Pasar al contenido principal

Amazon ha iniciado silenciosamente un nuevo programa para donar los productos que no venda en lugar de destruirlos

REUTERS
  • Amazon ha iniciado un nuevo programa que permite a los vendedores de terceros donar sus productos excedentes y devueltos.
  • La compañía se está asociando con organizaciones benéficas y sin fines de lucro en los Estados Unidos y el Reino Unido.
  • El lanzamiento se produce después de que las investigaciones descubrieron que Amazon destruye productos no vendidos.
  • Descubre más historias en Business Insider España.

Amazon está haciendo un gran esfuerzo para ayudar a los vendedores de terceros a donar sus productos no vendidos en lugar de tirarlos a la basura.

El gigante minorista en línea está lanzando un nuevo programa llamado Fulfillment by Amazon Donations, donde los productos elegibles en exceso y devueltos de los vendedores serán donados a organizaciones sin fines de lucro y organizaciones benéficas en Estados Unidos y Reino Unido.

El programa de donaciones comenzará en septiembre, y la opción de donación se aplicará automáticamente al inventario que los vendedores elijan desechar manualmente, dice un correo electrónico que un vendedor de Amazon parece haber recibido recientemente.

El lanzamiento se produce después de que las investigaciones de una estación de televisión francesa y el diario británico The Daily Mail, descubrieran que Amazon destruye artículos no vendidos, incluso aquellos que valen cientos de dólares. La televisión francesa, llamada M6, filmó una "zona de destrucción" donde los artículos son desechados como parte de un documental.

Leer más: Amazon creará 600 trabajos en 2019 en España: cómo acceder a sus ofertas de empleo

En los Estados Unidos, Amazon trabajará con Good360, que se asocia con minoristas y compañías de bienes de consumo para distribuir productos a organizaciones sin fines de lucro. Los socios de Amazon en el Reino Unido para el programa incluyen organizaciones benéficas como Newlife, Salvation Army y Barnado's.

El programa es el último esfuerzo del gigante del comercio electrónico con sede en Seattle para hacer que sus métodos y procesos de entrega sean menos derrochadores. A principios de este año, la compañía estableció la meta de alcanzar el 50% de todos los envíos de Amazon con carbono neto cero para el año 2030, una iniciativa que Amazon llama "Envío cero". También trabaja con el fabricante para ayudarlos a diseñar envases más sostenibles para reducir el desperdicio en toda la cadena de suministro.

Y además