7 pruebas médicas que debería hacerse cualquier veinteañero

People with compromised immune systems should get medical attention if they experience flu-like symptoms, the director of University of Maryland's health center said.
People with compromised immune systems should get medical attention if they experience flu-like symptoms, the director of University of Maryland's health center said.
Spencer Platt/Getty Images

Spencer Platt/Getty Images

  • Si eres veinteañero, es importante hacerse algunas pruebas médicas.
  • En este rango de edad se debería, por ejemplo, realizar una prueba sobre su nivel de colesterol, su presión sanguínea o hacerse la prueba del VIH.
  • Aquellos veinteañeros con ciertos factores de riesgo pueden además necesitar exámenes médicos relativos a la diabetes, el cáncer de piel o ETS como la gonorrea y la clamidia.
  • Las mujeres también deberían pasar una prueba para el cáncer cervical a los 21 años.

Los veinteañeros pueden mostrarse partidarios de posponer las citas médicas y los cheques de salud hasta que envejezcan, pero hay algunas pruebas de detección de enfermedades que no deberían esperar.

Esto ocurre especialmente cuando se trata de pruebas para detectar enfermedades "silenciosas" que pueden dañar la salud sin mostrar ningún síntoma, como la presión arterial alta o ciertas infecciones de transmisión sexual.

INSIDER ha preguntado al doctor Robert Segal, cardiólogo y cofundador de LabFinder, un servicio a través de internet que ayuda a los pacientes a concertar citas para exámenes médicos, sobre qué pruebas de detección son más importantes antes de cumplir los 30 años.

Recuerda que puedes necesitar exámenes diferentes o más frecuentes según tu propio historial médico y tu historial familiar, por lo que siempre es mejor consultar a tu médico para obtener asesoramiento personalizado. Pero, en general, hay algunas pruebas básicas que se recomiendan para muchos adultos jóvenes, según Segal.

Muchas de estas se realizan durante las visitas anuales a tu médico y/o ginecólogo, pero nunca está de más asegurarse de que se están realizando las pruebas necesarias.

Sigue leyendo para obtener más información sobre los chequeos que deberían pasar todas las personas entre los 20 y los 30 años, además de algunas pruebas que son importantes para veinteañeros con factores de riesgo específicos.

1. Presión arterial

A patient undergoes a blood pressure test.A patient undergoes a blood pressure test.
A patient undergoes a blood pressure test.
Karen Pulfer Focht/Reuters

Karen Pulfer Focht/Reuters

Tener la presión arterial alta significa que la fuerza de la sangre que empuja contra las paredes de las arterias es demasiado alta. Con el tiempo, la presión arterial alta daña el revestimiento de las arterias, y este daño puede provocar un ataque cardíaco o un derrame cerebral, que pueden ser mortales.

"La presión arterial alta es comparable a un asesino silencioso porque realmente no muestra síntomas hasta que termina en una desgracia", explica Segal.

Por eso es tan importante que te hagan un análisis de presión arterial. Afortunadamente, la prueba a menudo se encuentra entre las que te realiza el médico de cabecera durante los chequeos rutinarios. 

Las lecturas de la presión arterial se componen de dos números: el primero es la presión arterial sistólica, que indica cuánta presión hay en las paredes de las arterias cuando el corazón late; el segundo dato corresponde a la presión arterial diastólica, que indica la cantidad de presión en las paredes arteriales cuando tu corazón está en reposo. Cualquier lectura de 130/80 o superior se considera alta, según Segal.

Los expertos recomiendan que se mida la presión arterial al menos una vez cada dos años a partir de los 20. Si tienes la presión arterial alta, tu médico puede recomendarte exámenes más frecuentes.

2. Colesterol

Hay dos tipos de colesterol: LDL y HDL. LDL es el conocido como malo que contribuye a la acumulación de grasa en las arterias, y el HDL es del tipo bueno que ayuda a eliminar el exceso de colesterol de las arterias.

Si tienes demasiado LDL o muy poco HDL circulando por tu sangre, el colesterol puede combinarse con otras sustancias y formar placas gruesas en el interior de tus arterias, estrechándolas y endureciéndolas, aumentando el riesgo de ataque cardíaco y de accidente cerebrovascular, según el AHA (Asociación Cardiológica de EEUU).

