Los bancos españoles han cerrado 3.300 sucursales en el último año, que serán al menos 2.000 más antes del fin de 2021

Los bancos españoles han cerrado 3.300 sucursales en el último año, que serán al menos 2.000 más antes del fin de 2021

Jon Nazca/Reuters

  • Los despidos masivos, la digitalización y la concentración de la banca española ha dado lugar al cierre de unas 3.300 oficinas por parte de las principales entidades en el último año, con Santander, Sabadell, CaixaBank y BBVA a la cabeza.
  • Además, para antes de fin de 2021 está confirmada la clausura de otras 2.014 sucursales, que podrían ser más por la oleada de fusiones y consolidaciones.
  • Esta tendencia se ha mantenido desde la anterior crisis económica (2008) y ha llevado a España a niveles históricamente bajos de sucursales, lo que deja a 1,3 millones de españoles sin acceso a dinero en efectivo.
  • Mientras, los grandes bancos apuestan por 'megasucursales' bajo un nuevo concepto y una experiencia innovadora.
  • Descubre más historias en Business Insider España.

Fusiones, despidos y cierres de sucursales: 2021 ha sido, y seguirá siendo, un año movido y de importantes cambios en el sector bancario español.

La tormenta de despidos masivos que se ha producido en la banca española, además de la progresiva digitalización y concentración del sector, ha dado lugar al cierre de miles de oficinas en los últimos meses.

En concreta, en el último año se han cerrado 3.299 sucursales de los principales bancos en España, con Banco Santander, Banco Sabadell, CaixaBank y BBVA a la cabeza, hasta bajar a 22.724 centros de atención presenciales, según los datos recopilados a 30 de junio de 2021 y recogidos por La Información.

De estas casi 3.300 oficinas menos, 1.000 pertenecen a las cerradas el año pasado por Santander como parte de su última estructuración, lo que supone casi una de cada 3 (30,3%).

De esta forma, el total de oficinas bancarias en España ha llegado a su nivel más bajo en 40 años, tras mantenerse una tendencia que se inició hace más de una década, y que le ha llevado a reducir en casi un 50% su red de sucursales desde 2008, cuando se inició la anterior crisis económica.

Además, en los próximos meses parece que ese número seguirá creciendo, ya que para antes de finales de 2021 está confirmada la clausura de otras 2.014 oficinas, como parte de los procesos de ajuste negociados en los primeros meses del año por BBVA (480 cierres) y CaixaBank (1.534 centros menos), informa el medio, lo que sumaría más de 5.300 sucursales cerradas en algo más de un año.

Por último, la oleada de fusiones que está generándose en el sector dará lugar a nuevos ejercicios de planificación y consolidación por parte de las entidades, tras los que previsiblemente se esconderían otras bajadas de persianas.

Las consecuencias tienen un impacto en varios niveles. Además de las decenas de miles de afectados por la destrucción de empleos, repercute en la exclusión financiera de la población.

Esta drástica reducción de las oficinas por parte de los principales bancos españoles podría alejar de los emplazamientos bancarios a los clientes que se encuentren en núcleos menos poblados. Según El Economista, el 80% de los pueblos de Ávila, Guadalajara, Palencia, Salamanca, Segovia y Soria carecen de presencia bancaria.

Así lo ha confirmado la semana pasada el Banco de España, a través de su informe Infraestructura del efectivo y vulnerabilidad en el acceso al efectivo en España, en el que advierte de que 1,3 millones de españoles no tienen acceso a dinero en efectivo debido al cierre de sucursales.

Este movimiento de reducir las oficinas bancarias ha llegado de la mano de otra tendencia, consistente en la apertura de grandes sucursales bajo un nuevo concepto de una experiencia innovadora y única y un trato más personalizado.

Espacios abiertos a los que la gente puede ir a trabajar, prueba de productos novedosos, actos culturales y conferencias, salas de reuniones y cafetería o pastelería son algunos de los servicios que ofrecen estas 'megasucursales' vanguardistas que han ido abriendo entidades como CaixaBank (pionera con su Store), Santander (Work Café), BBVA (Blue Branch) y Bankinter, explica La Información.

Otros artículos interesantes:

1,3 millones de españoles no tienen acceso a dinero en efectivo debido al cierre de sucursales según el Banco de España

La banca seguirá cerrando sucursales en 2021: desaparecerán 4.000 oficinas más y su presencia caerá a niveles de hace más de 40 años

La banca destruye 94.000 empleos desde el pico de la burbuja: la tormenta perfecta de robots y fusiones reduce un 35% la plantilla y el recorte todavía no ha terminado