Pasar al contenido principal

Boris Johnson pedirá a la Unión Europea aplazar el Brexit si no llegan a un acuerdo, según unos documentos judiciales

Boris Johnson
Boris Johnson Getty
  • Boris Johnson pedirá a la Unión Europea aplazar el Brexit si no alcanzan un acuerdo seguro, según unos documentos judiciales. 
  • El Primer Ministro dijo que preferiría "estar muerto en una zanja" antes que retrasar el Brexit. 
  • Sin embargo, los documentos emitidos por los jueces escoceses y sacados a la luz el viernes apuntan que está planeando pedir una nueva extensión del artículo 50 si no se alcanza un nuevo acuerdo seguro. 
  • Descubre más historias en Business Insider España.

Londres - Boris Johnson pedirá a la Unión Europea que aplace el Brexit si no se asegura un acuerdo antes del plazo límite legal, según los documentos judiciales, pese a que el Primer Ministro repitió insistentemente que no pediría una ampliación del artículo 50.

El Primer Ministro afirmó que preferiría estar "muerto en una zanja" antes que aplazar la salida de Reino Unido de la Unión Europea y dijo a los miembros del parlamento esta semana que no retrasaría el acuerdo del Brexit más allá del 31 de octubre.

Todo esto se produce a pesar de la reciente aprobación de la Ley Benn, que obliga a Johnson a pedir a la Unión Europea otra ampliación del proceso del artículo 50 si no se ha llegado a asegurar una aprobación parlamentaria para el acuerdo del Brexit el 19 de octubre.

Sin embargo, en los papeles presentados ante el Tribunal de Sesiones de Edimburgo el gobierno de Johnson dijo que cumplirá con la Ley Benn y solicitará un nuevo retraso del Brexit si no consigue asegurar un acuerdo, según informó este viernes Sky News.

Un portavoz de Downing Street dijo: "Todo esto significa que obedeceremos la ley. No significa que lo aplazaremos. No significa que estaremos en la Unión Europea más allá del 31 de octubre. No lo estaremos".

Leer más: La UE da una semana a Boris Johnson para que mejore su propuesta para el Brexit o se negarán a negociar con él en una cumbre extraordinaria

Los líderes de los otros 27 miembros restantes de la Unión Europea deben estar de acuerdo con la petición de Reino Unido de extender el artículo 50.  El tema se resolverá en la cumbre del Consejo Europeo en Bruselas a finales de este mes.

Según algunas fuentes, la Unión Europea le ha dado a Johnson diez días para revisar su propuesta del Brexit y mandarlo de vuelta a Bruselas para que haya una negociación.

Los embajadores europeos emitieron el jueves por la noche el ultimatum del 11 de octubre después de que Michel Barnier, el director de negociaciones del Brexit de la Unión Europea, dijera que el gobierno británico necesitaba " fundamentalmente cambiar su posición", antes de que las negociaciones se pusieran en marcha, según informó el diario the Times

Cuáles son las propuestas de Johnson?

Boris Johnson
Boris Johnson Getty

Johnson quiere que la Unión Europea elimine la barrera, una medida política diseñada para mantener una frontera sin restricciones con la isla de Irlanda, y reemplazarla con su propuesta de gestionar la frontera irlandesa tras el Brexit. 

Leer más: La Unión Europea acusa a Boris Johnson de "fingir" que negocia un acuerdo para el Brexit

Con su plan, enviado a al presidente de la Comisión Europea, Jean-Claude Juncker el miércoles, habría dos nuevas fronteras después del Brexit si no se ponen en marcha los nuevos acuerdos comerciales: una frontera aduanera entre Irlanda e Irlanda del Norte y una frontera legal entre el Irlanda del Norte y Reino Unido.

Esto se debe a que Irlanda del Norte dejaría los tratados de la Unión con el resto de Reino Unido pero continuaría siguiendo las líneas del mercado único europeo en cuanto a bienes agrícolas e industriales.

El acuerdo entraría en vigor a finales del periodo de transición en diciembre de 2020, si los parlamentarios de Irlanda del Norte votan por ello. Luego votarían si renovar o no esos acuerdos cada cuatro años.

Mientras la Comisión Europea no ha rechazado las propuestas de Johnson directamente, muchas figuras de alto rango han indicado que son inviables porque implicaría controles aduaneros en la isla de Irlanda, lo que contradiría los términos del Acuerdo de Paz del Viernes Santo.

 

Y además