Pasar al contenido principal

Intereses negativos: cómo funcionan y qué significan exactamente para tu hipoteca o ahorros

Trader preocupado con las últimas caídas de Wall Street
Reuters
  • Si en medio de la Gran Recesión uno de los graves problemas para los Estados era los altos intereses que tenían que pagar por su deuda, ahora están financiándose en algunos casos con tipos negativos. 
  • La política monetaria de BCE está teniendo mucho que ver con su política de tipos de interés al mínimo. 
  • Esto está afectando también a las hipotecas. El Euríbor está en mínimos históricos, lo que significa que si tienes firmada una hipoteca a tipo variable estarás pagando menos que cuando la firmaste. 
  • Sin embargo, esto afecta al ahorro. Los depósitos no ofrecen prácticamente ninguna rentabilidad. 

Estamos ante un nuevo paradigma en la política monetaria. Si en medio de la Gran Recesión uno de los más graves problemas de los países europeos, sobre todo de los del sur, era cuánto tenían que pagar por colocar su deuda; ahora están consiguiendo colocar sus bonos pagando intereses mínimos para ello, y en algunos casos recibiendo dinero por su deuda. 

Un escenario bastante sorprendente porque la lógica económica indica que si alguien presta dinero espera cobrar un interés por ello. 

La política monetaria de BCE está teniendo mucho que ver con esto. El organismo presidido por Mario Draghi ha lanzado varios programas de estímulo que por un lado, se han dedicado a inyectar liquidez en el sistema y por otro, han mantenido una política de tipos de interés al mínimo. 

El supervisor europeo mantiene los tipos de interés al 0% y la facilidad de depósitos en el -0,4%. Estos datos son los que marcan el dinero que cobra el organismo por prestar dinero a los bancos y el que les cobra a las entidades por depositar sus reservas en BCE. 

Leer más: Los grandes bancos españoles logran ganancias millonarias en el primer semestre pero sus beneficios caen un 11%: esto es una muestra de cómo les afecta la llegada de los robots y la política monetaria europea

Estos tipos de interés no solo afectan a los bancos, sino que son los que acaban llegando al consumidor porque además marcan otra serie de índices como puede ser el Euríbor, que es el índice de referencia para la mayoría de hipotecas en España. 

¿Por qué acuden los Estados al mercado? 

Los Estados acuden al mercado para financiarse. Así lanzan periódicamente emisiones de deuda que puede ser a corto plazo o a largo plazo. De esta forma, el Estado pide dinero prestado a los inversores y a cambio les da un porcentaje de intereses que suele ser más alto cuanto más riesgo de impago pueda haber. 

En el caso de España, las emisiones a más corto plazo se denominan Letras del Tesoro y existen con vencimientos de tres, seis, nueve o doce meses. La deuda a más largo plazo se denominan bonos y obligaciones. En este segundo apartado hay bonos a tres y cinco años mientras que las obligaciones tienen vencimientos a diez, quince y treinta años. Aunque de forma genérica, muchas veces se habla de bonos a diez años. 

Durante la crisis vivida en los últimos años, uno de los grandes problemas fue que los mercados veían que los países podían tener muchas dificultades para devolver el dinero prestado, sobre todo, en los países del Sur de Europa. 

Estos países que acabaron denominándose como PIIGS (Portugal, Irlanda, Italia, Grecia y España en inglés) no conseguían colocar su deuda o tenían que pagar un interés muy elevado para conseguir financiarse. Esto podría haber conllevado un colapso del sistema. 

Leer más: Por qué es mejor invertir tu dinero en lugar de guardarlo en el banco

De hecho, algunos de estos países acabaron teniendo que pedir ayuda financiera a Europa que se organizó en forma de los conocidos como rescates, que eran una manera de garantizar la financiación de estos países a cambio de que estos siguieran unas duras obligaciones de austeridad. 

Otros países como Alemania o Suiza no tenían estos problemas porque sus bonos han sido tradicionalmente considerados como un activo refugio para los inversores. Por tanto, sus emisiones de deuda se emitían a tipos de interés mucho más bajos porque los mercados no veían un riesgo de impago por parte del país. 

¿Qué quiere decir que los Gobiernos presten a tipos de interés negativo?

Sin embargo, ahora la situación de los mercados ha cambiado. Los países siguen acudiendo a los mercados para conseguir financiación y poder pagar nóminas de funcionarios, carreteras o sanidad. Pero ahora en medio de una mayor liquidez y con unos tipos de interés al mínimo por las políticas monetarias de los grandes bancos centrales como el BCE o la FED los países pagan muy poco a los inversores. 

