Pasar al contenido principal

La banca privada tiene limitadas posibilidades de crecimiento en España: dependen de las fusiones o del fichaje de banqueros de la competencia

Sucursal del Banco Santander
whitemay/Getty
  • La banca privada tiene limitadas posibilidades de crecimiento en España. 

  • Esto se debe a que el sector solo puede repartirse el 30% del negocio, ya que el 70% restante lo reúnen los cinco grandes bancos.

  • Para continuar ganando escala, la banca privada tendrá que formar parte activa de los procesos de consolidación o continuar con la política de crecimiento mediante fichajes.

  • Descubre más historias en Business Insider España.

La banca privada, especializada en la gestión de grandes patrimonios, tiene limitadas las posibilidades de crecimiento en España y solo puede continuar ganando escala mediante fusiones o a través de la política de fichajes.

Fuentes financieras consultadas por Europa Press explican que el sector solo puede repartirse el 30% del negocio, ya que el 70% restante lo aglutinan prácticamente en su totalidad los cinco grandes bancos (Santander, BBVA, CaixaBank, Bankia y Sabadell).

A ello se suma la elevada atomización existente entre las entidades que forman parte del porcentaje menor a repartir del negocio, que entre agencias de valores, bancos, gestoras o Eafis (Empresas de Asesoramiento Financiero), suman más de cuatrocientas firmas.

La falta de cultura de ahorro e inversión de los españoles, así como el contexto de tipos de interés en mínimos históricos, son otros de los componentes que rebajan las expectativas de posibilidades de crecimiento del sector.

"No hay nadie que consiga escala como para ganar. Si de repente te viene una multa o un 'crash', te quedas tiritando", indican las mismas fuentes. Ante este contexto, a la banca privada solo le quedan dos opciones: formar parte activa de los procesos de consolidación o continuar con la política de crecimiento mediante fichajes.

Leer más: Un 35% de los bancos de todo el mundo no sobrevivirán a una recesión si no se reinventan, según McKinsey

Las fusiones

La banca privada, al igual que los grandes 'players' del sector o incluso las aseguradoras, está protagonizando la segunda gran oleada de consolidación.

El banco de origen portugués, Novo Banco, ahora en manos del fondo Lone Star, mantiene un proceso abierto de venta de su gestora. Tressis, Gala Capital y Santalucía son las tres candidatas a hacerse con este negocio, si bien fuentes del sector ven como clara vencedora a la aseguradora.

La sociedad de valores Tressis es una firma con un evidente papel comprador, pero también lo son SelfBank o Andbank España. De hecho, esta última entidad habría valorado hacerse con la gestora de Novo Banco debido a su interés por crecer vía operaciones corporativas.

No obstante, la entidad portuguesa descartó suscribir un acuerdo de comercialización preferente con la venta y rechazó las ofertas de las entidades financieras, por lo que Andbank España finalmente no participó en la puja.

Robar banqueros como estrategia

Otra política que están adoptando estas firmas es la del fichaje de banqueros de la competencia. La idea es encontrar a una persona con 15 o 20 años de experiencia, que sea leal a una marca y tenga una buena reputación, pero, sobre todo, que cuente con una atractiva cartera de clientes.

El 'robo' de banqueros es una práctica muy extendida en el sector y, por eso, las entidades intentan cuidar a las suyos con salarios y beneficios interesantes.

Hace poco más de un mes y medio Alantra Wealth Management fichó como nuevo socio a Antxón Elósegui, procedente de Indosuez Wealth Management España. Elósegui se llevó a todo el equipo y a los clientes que asesoraba a Alantra, movimiento que ha dejado en Indosuez un importante agujero.

La división de gestión de grandes patrimonios de Deutsche Bank se ha llevado a unos veinticinco banqueros de la competencia en el último año y medio, de entidades como Abante, Bankinter o Santander.

Andbank España también ha estado bastante activo este año en esta estrategia, habiendo fichado a casi una quincena de banqueros procedentes de Banca March, Novo Banco o Caixa Geral. Ahora estaría tanteando nuevos perfiles para poder estrenar dos oficinas.

Y además