Algunas personas tienen colesterol alto debido a factores genéticos, pero los factores del estilo de vida (como fumar o la falta de actividad física) a menudo son los "culpables principales" de la enfermedad, según señala la AHA. Y, como en el caso de la presión arterial alta, es posible que no sepas que la tienes.

"El colesterol alto por lo general no tiene síntomas", asegura Segal. "Por eso es importante tenerlo controlado, especialmente si tienes antecedentes familiares de enfermedad cardíaca o accidente cerebrovascular".

La AHA recomienda que todos se sometan a una prueba de colesterol cada cuatro o seis años a partir de los 20 años, aunque es posible que las personas que corren el riesgo de tener colesterol alto deban realizarse pruebas con más frecuencia.

3. Prueba del VIH

Anybody can get lupus, although women are more likely to get it.Anybody can get lupus, although women are more likely to get it.
Anybody can get lupus, although women are more likely to get it.
Joe Raedle/Getty Images

Joe Raedle/Getty Images

El virus de inmunodeficiencia humana, o VIH, es la infección que puede conducir al SIDA si no se trata. En España, más de 140.000 personas viven con el VIH, pero existe la posibilidad de que no estén al tanto de su enfermedad.

"Una de cada siete personas con VIH no sabe que lo tiene, por lo que no recibe tratamiento y puede pasar el VIH a otras personas sin saberlo", explica Segal. "Los hombres, las mujeres, las personas de todas las orientaciones sexuales, todos los colores y todas las edades se están infectando. Por lo tanto, es muy importante que te hagan la prueba a los 20 años, especialmente si no estás practicando sexo seguro".

El Centro para el Control y la Prevención de Enfermedades (CDC, por sus siglas en inglés) recomienda que todas las personas se realicen una prueba del VIH al menos una vez entre los 13 y los 64 años. Las personas que tienen relaciones sexuales sin protección o que comparten equipos de medicamentos inyectables deben hacerse la prueba al menos una vez al año.

4. Prueba del cáncer de piel

Doctors can check for signs of skin cancer during routine checkups.Doctors can check for signs of skin cancer during routine checkups.
Doctors can check for signs of skin cancer during routine checkups.
Joe Raedle/Getty Images

Joe Raedle/Getty Images

El cáncer de piel no solo lo padecen las personas mayores que han pasado años tomando el sol. El melanoma, el tipo más mortal de cáncer de piel, es el segundo cáncer más común entre las mujeres de 15 a 29 años, según la Academia Americana de Dermatología (AAD).

Los síntomas del cáncer de piel pueden variar bastante. La enfermedad puede manifestarse como un lunar cambiante, una llaga que no se cura o incluso una protuberancia del color de la carne sin pretensiones, como explicaba INSIDER en artículos previos. También puede ocurrir en lugares poco probables, como debajo de las uñas, o en lugares donde no hay exposición al sol.

Y mientras que los cánceres de piel detectados en fases tempranas casi siempre son curables, los que no son detectados pueden volverse mucho más serios. Es por eso que la AAD recomienda que todos realicen autocomprobaciones periódicas para detectar posibles signos de cáncer de piel. (Esta es una guía que explica la forma correcta de hacerlo).

Sin embargo, según Segal, las personas con ciertos factores de riesgo, como antecedentes familiares de cáncer de piel, exposición prolongada al sol, uso de camas de bronceado y tonos de piel claros, tienen un mayor riesgo de padecer la enfermedad y pueden necesitar un examen de la piel por parte de un dermatólogo.

Las personas con antecedentes personales de melanoma siempre deben someterse a un examen anual de la piel de todo el cuerpo realizado por un dermatólogo, explica la AAD. Para cualquier otra persona, un dermatólogo puede hacer una recomendación personalizada sobre la frecuencia con la que se necesita un examen de la piel.

5. El test A1C para la diabetes tipo 2

"Lo que también deben examinar los veinteañeros es la diabetes", según Segal. "Realizamos lo que se conoce como una prueba de hemoglobina A1C".

La prueba A1C es una prueba de sangre que mide tus niveles de azúcar en la sangre durante los tres meses anteriores, según los Institutos Nacionales de Salud de EE.UU.

