¿Cuánto te costaría ser como Brad Pitt en Ad Astra? Te contamos cómo convertirte en un turista espacial

El astronauta Roy McBride recorriendo la Luna en Ad astra
El astronauta Roy McBride recorriendo la Luna en Ad astra
20th Century Fox
  • Brad Pitt encarna a un astronauta que viaja a Neptuno en Ad Astra, su nueva película, que se estrenará el próximo 20 de septiembre.
  • Viajar tan lejos todavía no está al alcance de una misión tripulada, pero ya existen opciones que nos permiten hacer "turismo espacial".
  • Viajar a la Estación Espacial Internacional o hacer vuelos con gravedad cero son algunas de las opciones, y en 2021 tiene previsto lanzarse Aurora Station, el primer hotel espacial.

Aún queda muy lejos la posibilidad de viajar más allá de Marte? así que si quieres emular a Brad Pitt en Ad Astra, la película que se estrena el 20 de septiembre, tenemos que comenzar diciéndote que debes tener mucha paciencia y que quizás algo semejante a lo que cuenta esta ficción solo comiencen a verlo tus nietos. 

En la película, Brad Pitt da vida al astronauta Roy McBride, un hombre que vive atormentado por la desaparición de su padre desde que partió para buscar vida extraterrestre en Neptuno. Siendo ya un adulto, y siguiendo los pasos de su progenitor, le encomiendan la tarea de investigar una señal que podría estar relacionada con la misión espacial de su padre, de modo que se lanza a un larguísimo viaje más allá del mundo conocido.

VIDEO

Ad Astra - Tráiler en español

Como decíamos al principio, realizar semejante viaje, completando el recorrido de 4.350 millones de kilómetros que separan la Tierra de Neptuno, aún no está al alcance de una misión tripulada.

Teniendo en cuenta que el último planeta del Sistema Solar tarda en completar una órbita al sol 164 años y 298 días, calcular cuánto tiempo se tardaría en llegar a él dependería en gran medida de la trayectoria, su posición en el momento del lanzamiento y la velocidad que pudiera alcanzar la aeronave en la que se realizara el viaje.

Pero, en todo caso si tomamos como ejemplo la nave Voyager 2, la única sonda espacial que ha llegado tan lejos, podemos inferir que serían necesarios ¡al menos 12 años para ir y 12 para regresar!

Esto quiere decir que, de momento, los viajes espaciales serán mucho más modestos. Vivir la experiencia única de convertirte en un turista espacial ya no es un imposible de películas de ciencia ficción, pero aún no se puede llegar a esos extremos.

La información más reciente de la que disponemos es que la NASA ha informado de que abrirá la Estación Espacial Internacional (EEI) a los turistas y también con otros fines comerciales. La subdirectora de la EEI, Robyn Gatens, explicó recientemente que el plan que hay sobre la mesa incluye dos misiones privadas cortas de turistas espaciales al año. Podrán permanecer en ella durante un máximo de 30 días consecutivos por 30.000 dólares diarios (unos 27.250 euros al cambio) destinados a financiar entre otras cosas la comida y el oxígeno que necesitarán para su subsistencia. 

Primeras imágenes del cohete de SpaceX

Las dos compañías acreditadas para fletar los vuelos serán Boeing y SpaceX. Este uso de la EEI es, por cierto, inédito y obedece a la lógica de necesitar financiación externa, dado que Donald Trump anunció en 2018 su voluntad de que dejara de financiarse con fondos públicos a partir de 2025.

Axiom Space también tiene previsto enviar a turistas espaciales a la EEI a partir de 2020, en viajes de 10 días en módulos que permitirán disfrutar de Internet y videoconferencias con la Tierra. El programa es prohibitivo y cuesta 55 millones de dólares (unos 49 millones de euros), en los que se incluyen el plan de entrenamiento esencial de 15 semanas a cargo de astronautas profesionales para la seguridad y la adaptación a la gravedad cero, el transporte de ida y vuelta en un transbordador de SpaceX y una habitación con vistas a? la Tierra, claro.

Sea como fuere, éste es solo el pico del iceberg. Empresas espaciales comerciales como Virgin Galactic, Sierra Nevada Corporation, Blue Origin, Bigelow, United Launch Alliance o la ya nombrada SpaceX ven una oportunidad de negocio muy jugosa en base a los posibles viajes al espacio y a la Luna.

Pero a día de hoy, ¿qué se puede hacer si el bolsillo acompaña? Lo más asequible es realizar unvuelo en gravedad cero a bordo de un Boeing 727.200, cuyo precio ronda los 4.500 euros por persona.

La estación espacial Orion Span, sede de Aurora Station

Hay muchas compañías que ya ofrecen experiencias como ésta, además de vuelos a una cierta distancia de la Luna y de recorridos como completar una vuela alrededor de la Tierra. Tal es el caso de firmas como Space Adventures o Misión Circunlunar, pero, sin duda, será Orion Span la que plantee un modelo de negocio más arriesgado: Planea lanzar a finales de 2021 un módulo llamado Aurora Station, que será el primer hotel espacial de lujo y tiene previsto alojar a sus primeros huéspedes en 2022.

La reserva supone un depósito reembolsable de 80.000 dólares (unos 72.000 euros) e implica simplemente ?estar en lista de espera? para poder alojarse en este emplazamiento, que orbitará sobre la superficie terrestre a unos 320 kilómetros por hora y cuya estancia costará 10 millones de euros por 12 días. 

Para quienes tenemos presupuestos mucho más modestos, siempre nos quedará el cine, y Ad Astra promete llevarnos literalmente hacia las estrellas el próximo 20 de septiembre. ¿Te unes a la tripulación de Roy McBride? ¡Seguro que te sale mucho más barato que cualquiera de estos planes!

Otros artículos interesantes:

SpaceX podría lanzar su nueva nave espacial para la NASA en marzo en una prueba de fuego que demostrará si es segura para los astronautas

'Human Computers', las mujeres que transformaron la NASA