reducir su eficacia en accidente.

Hay aseguradoras que ofrecen asistencia automática en caso de avería o accidente previa instalación de un dispositivo que también sirve para valorar los hábitos de conducción y así ofrecerle descuentos. Los dispositivos de las aseguradoras no suelen estar incluidos en el precio de la póliza contratada y no son baratos.

Y hay otra opción: contratar el servicio V-Auto de Vodafone.

En este enlace te contamos cómo V-Auto puede convertir tu vehículo en un coche inteligente.

V-Auto by vodafone

V-Auto es un pequeño dispositivo que se conecta a la toma OBD del coche. Tiene tres funciones: actúa como localizador indicando la posición exacta del vehículo en tiempo real, analizador de conducción y llamada de emergencia.

La función Llamada SOS de V-Auto avisa a un equipo especializado en el momento en que detecta algún problema o accidente. Los agentes se ponen en contacto con el conductor y si no obtienen respuesta envían la ayuda al punto exacto que facilita la función de localización.

El dispositivo cuenta con diferentes sensores que analizan información de aceleración, frenada y dirección, entre otros, que determinan que el vehículo ha sufrido alguna emergencia (puede ser accidente o avería). En ese momento, el sistema realiza una llamada automática a un centro de atención que de inmediato intentará ponerse en contacto con el conductor a través de su teléfono móvil; si no se produce respuesta, los operadores contactarán con los correspondientes servicios de emergencia para solicitar la ayuda necesaria (el servicio de localización indica la posición exacta del vehículo). Es decir, funciona exactamente igual que el servicio e-Call, con la gran ventaja de que es accesible a propietarios de la mayoría de los coches producidos en la última década.

También en caso de avería

Sin ponernos en lo peor, el servicio V-Auto de Vodafone también puede ser de gran ayuda para los conductores.

Del mismo modo que el sistema europeo eCall cuenta con un botón de emergencia para que el conductor lance una llamada en caso de necesidad, desde la aplicación V-Auto el usuario puede acceder a la función SOS y solicitar ayuda del operador.

Con la ayuda al otro lado de la línea podrá solicitar la asistencia que necesite ya sea médica, mecánica... con la tranquilidad de que no tendrá que facilitar datos de su ubicación (que a veces son difíciles de conseguir, especialmente en entornos rurales) ya que el GPS lanzará de forma automática su posición exacta.

V-Auto está disponible en tiendas Vodafone y a través de la e-shop de la operadora.