Pasar al contenido principal

Un banco danés está ofreciendo hipotecas a un tipo de interés negativo del 0,5%: lo que significa que está pagando a la gente por tomar dinero prestado

Una mujer con la cara pintada con la bandera de Dinamarca.
Reuters
  • Un banco en Dinamarca está ofreciendo a sus clientes la posibilidad de contratar hipotecas a un tipo de interés negativo, lo que a efectos prácticos quiere decir que pagará a sus clientes por tomar dinero prestado. 
  • El tercer banco danés, Jyske Bank, dijo la semana pasada que los consumidores podrían contratar hipotecas a diez años a tipo fijo con un tipo de interés del -0,5%. 
  • “Hace unos meses hubiéramos dicho que esto no podría ser posible, pero nos sorprendemos una y otra vez”, explicaba Mikkel Høegh, economista especializado en vivienda de la entidad. 
  • Ofrecer préstamos a tipo de interés negativo puede parecer que va contra la lógica, pero algunos bancos prefieren tener unas pequeñas pérdidas en vez de unas pérdida que pueden ser mayores.

Un banco en Dinamarca está ofreciendo a sus clientes hipotecas a tipo de interés negativo, a efectos prácticos esto quiere decir que les está dando dinero a sus clientes por comprar una vivienda. 

Jyske Bank, el tercer banco del mercado danés, anunció la semana pasada que sus clientes podrían contratar préstamos para comprar vivienda con un tipo fijo de interés a diez años del -0,5%, por lo que los compradores acabarán pagando de la cantidad que ellos tomen prestado. 

Para explicar lo que quiere decir que el banco ofrezca un préstamos para comprar una vivienda al -0,5% se puede usar un ejemplo práctico. Así, si un cliente compra una casa de 1 millón de euros y contrata una hipoteca a diez años con estas condiciones al banco habría que devolverle 995.000 euros. 

Hay que remarcar que incluso con un tipo de interés negativo, las entidades a menudo cobrar algunos cargos o comisiones por los préstamos, lo que significa que el cliente podría tener que pagar más. 

“Estamos ante un nuevo capítulo de la historia de las hipotecas”, apuntaba Mikkel Høegh, economista especializado en vivienda del Jyske Bank a la televisión danesa, según recoge el diario digital Copenhagen Post.  

Hace unos meses hubiéramos dicho que esto no podría ser posible, pero nos sorprendemos una y otra vez y es el momento de dar esta nueva oportunidad a nuestros clientes”, aseguraba. 

La decisión de lanzar una hipoteca con un tipo de interés negativo tomada por Jyske Bank es el último capítulo después de que los bancos daneses lleven un tiempo ofreciendo préstamos con tipos de interés muy bajos. 

Leer más: Así afectan a tu bolsillo las decisiones del BCE de subir o bajar tipos de interés

Nordea Bank, el banco danés con un mayor número de hipotecas, aseguró que ofrecería hipotecas a tipo fijo del 0% con un plazo de 20 años, según el diario The Local. Una propuesta que llegaba después de que algunos bancos daneses ya estuvieran ofreciendo hipotecas a 30 años con un tipo de interés del 0,5%, según informaba Bloomberg.

Incluso, habría que recordar que los tipos de interés negativos han estado presentes en las hipotecas a corto plazo en el mercado danés desde mayo, según Bloomberg. Aunque en ese caso solo serían ofertas concretas hechas directamente a algunos clientes. 

“Nunca ha sido tan barato tomar dinero prestado”, contaba Lise Nytoft Bergmann, analista jefe de vivienda de Nordea, en una entrevista con Bloomberg

Podría parecer que tiene poca lógica para los bancos prestar dinero a tipos de interés tan bajos, pero hay algo racional detrás de esta decisión. Los mercados financieros viven un momento de volatilidad e incertidumbre actualmente. Ente los factores que los están desestabilizando se incluyen temas como la guerra comercial, el Brexit y una recesión económica generalizado a nivel global, y en particular en Europa. 

Muchos inversores tienen miedo de que se produzca un crash importante a corto plazo. En ese caso, algunos bancos están prefiriendo prestar dinero a tipo negativo, aceptando de esta forma pequeñas pérdidas, en vez de asumir un mayor riesgo prestando dinero a un mayor tipo de interés que luego los consumidores no puedan afrontar. 

“Es incómodo pensar que hay inversores están prestando dinero a 30 años y solo consiguen un retorno del 0,5% de retorno”, apuntaba Bergmann. 

“Esto muestra cómo de asustados están los inversores en la situación actual de los mercados financieros y que espera que pase un largo periodo de tiempo hasta que las cosas mejoren”, añadía. 
 

Y además