Pasar al contenido principal

Amazon, MRW y Seur niegan haber dejado de repartir pedidos en Barcelona por la crisis de seguridad

Amazon paquete repartidor
  • Amazon, MRW y Seur han negado las informaciones que apuntaban que habían dejado de repartir pedidos en los barrios de Besòs y Sant Adrià tras una supuesta serie de robos a sus repartidores.
  • El rumor ha llegado hasta el Parlamento después de que el Partido Popular presentara una proposición no de ley para reclamar al Gobierno "hacer frente a la crisis de seguridad que sufre Barcelona".
  • El medio que publicó el rumor, Crónica Global, sigue manteniendo que las compañías han dejado de ofrecer servicio en esas zonas, pero no parece la explicación más probable.
  • Descubre más historias en Business Insider España.

Amazon, MRW y Seur han negado los rumores que aseguraban que las empresas de mensajería habían dejado de repartir pedidos en ciertos barrios de Barcelona tras una supuesta serie de robos a sus repartidores.

El rumor ha aparecido en medio de una oleada de noticias sobre el aumento de homicidios y robos en Barcelona, lo que ha desembocado en que el Partido Popular haya presentado una proposición no de ley en el Congreso de los Diputados para reclamar al Gobierno de Pedro Sánchez soluciones "para hacer frente a la crisis de seguridad que sufre Barcelona", incluyendo el envío de agentes de la Policía Nacional y Guardia Civil a Barcelona.

Ese texto, presentado por Cayetana Álvarez de Toledo ─portavoz del grupo popular y diputada por Barcelona─ y Ana Belén Vázquez ─portavoz del PP en la Comisión de Interior─, recogía una noticia publicada por Crónica Global en la que se aseguraba que Amazon, Seur y MRW habían dejado de prestar servicio en los barrios de Besòs y Sant Adrià por la inseguridad.

"Amazon continúa operando con total normalidad en el área del Bèsos y en toda la ciudad de Barcelona", ha explicado la propia Amazon a Business Insider España, desmentido similar al que han realizado las otras dos compañías de mensajería.

El bulo ha aparecido en plena oleada de noticias sobre el aumento de episodios de delincuencia que vive Barcelona este verano. Los Mossos d'Esquadra han reconocido que los robos con violencia han aumentado un 30% en lo que va de año y que ya se han producido 12 homicidios en la ciudad, una de las cifras más altas de los últimos años, pero dicen que la situación no es alarmante ni excepcional. En todo caso, varios medios europeos están subrayando la "oleada de criminalidad" que sufre la capital catalana e incluso la embajada de Estados Unidos ha alertado a sus ciudadanos del aumento de los delitos violentos.

El medio digital, fundado en 2013 tras la unión de dos medios locales catalanes y desde hace tres años aliado con el diario digital El Español que dirige Pedro J. Ramírez, se ha reafirmado en su versión tras los desmentidos de las compañías, pero la situación parece improbable: no existen pruebas más allá de unas declaraciones de unas supuestas "fuentes cercanas a las compañías" y tampoco hay garantías sobre el pantallazo publicado por el digital, un supuesto mensaje enviado por un repartidor a través de WhatsApp, que no es un método de comunicación habitual de estas compañías.

Pero existe otra razón para pensar que este supuesto cese de operaciones en algunos barrios de Barcelona no se está produciendo o, al menos, no sucede en términos absolutos como sostiene el citado medio.

Si la situación fuera crítica habría docenas de quejas de clientes a través de redes sociales, pero no es el caso. Existen algunas quejas puntuales, tanto de la ciudad de Barcelona como de otros lugares de España, pero el histórico revela que ni es una situación nueva ni parece que se haya agravado en las últimas semanas.

 

La versión original de esta información ha sido rectificada tras los desmentidos de Amazon, Seur y MRW.

Y además