De hecho, en algunos casos incluso los inversores pagan a los Estados por comprar su deuda. En 2015, el Tesoro español se financió por primera vez en su historia a tipos negativos. Si bien eran unas emisiones con plazos muy cortos, el organismo colocó 4.646 millones de euros en letras a seis y doce meses con un tipo de interés medio negativo (-0,002%) en las letras a seis meses. 

Esto quiere decir que si compras 1.000 euros de una emisión de letras con un tipo de interés negativo al vencimiento te van a devolver una cantidad inferior a esto 1.000 euros.

Leer más: Descubre las alternativas para invertir tu dinero ahorrado y batir a la inflación

Actualmente, en el mercado secundario el bono español a diez años cotiza al borde de entrar en negativo. De hecho, en la sesión de este viernes 16 de agosto tocó el 0,02% aunque posteriormente subió al 0,06%. Los bonos alemanes, tradicionalmente uno de los activos más seguros, cotizan por debajo de los 70 puntos básicos negativos, según recoge Expansión. 

¿Por qué compran los inversores deuda si tienen que pagar por ella? 

Los expertos de Selfbank explican en su blog que esto que puede parece que tiene poca lógica para los inversores se puede deber a varios escenarios. Por un lado, hay algunos inversores que lo hacen porque esperan que la deuda aún baje más y por tanto acabar ganando dinero. 

Sin embargo, hay otros como por ejemplo algunos fondos de inversión que solo invierten en determinados activos como puede ser la deuda a corto plazo y por tanto, no les queda otro remedio que comprar este tipo de activos. 

Otro apunte que hacen estos analistas es que "hay muchas entidades que están dispuestas a comprar bonos con rentabilidades que, si bien son negativas, ofrecen más que el banco central". 

¿Hay tipos de interés negativos en las hipotecas? 

Los tipos de interés acaban reflejándose en otros indicadores como el Euríbor que actualmente está en mínimos históricos. La media a doce meses es actualmente del -0,329%.

Esto hace que las hipotecas a tipo variable, que tradicionalmente han sido mayoritarias en España, estén teniendo que pagar menos cuando se revisan. 

En Dinamarca, el tercer banco danés ha llegado a empezar a comercializar hipotecas a tipo negativo para préstamos a diez años. Aunque hay que tener en cuenta que Dinamarca no está dentro del euro ya que su moneda es la corona danesa. Además, The Wall Street Journal ya recogía en 2016 que había hipotecados que estaban recibiendo dinero por sus cuotas. 

¿Cómo afecta esto a las hipotecas ya firmadas? 

Al bajar el Euríbor las hipotecas a tipo variable están viendo cómo bajan las cuotas que tienen que pagar al banco. Aunque hay que tener en cuenta que no suelen estar referenciadas solo a este índice. 

Las entidades cuando conceden un préstamo hipotecario a tipo de interés variable además de ligarla al Euríbor establecen un diferencial. Esto quiere decir que para calcular los intereses que hay que pagar al banco hay que sumarle este porcentaje al índice. 

Por ejemplo, si una hipoteca se concedió al Euríbor más 0,5% actualmente se pagaría un 0,171% resultante de restarle -0,329% al 0,5%. Si fuera de un 1% se quedaría en 0,671%. 

En agosto de 2016, los bancos ya reconocían que podía existir algún caso de clientes que recibieran dinero por su hipoteca, en vez de pagar por ella. "Puede que haya algún caso de algún cliente con algún tipo de hipoteca especial", asegura Jose María Roldán, presidente de la Asociación Española de Banca (AEB) en una entrevista con la revista del Colegio de Registradores. 

¿Si no tengo hipoteca cómo me afecta? 

Los tipos negativos están afectando también al ahorro. En este momento, los depósitos casi no ofrecen ninguna rentabilidad por lo que es probable que puedas estar perdiendo poder adquisitivo.

Mientras que la inflación sube alrededor de un 1%, los depósitos no están dando ninguna rentabilidad o suelen ser menores de esta cifra por lo que con el mismo dinero puedes comprar menos.

Por el momento, los grandes bancos españoles ya explicaron durante la presentación de sus últimos resultados semestrales que están empezando a cobrar por algunos depósitos institucionales o de empresas.

En general, descartaban que esto fuera a llegar a los particulares. Aunque el consejero delegado de Sabadell, Jaime Guardiola, no descartó que esto pudiera llegar en algún momento aunque sí reconoció que era "muy difícil". 

Y además