Pasar al contenido principal

La batalla contra la depresión de Michael Phelps le llevó pensamientos suicidas

Michael Phelps
Mike Ehrmann/Getty Images
  • Michael Phelps habla con sobre su batalla contra la depresión. 
  • Phelps reveló que su depresión lo llevó a pensamientos de suicidio tras los juegos de 2012. 
  • Phelps espera que al contar su experiencia pueda ayudar a otros.


Michael Phelps habló recientemente sobre su depresión y sus pensamientos de suicidio durante una conferencia sobre salud mental que ofreció  en Chicago.

En una entrevista con David Axelrod de CNN, Phelps habló con franqueza no solo de sus triunfos como multimedallista olímpico, sino también de los momentos difíciles que se sucedieron a cada uno de estos eventos.

"Consideras el suicidio", dijo Phelps, relatando algunos de los días más oscuros de su depresión. La charla comenzó con una discusión sobre el impulso de Phelps, que le ayudó a convertirse en el atleta olímpico más condecorado de la historia, con 28 medallas en los Juegos Olímpicos. 

Leer más "Deja de hacer estas cosas y serás feliz (Probablemente)"

Después de fracasar en en Sydney en 2000, Phelps se esforzó al máximo para hacerse mejor y fue recompensado por sus esfuerzos con seis medallas de oro cuatro años más tarde en Atenas. Pero después de la participación más exitosa de su carrera, comenzó a luchar con su salud mental.

"Realmente, después de cada Juegos Olímpicos, creo que caí en un estado de profunda depresión", dijo Phelps cuando se le pidió que señalara cuándo comenzó su problema. Notó un patrón de emociones "que simplemente no estaban bien" en "un algún momento durante todos esos años", a principios de octubre o noviembre, dijo. "Yo diría que probablemente en 2004 tuve mi primer amago de depresión".


Phelps asegura que sus problemas más graves se produjeron después de los juegos de 2012, cuando pensó "ya no quiero estar en el deporte ... ya no quiero seguir vivo". Recuerda que pasó días en su habitación, sin comer, consumido por su depresión, y finalmente, decidió pedir ayuda

Desde que comenzó a recibir tratamiento para su depresión, ha empezado a ser capaz de gestionar mucho mejor sus emociones. Hoy entiende que "está bien no estar bien" y que la enfermedad mental "tiene un estigma y eso es algo con lo que nos enfrentamos todos los días", asegura Phelps. 

"Creo que la gente finalmente entiende que la depresión es real. Se está hablando del asunto y creo que esta es la única forma en la que algo puede cambiar". Desde entonces, el nadador ha agregado programas de manejo del estrés a la oferta de la Fundación Michael Phelps, y afirma que espera abrirse a su relación con la depresión para ayudar a otros a hablar más abiertamente sobre esta enfermedad, buscar ayuda y salvar vidas.
 

Te puede interesar