Se usa para identificar la diabetes tipo 2, la enfermedad en la que el nivel de azúcar en la sangre es demasiado alto porque el cuerpo no puede usar bien la insulina; y la prediabetes, una enfermedad en la que el nivel de azúcar en la sangre es más alto de lo normal pero aún no es lo suficientemente alto como para ser diabetes.

Según la Clínica Mayo, saber si tienes o no diabetes tipo 2 es crucial, ya que tener la afección aumenta considerablemente el riesgo de enfermedad cardíaca. Además, si no se trata, la diabetes tipo 2 puede causar complicaciones a largo plazo, como daño a los nervios, daño a los ojos o amputación de los pies o pies.

Las recomendaciones de la Asociación de Diabetes de EE.UU. estipulan que todas las personas deben someterse a una prueba de detección de diabetes tipo 2 a partir de los 45 años, pero agregan que las pruebas deben considerarse en adultos de cualquier edad, incluso en los más jóvenes, si tienen sobrepeso o son obesos y tienen al menos un factor de riesgo para la enfermedad.

Estos factores de riesgo incluyen presión arterial alta, síndrome de ovario poliquístico en mujeres, parientes de primer grado con diabetes, inactividad física... Como siempre, un médico puede ayudarte a determinar cuándo hacerte la prueba adecuada.

6. Prueba de Papanicolaou

La prueba de Papanicolaou busca cambios anormales en las células cervicales antes de que se vuelvan cancerosas, según el Colegio Americano de Obstetras y Ginecólogos (ACOG), lo que significa que cualquier problema potencial se puede detectar de manera temprana.

La prueba la realiza un médico que usa un instrumento para raspar las células del cuello uterino en un procedimiento rápido (pero ligeramente incómodo). Luego esas células se envían a un laboratorio para su análisis, explica Segal.

Los médicos solían recomendar pruebas de Papanicolaou anuales. Pero esas recomendaciones cambiaron en 2012, después de que los estudios descubrieran que, cuando se trata de detectar el cáncer, hacerse una prueba de Papanicolaou cada pocos años sigue siendo tan eficaz como las pruebas anuales.

También reduce el pánico innecesario debido a resultados anormales, ya que los cambios en las células cervicales a menudo vuelven a la normalidad por sí solos, de acuerdo con el ACOG.

El ACOG actualmente recomienda que los pacientes sanos de 21 a 29 años se hagan una prueba de Papanicolaou cada tres años. Cualquier persona menor de 21 años no necesita hacerse la prueba.

"Las pautas anteriores recomendaban que la primera prueba de Papanicolaou se produzca tres años después de haber tenido relaciones sexuales, pero ahora se recomienda esperar hasta la edad de 21 años porque los adolescentes tienen un menor riesgo de cáncer cervical y una mayor probabilidad de que aparezcan estas anomalías en las células cervicales por su cuenta ", según Segal.

7. Gonorrea y clamidia

La clamidia y la gonorrea son enfermedades de transmisión sexual (ETS) que son causadas por bacterias.

Y, dado que muchas personas que contraen estas ETS no tienen ningún síntoma, una prueba es la única forma de saber con seguridad si están infectadas. Las pruebas pueden ser tan fáciles como orinar en una taza, pero a veces un proveedor de atención médica realiza pruebas para detectar infecciones al frotar los genitales con un hisopo de algodón para recolectar las células.

El CDC recomienda que todas las mujeres sexualmente activas menores de 25 años se sometan a pruebas de detección anuales tanto para la clamidia como para la gonorrea. Las mujeres mayores de 25 años con ciertos factores de riesgo (como parejas sexuales nuevas o múltiples) también deben hacerse pruebas anuales para las dos infecciones.

E, independientemente de su edad, todos los hombres sexualmente activos que tienen relaciones sexuales con hombres deben hacerse pruebas anuales de clamidia y gonorrea (así como sífilis), según el CDC.

Si no estás seguro exactamente de qué pruebas de ETS debes hacerte, consulta a un médico.

LEER TAMBIÉN: 6 alimentos que podrían ayudarte a combatir enfermedades

LEER TAMBIÉN: Investigadores del MIT crean un nanorrobot capaz de viajar por tu cuerpo para diagnosticar enfermedades

VER AHORA: Hay mundo más allá de los perfiles tecnológicos: estas son las habilidades más demandadas ahora mismo, según el CEO de LinkedIn España

    Más:

  1. Salud
  2. Consejos