17 usos sorprendes y creativos para tus horquillas que te sacarán de más de un apuro

Horquillas
Getty
  • Las horquillas no solo sirven para el pelo. Ya verás: coge papel y lápiz y escribe durante un minuto todos los usos que crees que pueden aplicarse a una horquilla. ¡Seguro que no llegas a los 17 de esta lista!
  • Una horquilla te ayudará a sujetar un clavo con precaución, servirá de cremallera en caso de accidente imprevisto, te impedirá oler malos aromas...
  • Descubre más historias de Business Insider España.

¿Quién dice que las horquillas solo sirven para el cabello? Una horquilla puede ayudarte a pintarte las uñas, te puede sujetar un clavo para que no te hagas daño, te desatascará el desagüe... Aquí tienes los 17 usos más sorprendentes y creativos de las horquillas para tu día a día en casa, en el trabajo, la calle...

1. Exprime al máximo la pasta de dientes

Pasta de dientes

Si te cuesta hacer salir lo que queda de la pasta de dientes cuando queda poco en el tubo, prueba a usar una horquilla. Ponla en el final del tubo, aprieta bien y ve subiendo la horquilla hacia la boca. Verás que es mucho más fácil de esta forma.

2. Sujeta los clavos

Clavos

Martillear un clavo puede poner en peligro la seguridad de tu pobre dedo. A no ser que cojas una horquilla y la uses para asegurar el clavo en su sitio. Solo tienes que colarlo por la parte más estrecha de la horquilla y sujetarla por su extremo. Ya está: tienes los dedos a una distancia segura.

3. Tápate la nariz

Mal olor de la nevera

¿Te encuentras en una zona o lugar con muy mal olor o quieres evitar que el agua entre por la nariz mientras nadas? Ponte una horquilla en la nariz y la tendrás protegida. Además, es más cómodo y menos doloroso que la alternativa: la pinza.

4. Arregla la cremallera rota

Muchos de los pantalones llevan inscritos en sus cremalleras las siglas YKK

Las cremalleras fueron creadas para romperse en el peor momento posible. Esto es así. Pero si tienes una horquilla a mano, únela al puente de la cremallera para tener una cremallera improvisada.

5. Mantén tu gorro en su sitio

Mujer con gorra.

¿Hace mucho viento y tu gorra amenaza con salir volando? Pon una horquilla en tu cabello y luego ata su punta a la gorra. ¡Arreglado!

6. Deshuesa aceitunas o cerezas

Aceitunas

Cómo molestan los huesos de los aperitivos, ¿verdad? Nada, nada. Introduce la punta de la horquilla por la parte superior o inferior de la aceitunas (por ejemplo) y empuja hasta que el hueso salga por el otro lado.

7. Asegura la punta sobresaliente del cinturón

Cinturón

La punta del cinturón que sobresale por la camisa es muy antiestético e incluso molesto. Sujétalo bien al resto del cinturón con una horquilla. Si la punta es muy gruesa o no tienes una horquilla, también te funcionará un clip.

7 usos sorprendentes de los restos del café que seguro no conocías

8. Pinta tus uñas

Uñas zanahoria.

Si quieres pintarte las uñas, pero no tienes con qué, utiliza la punta de una horquilla a modo de broche. Verás que además es una herramienta muy útil para dibujar diseños elaborados.

9. Sujeta telas

Coser bata médico.

Si estás cosiendo un par de telas, por ejemplo, te resultará mucho más fácil y cómo mantenerlas unidas con una horquilla. O con varias, dependiendo del tamaño de lo que coses.

10. Abre envases de plástico muy cabezones

Lechuga en una bolsa de plástico

En ocasiones, la comida o los objetos están tan bien precintados en plástico que cuesta mucho abrirlos sin unas uñas bien afiladas. Para evitar usar un cuchillo, que puede ponerte en peligro, usa la punta de la horquilla para rasgar el plástico.

11. Llega a esos botones de reseteo tan inaccesibles

Móviles de LG

Muchos móviles o dispositivos tecnológicos tienen un botoncito muy pequeño, y normalmente hundido en una ranura, que debes mantener pulsado un rato para formatear o reiniciar el aparato. Si has perdido el accesorio original, utiliza una horquilla para pulsar ese botón tan esquivo.

12. Desatornilla

Tuercas tornillos

Si necesitas desatornillar algo y no tienes la caja de herramientas a mano, una horquilla te sacará del apuro. No será tan rápido que con un desatornillador, pero lo acabarás consiguiendo.

13. Improvisa un marcapáginas

Lectura de libros en una biblioteca

¿Estás en un capítulo muy interesante de tu nuevo novela favorita, pero ya deberías irte a dormir? Pon una horquilla entre las páginas que estás leyendo para reanudar la lectura lo más rápido posible al día siguiente.

Estos son los libros más valorados del mundo según dónde transcurre la obra

14. Marca el inicio del celo

Celo

Uno de los mini-infiernos caseros más recurrentes es perder el principio del celo y pasarse minutos buscando y rascando con la uña. Nunca más: pon una horquilla debajo del principio para que sepas siempre dónde está y para que te sea superfácil pelar el celo.

15. Desatasca el desagüe

Una fontanera arregla las tuberías de desagüe de un fregadero

Los desagües del baño o del lavabo son muy estrechos así que puede ser difícil sacar aquello que se haya quedado bloqueado en ellos. Utiliza horquillas como si fueran pinzas en miniatura.

16. Endereza una camisa holgada

Camisa holgada

Una camisa que va holgada y deja bultos indica dejadez, aunque seas una persona muy atenta. Para evitar tener mal aspecto, coge un buen trozo de ropa sobrante y apuntálalo con la horquilla.

17. Asegura bolsas de comida abiertas

Envases de comidas

¿Se te han acabado las pinzas de cocina y tienes muchas bolsas de comida por tapar? Las horquillas son excelentes sustitutas. Solo asegúrate de doblar las bolsas todo lo posible y listo.

Otros artículos interesantes:

7 formas de reutilizar los posos del café que probablemente no conocías

10 usos sorprendentes del bicarbonato que no conocías y que te ayudarán en tu vida diaria

Los usos más extraños e impensables de una impresora 3D

Te recomendamos