La caída generalizada que dejó inoperativos sitios como Amazon, 'The New York Times' o Spotify demuestra lo frágil que es actualmente internet

Edificio de The New York Times

REUTERS/Lucas Jackson

  • La plataforma de computación en la nube Fastly está detrás de la caída generalizada que hizo que muchos servicios y webs importantes dejaran de funcionar en todo el mundo.
  • El columnista especializado en tecnología Jason Aten explica cómo internet se encuentra a merced de algunas empresas tecnológicas.
  • Estos proveedores ofrecen muchas ventajas, pero también el hecho de que uno de ellos deje de funcionar puede hacer que se caiga todo internet.
  • Descubre más historias en Business Insider España.
Análisis Faldón

El lunes por la mañana, una serie de sitios web importantes, como Reddit, The New York Times, Twitter, GitHub, PayPal, Amazon e incluso la Casa Blanca experimentaron una importante caída

Fastly, una plataforma de computación en la nube que proporciona una amplia variedad de servicios, incluyendo una red de entrega de contenidos (CDN), optimización de imágenes y protección contra ataques de denegación de servicio (DDoS), estaba detrás del problema

"Experimentamos una interrupción global debido a un error de software no descubierto que salió a la luz el 8 de junio cuando se activó por un cambio de configuración válido de un cliente", dijo Nick Rockwell, vicepresidente senior de ingeniería e infraestructura de Fastly, en un comunicado publicado en el blog de la compañía. "Detectamos la interrupción en un minuto, luego identificamos y aislamos la causa, y desactivamos la configuración. En 49 minutos, el 95% de nuestra red funcionaba con normalidad".

Fastly consiguió solucionar el problema con relativa rapidez, pero no es la primera vez que una caída generalizada se debe a un problema en una sola empresa. En realidad, pone de manifiesto lo dependiente que es el internet que usamos cada día de la tecnología y de unas cuantas empresas que la mayoría de la gente desconoce. 

Aunque se supone que internet está descentralizada, la realidad es que todo es bastante frágil. Es el resultado de un puñado de proveedores -algunos de los cuales probablemente hayas oído hablar, como Amazon Web Services, Google Cloud y Microsoft, y otros que muchos no conocen, como Fastly, Cloudflare y Akamai- que han establecido unos puntos de corte que proporcionan muchas ventajas y hacen posible el funcionamiento de la web moderna, pero también permiten que la caída de una sola ficha de dominó pueda acabar con todo.

Los CDN como Fastly son sólo un componente de lo que hace que internet sea fácilmente accesible para tanta gente

Cuando cualquiera de esas partes falla, el efecto puede ser generalizado y catastrófico. El hecho de que sólo haya un puñado de redes de distribución de contenidos (CDN) que proporcionen una pieza tan importante del rompecabezas complica aún más las cosas. 

Las redes de distribución de contenidos ayudan a los sitios web a situar los contenidos más cerca de los usuarios. En lugar de alojar un sitio web o un servicio en un solo lugar, en un servidor, esa información se almacena en caché en múltiples servidores de todo el mundo. Fastly dice que tiene servidores en 58 ciudades, que pueden manejar 130 terabytes de datos cada segundo. 

La distribución de los datos en estos servidores ayuda a reducir el tiempo de carga de los sitios, lo que aumenta su rendimiento y mejora la experiencia del usuario. También ayuda a equilibrar el tráfico en las redes, reduciendo la saturación general, y crea redundancia, lo que -al menos en teoría- debería evitar cortes masivos cuando un centro de datos individual está fuera de servicio.

En el caso de la caída del lunes, Fastly no ha dicho exactamente qué fue lo que falló, más allá de que estaba relacionado con un error de software que se desencadenó cuando un cliente cambió sus ajustes de configuración. 

Si puedes superar la idea de que un solo cliente pueda hacer caer gran parte de internet sólo con un cambio de configuración, tiene lógica: el efecto generalizado de la caída significa que lo más probable es que esté relacionado con un software que se extendió por toda la red de la empresa, y no con un problema aislado en un centro de datos. 

El internet que consideramos omnipresente se parece  a una enorme torre de Jenga sostenida por sólo un par de bloques

Si quitas un bloque de la parte inferior, todo se derrumba.

Eso es básicamente lo que ocurrió hace dos años, cuando grandes sectores de internet se cayeron dos veces en el transcurso de una semana porque Cloudflare, otro de esos proveedores de infraestructuras críticas, experimentó una serie de problemas técnicos.

Sin duda, empresas como Fastly y Cloudflare se esfuerzan mucho por proteger y asegurar las plataformas en la nube que gestionan, pero si todo lo que se necesita es un simple error de software para hacer caer amplias franjas de internet, eso las convierte en un objetivo muy valioso para los malhechores. También pone de manifiesto el riesgo que corren las personas y las empresas que dependen de internet para trabajar. 

El ejemplo perfecto es Amazon: el gigante del comercio electrónico también gestiona la mayor plataforma de computación en la nube del mundo, pero su propio sitio web experimentó problemas no por sus propios servidores, sino por una interrupción de un tercero. 

Alguien que quisiera infligir un daño económico real a Amazon podría hacerlo sin atacar su red de centros de datos. Ese es un problema mucho mayor que el de arreglar un error de software.  

Este contenido fue publicado primero en BI Prime.

Otros artículos interesantes:

Medio internet se ha caído: Amazon, Spotify, Twitch o 'The New York Times' dejan de funcionar por los problemas de Fastly, uno de los principales proveedores del mundo

Un diseñador crea el 'mapa de internet' con las 3.000 páginas web más importantes y populares reconvertidas en países

Guerra abierta contra las empresas que empujan a aceptar las 'cookies' en internet: Telefónica, Mapfre y otras 50 empresas españolas, entre las señaladas