Pasar al contenido principal

Cada vez más bancos están empezando a cobrar por sus depósitos a los ricos: por qué esto puede ser una señal de alarma para los pequeños ahorradores

Una mujer millonaria conduce un coche de lujo.
Getty Images
  • El banco italiano UniCredit ha decidido empezar a cobrar por los depósitos de más de 100.000 euros a los clientes particulares a partir de 2020. 
  • Sigue los pasos de las entidades danesas  los pasos de las entidades danesas Jyske Bank y SpardNord Bank, que ya habían dicho que iban a cobrar a sus clientes más ricos. 
  • En España, Bankia planea cobrar a algunos de sus clientes premium, según avanzó Bloomberg. 
  • Los grandes bancos españoles ya cobrar a las empresas y clientes institucionales por sus depósitos. ¿Son todo señales de que los bancos acabarán cobrando a los pequeños ahorradores? 
  • Descubre más historias en Business Insider España.

La economía vive tiempos insólitos. Los tipos negativos que se han instalado en la política monetaria marcan un camino nunca antes recorrido. 

El banco italiano UniCredit ha decidido empezar a cobrar por los depósitos de más de 100.000 euros a los clientes particulares a partir de 2020. Sigue así los pasos de las entidades danesas Jyske Bank y SpardNord Bank, que ya habían dicho que iban a cobrar a sus clientes más ricos. 

La novedad es que UniCredit es un banco italiano, que está dentro del euro y por tanto, regido por los designios del BCE. 

"Las tasas negativas se transferirán a los clientes con depósitos muy superiores a los 100.000 euros a partir de 2020", según señaló el consejero delegado del banco, Jean Pierre Mustier, durante una entrevista con la televisión francesa BFM Business TV que recoge EFE

Para evitar pagar por sus ahorros Mustier dijo que iban a ofrecer a sus clientes la posibilidad de mover sus fondos a otros productos. Eso sí, señaló que la medida no iba a llegar a los pequeños clientes. 

Por el momento, los tipos negativos están siendo solo trasladados por la gran banca comercial y los clientes más premium de las entidades, esos que mueven grandes sumas de dinero. 

Los grandes bancos españoles en su última presentación de resultados ya reconocieron que, en general, cobran a algunos grandes clientes corporativos e institucionales.

Leer más: Intereses negativos: cómo funcionan y qué significan exactamente para tu hipoteca o ahorros

Todo en función de su relación con el banco y dependiendo de sus circunstancias. Incluso, recientemente se conoció que Santander estaría planeando cobrar a la Comisión Nacional del Mercado  y la Competencia por las cuentas donde deposita el dinero del recibo de la luz.

En España, Bankia ya planea para cobrar a ciertos clientes de banca privada según publicó Bloomberg. En el caso de esta entidad, el banco habría enviado cartas a los clientes de banca privada para informarles de que se les cobraría un 0,5% sobre los depósitos. 

Unas nuevas condiciones que entrarían en vigor en dos meses y que en cualquier caso, según apunta la información, habrían sido negociadas caso por caso. 

¿Puede ser este una señal de alarma para los ahorradores? 

En las últimas intervenciones de los grandes bancos españoles, la tendencia generalizada ha sido negar la mayor y decir que no se cobrará a los pequeños ahorradores. 

Tanto Santander como BBVA, Caixabank o Bankia en sus últimas presentaciones de resultados aseguraron que no se iba a cobrar a los clientes minoristas por tener depositados sus ahorros en estas entidades. 

Solamente Sabadell dejó la puerta abierta a que pudiera ocurrir ante este "nuevo paradigma" aunque lo veía difícil. "Creo que no va a llegar a los particulares, pero el paradigma es de tal calibre que puede visualizarse en algún momento", apuntaba el consejero delegado de Sabadell, Jaime Guardiola. 

Tres meses después, la banca vuelve a prepararse para presentar resultados. Las entidades desvelaran sus cuentas del tercer trimestre a finales de octubre en las que se verá cuál está siendo el impacto de los tipos negativos. Por el momento, ya han quitado del escaparate los depósitos, según publica ElEconomista para evitar cobrar a los pequeños ahorradores. 

Entre las dos citas, el BCE ha seguido con su política monetaria de tipos bajos sin previsión de que vaya a cambiar. De hecho, en su reunión de septiembre endureció la tasa que cobra a los bancos por depositar el dinero en su cuentas.  Una nueva vuelta de tuerca al "paradigma". 

Ahora solo queda esperar para ver si los bancos empiezan a trasladar a los pequeños ahorradores los tipos negativos o qué estrategia empiezan a tomar. 

Y además