Me he alojado en tres tipos de camarotes en cruceros, y el más barato nunca valió la pena: esto es lo que hay que reservar en su lugar

Sarah Gilliland,
The writer and her family standing in front of a cruise ship next to a photo of bunk beds on a cruise ship with a ladder
Sarah Gilliland
  • Soy una viajera frecuente de cruceros que se ha alojado en distintos tipos de camarotes.
  • Los camarotes más baratos no tienen vistas y suelen ser estrechos, sobre todo si los comparte una familia.

Reservar automáticamente el camarote más barato de un crucero sin investigar bien antes puede arruinar un viaje. 

Llevo más de diez años viajando en crucero y he aprendido que el precio de este tipo de vacaciones puede variar en función de varios factores, desde la compañía de cruceros hasta la duración del viaje o la categoría de la habitación.

Alojarse en el camarote más estándar parece una forma obvia de mantener los costes bajos. Pero después de probar tres categorías diferentes, tanto con mis hijos como sin ellos, he descubierto que la opción más barata de un barco casi nunca merece la pena.

Basándome en mi experiencia, aquí están los camarotes que recomiendo no reservar y aquellos en los que recomiendo derrochar.

Los camarotes interiores tienen espacio e intimidad limitados

Me alojé en un camarote interior durante mi viaje en un crucero de Carnival.
Me alojé en un camarote interior durante mi viaje en un crucero de Carnival.Sarah Gilliland

El camarote estándar (y menos caro) de cualquier crucero suele denominarse camarote interior.

Estos camarotes suelen tener capacidad para tres o cuatro personas y están situados en el centro del barco, sin vistas al exterior. 

Me he alojado en camarotes interiores en un barco de Carnival Cruise Line y en otro de Disney Cruise Line. Aparte de los diferentes estilos de decoración y algunos pequeños toques, esta categoría de habitación es bastante estándar en general. 

Cuando estoy en un crucero, me gusta despertarme y abrir las cortinas para mirar al mar o al puerto donde está atracado el barco, lo que no es posible en estos camarotes interiores.

Además de no tener vistas, los camarotes interiores son muy pequeños. Los metros cuadrados exactos varían pero, como referencia, el camarote interior del crucero Disney Fantasy tiene 15,7 metros cuadrados y la versión de un barco de Royal Caribbean tiene aproximadamente el mismo tamaño, 15,2 metros cuadrados.

8 cosas que hacer nada más llegar al camarote del crucero

Para poner estas cifras en perspectiva, las habitaciones de hotel normales en Estados Unidos tienen, de media, unos 30,6 metros cuadrados, casi el doble que el alojamiento básico de un crucero.

Quiero poder maniobrar sin tropezar con el equipaje, los muebles o los miembros de mi propia familia. Y debido a la falta de espacio en los camarotes interiores, eso es todo un reto.

Esta categoría es sin duda la opción más económica, por lo que resulta ideal para los viajeros con un presupuesto ajustado.

Sin embargo, si las familias, especialmente las que viajan con adolescentes, pueden optar por una alternativa, deberían evitar hacinarse en un camarote interior y optar por una categoría con más espacio e intimidad.

Me alojé en el camarote interior estándar del crucero Disney Magic.
Me alojé en el camarote interior estándar del crucero Disney Magic.Sarah Gilliland

Los camarotes con vistas al océano ofrecen algo más de espacio, pero pueden resultar estrechos

La siguiente categoría suele ser un camarote con vistas al océano.

Con una ventana orientada hacia el exterior, los camarotes con vistas al océano son una opción sólida de nivel medio para los viajeros que desean más espacio que el que ofrece un camarote interior, pero no quieren gastar más en uno con balcón.

Su tamaño y capacidad exactos varían de un barco a otro, pero los camarotes con vista al mar del Disney Fantasy tienen 19 metros cuadrados, y la versión del Symphony of the Seas de Royal Caribbean tiene 16,6 metros cuadrados.

En muchos de estos alojamientos caben hasta cinco personas. Si tienes más de cuatro miembros en la familia (sí, los bebés de seis meses o más forman parte del número de miembros), dar el salto de un camarote interior a un camarote con vistas al mar merece la pena.

Algunas compañías de cruceros venden los camarotes con vistas al mar como la categoría de entrada para familias de cinco o más viajeros, simplemente porque muchos camarotes interiores solo pueden alojar a un máximo de cuatro personas.

Mi mejor elección son los camarotes con balcón, que ofrecen intimidad y mucho espacio

Los camarotes con balcón, también conocidos como camarotes veranda, suelen ser la opción de alojamiento más amplia que se puede conseguir sin servicio de conserjería ni extras.

Recomiendo esta categoría a todos los viajeros que se embarquen en el futuro por una razón: el balcón privado.

El camarote con balcón del crucero Celebrity tenía una terraza privada.
El camarote con balcón del crucero Celebrity tenía una terraza privada.Sarah Gilliland

Puedes abrir las cortinas y disfrutar de las vistas del exterior, como si estuvieras en un camarote con vistas al mar. Pero en este tipo de camarote, también se puede salir a un balcón y disfrutar de los sonidos y olores. 

El tamaño y la capacidad de los camarotes dependen del barco, pero los camarotes con balcón suelen ser más grandes que los camarotes con vistas al océano y suelen tener capacidad para cinco personas. Aunque los espacios habitables de los camarotes no son sustancialmente mayores, cuentan con el espacio añadido de la veranda. 

Incluyendo la terraza, los camarotes con balcón del Disney Fantasy tienen 22,8 metros cuadrados y los de la flota de Princess Cruises, entre 19,8 y 26 metros cuadrados.

Mi familia tuvo su propia zona privada al aire libre después de quitar los tabiques entre nuestros cuartos.
Mi familia tuvo su propia zona privada al aire libre después de quitar los tabiques entre nuestros cuartos.Sarah Gilliland; Sarah Gilliland

Cuando mi familia se alojó en un camarote con balcón en un crucero de siete noches, hicimos un gran uso del espacio exterior. En un crucero más corto, en el que el balcón no se utilizaría tanto, seguiría reservando esta categoría para mi familia.

La mejora mereció la pena el aumento de precio, especialmente porque viajábamos con dos parejas de abuelos.

Para aprovechar al máximo los camarotes con balcón, incluso convertimos nuestros porches individuales en una gran terraza, haciendo que nuestro auxiliar quitara los tabiques entre los camarotes.

Conoce cómo trabajamos en Business Insider.