Pasar al contenido principal

Coca Cola lanza la primera bebida con alcohol de su historia

Botella Roja de Coca-Cola
Botella Roja de Coca-Cola Caitlyn Hastings/Unsplash

Coca-Cola prepara el lanzamiento de una bebida con alcohol en Japón. La multinacional rompe así con su tradición de 125 años de bebidas no alcohólicas, según informa Financial Times. La idea de Coca-Cola es lanzar una bebida enlatada basada en licor sho-chu, una bebida destilada de cebada, camote o arroz. A partir de este alcohol, en el mercado nipón son populares las bebidas embotelladas tipo cóctel basadas en este licor o en vodka y que se conocen con el nombre de Chu-hi

Así, la nueva línea de Coca-Cola pasaría por entrar en este mercado ampliando sus líneas de negocio tradicionales. La estrategia, según un ejecutivo senior de la multinacional citado por el FT, ha sido descrita como "única en nuestra historia". El objetivo es que la multinacional estadounidense entre en el mercado de estos combinados embotellados, que actualmente está dominado por marcas japonesas como Strong Zero, Highball Lemon o Slat.

Este plan iría en la línea de apostar por el mercado del Chu-Hi, una estrategia que ya apuntaron los analistas de Wells Fargo en un informe publicado hace cuatro meses donde se señalaban posibles movimientos de la Coca-Cola hacia el mercado de bebidas espirituosas. 

Leer más: ¿Por qué la Coca-Cola es de color rojo?

En un evento para inversores celebrado en noviembre, el jefe de Coca-Cola, James Quincey, no desmintió que fueran a dar ese paso aunque no ofreció ni un calendario, ni ningún detalle sobre cómo lo harían, según informan medios japoneses. 

La nueva bebida enlatada será una bebida destilada en la que se mezclará el shochu con agua con gas y algunos aromatizantes, según publica El País que cita una publicación corporativa de la multinacional. El presidente de la unidad comercial de Coca-cola en Japón es Jorge Garduño, que hasta hace un año era director general de Coca-Cola Iberia. 

La comercialización de la multinacional estadounidense en Japón ha estado marcada en las últimas décadas por adaptar su portfolio a la idiosincracia del país. Esta vez, será la primera en la que incluyan contenidos con bajo contenido en alcohol, pero según, el directivo será una forma de seguir explorando oportunidades fuera del centro de su negocio. 

Te puede interesar