Pasar al contenido principal

Las Universidades con mejor nivel en carreras STEM de todo el mundo

MIT, una de las mejores universidades del mundo para estudiar carreras STEM
MIT

Cada época tiene asociadas unas profesiones. En la época medieval, los artesanos eran los más demandados pues sin su capacidad manual y su conocimiento adquirido en base a la experiencia era imposible obtener muchos de los productos críticos de esa era (desde espadas hasta armaduras, pasando por ropas o carruajes).

Con la llegada de la revolución industrial, muchas de las tareas antaño asociadas a estos artesanos pasaron a manos de obreros en fábricas con cadenas de montaje que ofrecían una producción en masa nunca antes vista. Y, ahora que se nos avecina una nueva revolución -la de la transformación digital-, también los empleos que destacan han de variar nuevamente.

Así pues, ya no nos resulta extraño hablar de profesiones como analista de datos, ingeniero informático, desarrollador de videojuegos, experto en robótica, piloto de drones o experto en ciberseguridad. Son profesiones relacionadas al hipersector de las ciencias STEM (Science, Technology, Engineering and Mathematics) que, sin duda alguna, son las más prometedoras en muchos aspectos para los jóvenes que se introducen ahora al mercado laboral.

Curiosamente, todas ellas tienen en común la vocación práctica y el pensamiento lógico, así como la necesidad de contar con otras habilidades 'soft' (como el trabajo en equipo, la gestión de proyectos o la capacidad de comunicarse). Pero, en cualquier caso, ya hablemos del conocimiento técnico o de estas otras variables, han de ser aprendidas en entornos universitarios que, más allá del título correspondiente, sirvan de aterrizaje entre la enseñanza básica y el mundo profesional.

Las razones para estudiar STEM

La inteligencia artificial que está desarrollando Google puede ayudar a los doctores a hacer predicciones más precisas sobre la salud de un paciente.
La inteligencia artificial que está desarrollando Google puede ayudar a los doctores a hacer predicciones más precisas sobre la salud de un paciente. Mario Tama/Getty

No cabe duda de que existen muchos motivos para estudiar una carrera universitaria en el ámbito STEM. En primer lugar, solo estas titulaciones preparan a los estudiantes tanto para trabajos que ya existen en el tejido productivo como para otros que hoy por hoy no podemos ni imaginar. Y solo hemos de recordar que, según el Observatorio para el Empleo en la Era Digital, ocho de cada diez jóvenes de entre 20 y 30 años encontrarán trabajo relacionado con el entorno digital, en profesiones que ni siquiera existen todavía.

A ello hemos de unir la actual escasez de profesionales bien preparados en estas lides, fruto de una mala reconversión de los trabajadores ya existentes hacia el mundo digital y de la escasez de universitarios que salen cada año para integrarse en el sector.

En concreto, y de acuerdo al Foro Económico Mundial, solo el 30% de los hombres y el 16% de las mujeres que estudian en la universidad cursan una titulación relacionada con las STEM.  Con ello no es de extrañar que la propia Unión Europea haya cifrado en 900.000 personas el vacío que, hoy por hoy, no puede cubrirse por falta de profesionales de alta cualificación en 900.000 profesionales de alta cualificación.

La duda que queda entonces ya no es si las carreras STEM son indispensables o una idea más que lógica a tener en cuenta en el desarrollo de una vida profesional de éxito en el siglo XXI, sino cómo cursarla de forma que obtengamos no sólo una buena titulación, sino también una salida profesional adecuada a nuestros intereses y con un bagaje intelectual y práctico que haya merecido la pena.

En ese sentido, son varios los rankings que ordenan las mejores universidades en estas lides, de los que en Business Insider hemos elegido dos como los más representativos a la hora de saber cuáles son los mejores centros para descubrir el enorme potencial de estas ciencias..

Las mejores Universidades STEM según QS

Jóvenes universitarias
AntonioGuillem/Getty Images

El primero de los rankings en los que conviene detenernos es el QS World Universities Rankings, elaborado por Quacquarelli Symonds y cuyo informe de 2019 ya está disponible en este link.

Un informe que sitúa como la mejor universidad del mundo a una especializada por completo en carreras STEM, como es el Massachusetts Institute of Technology (MIT). El centro con sede en Boston sobresale así por encima de universidades con enorme solera como Stanford, Harvard, Oxford o el también 'nativo' de la tecnología California Institute of Technology (Caltech).

Pero el estudio también nos permite profundizar más y conocer, área por área, cuál es la mejor universidad para cada una de las carreras STEM que existen en el mercado profesional. Los resultados, en la línea del ranking general, con el MIT, Stanford y Cambridge como líderes destacados en estas áreas, que comprenden desde la ingeniería informática a la química, pasando por la electrónica, mecánica o estudios aeronáuticos o de minerales.

Por detrás sorprende la posición destacada (cuarta) de la suiza ETH Zurich (Swiss Federal Institute of Technology), la Nanyang Technological University, de Singapur, o la Universidad de Tokio. En todos estos casos, su menor reputación entre el tejido empresarial (al menos en comparación con las tres grandes) la compensan con una publicación ingente de publicaciones científicas -Nanyang supera incluso al MIT en ese parámetro- y en número de citas a los artículos de sus investigadores por parte de otros científicos en todo el mundo.

Las mejores Universidades STEM según QS el ránking de Shanghai

Facultad de Biología de la Universidad de Harvard
Pixabay

Otra de las fuentes más reconocidas a la hora de evaluar las universidades por su capacidad docente, investigadora y profesional es el ranking de Shanghai, cuyo informe de 2017 puede leerse aquí

Según este análisis, las universidades de Harvard, Stanford y Cambridge son las mejores del mundo en términos generales, seguidas del Massachusetts Institute of Technology (MIT), la universidad de California, Berkeley o su homóloga de Princeton. Completarían el 'top 10' centros como la Universidad de Columbia, 'Caltech' o la Universidad de Chicago.

Y si esos datos los aterrizamos en las carreras propiamente ligadas al ámbito STEM, las posiciones no varían demasiado. El MIT es el mejor lugar del planeta a la hora de estudiar titulaciones como ingeniería informática, robótica o química; mientras que Harvard destaca en biomedicina y biotecnología. Stanford es la reina en ingeniería ambiental y Cambridge ejerce de lo propio en temas mecánicos. Las universidades asiáticas (Tsinghua o Nanyang) sobresalen, a su vez, en cuanto a telecomunicaciones y energía se refiere.

En nuestro país, siempre de acuerdo a este ranking, también tenemos motivos de orgullo. No en vano, las universidades politécnicas de Barcelona, Madrid o Valencia son referencia europea en materias tan diversas como ingeniería aeroespacial, químicas, o telecomunicaciones, entre otras.

Y además