Yolanda Díaz deja la dirección de Sumar tras los malos resultados en las europeas

Yolanda Díaz, la ministra de Trabajo del Gobierno de España.
Yolanda Díaz, la ministra de Trabajo del Gobierno de España.

reuters

  • La líder de Sumar ha abandonado la dirección del partido que pretendía aglutinar a la izquierda a la izquierda del PSOE.
  • Continuará al frente de la vicepresidencia del Gobierno y del Ministerio de Trabajo: "Es necesario que haya un debate y con esta decisión abro el camino".

Yolanda Díaz ha anunciado este lunes que abandona su cargo como coordinadora de Sumar, aunque mantendrá su puesto como vicepresidenta del Gobierno y ministra de Trabajo.

Díaz ha comparecido ante los medios de comunicación este lunes a mediodía, después de que este domingo la candidatura de Sumar lograra solo tres diputados en las elecciones europeas, un resultado insatisfactorio a todas luces.

"Las elecciones han servido también de espejo. La ciudadanía no se equivoca cuando vota. Tampoco se equivoca si decide no ir a votar. Es siempre nuestra responsabilidad. En este caso, y sin ninguna duda, es mi responsabilidad", ha sostenido. "La ciudadanía ha hablado y yo voy a hacerme cargo".

"Por ese motivo he decidido dejar mi cargo como coordinadora de Sumar. Es necesario que haya un debate y con esta decisión abro el camino, que sin duda debe ser colectivo, tanto en el seno de Sumar como en las organizaciones que conforman su espacio".

Díaz se ha referido a una "internacional del odio" que se ha abierto camino en las elecciones europeas. Para combatirla, ha sostenido que se centrará en la acción de Gobierno, marcándose estas cinco prioridades:

  • "Bajar los precios de la vivienda en propiedad y en alquiler para convertir en derecho lo que hoy es un lujo".
  • "Reducir la jornada laboral para recuperar el tiempo que cada día sentimos que no tenemos".
  • "Una reforma fiscal para que quien más tiene más cumpla con sus obligaciones".
  • "Dos pilares básicos: los permisos retribuidos y la prestación universal por hijo a cargo para garantizar derechos de cuidado y acabar con la pobreza infantil en nuestro país".
  • "Asegurar la paz. Debemos parar el genocidio en Palestina y Netanyahu debe rendir cuentas ante la Corte Penal Internacional".

"A esto me voy a dedicar y para esto le he pedido a Sumar que me acompañe. Estoy convencida de que si somos capaces de cumplir estos objetivos la fuerza del odio perderá el rumbo. Creo en la fuerza de la política", ha enfatizado Díaz.

Díaz ha reivindicado que el Gobierno de coalición progresista es "la mejor herramienta para mejorar la vida de la gente". "En estos meses siento que no he hecho las cosas que debía hacer y las cosas que mejor sé hacer. La ciudadanía, sin duda, lo ha percibido. Mucha gente, muchas voces distintas, me lo han ido diciendo".

Por eso explica su decisión: "En estos meses he tenido la certeza de que la política se dedicaba mucho más a sí misma que a los problemas de la ciudadanía. Tenemos que estar para solucionar los problemas de la gente. Lo he dicho muchísimas veces. No las problemas de los partidos o de los políticos".

"A pesar de la resistencia de las fuerzas democráticas en algunos países europeos, la corriente de fondo es que la internacional del odio ha dado un paso adelante. No podemos mirar hacia otro lado ni podemos fingir que esas corrientes no existen. El desafío es hoy mayor y más complejo de lo que era ayer".

También ha incidido en que esta situación "no es una anomalía europea". "Lo vemos en Argentina, donde Milei está hundiendo a la población en la pobreza. Lo vemos en Israel, donde Netanyahu sigue cometiendo un genocidio contra la población palestina. Lo podremos ver a final de año en EEUU, donde Trump puede volver a ganar".

"Nos encontramos ante un desafío mundial de carácter histórico al que tenemos la obligación de dar respuesta. No nos vale seguir a la defensiva ni salir a empatar", ha zanjado. 

En las elecciones europeas de este domingo el partido logró solo tres eurodiputados. Era la primera vez que la marca Sumar concurría a estas elecciones europeas, pero el resultado ha sido insatisfactorio. No ha logrado su escaño, por ejemplo, el candidato de IU, Manu Pineda, que iba cuarto en la lista.

Sumar, con tres escaños, ha conseguido la misma representación que la agrupación de electores del agitador ultra Alvise Pérez, Se acabó la fiesta. Ha conseguido un eurodiputado más, eso sí, que Podemos, que se presentaba en solitario a las europeas y ha conseguido mantener una representación con dos europarlamentarias.

Descubre más sobre , autor/a de este artículo.

Conoce cómo trabajamos en Business Insider.