Pasar al contenido principal

Cómo ahorrar dinero vendiendo cosas que ya no utilizas

Una joven se prepara para vender sus cosas de segunda mano en Wallapop.
Getty Images
  • La mayoría de las personas toman la decisión de deshacerse de esas prendas. Lo mismo sucede con ese aparato electrónico que se ha quedado desfasado en algún cajón de tu habitación o con un reloj que ya no utilizas porque te han regalado alguno nuevo. 
  • Más allá de que tengas que conseguir espacio en tu casa por esas cosas que ya no utilizas, si piensas en clave de finanzas personales puedes sacarle un rendimiento económico adicional.
  • Los expertos creen que se le puede sacar en muchos casos el 50% del valor de compra que hicimos en su momento y en algunos el 20% (o menos), para objetos que vendemos de segunda mano.
  • Descubre más historias en Business Insider España. 

¿Cuántas veces vemos en el armario algo que no nos ponemos y ocupa un lugar innecesario? La mayoría de las personas toman la decisión de deshacerse de esas prendas. Lo mismo sucede con ese aparato electrónico que se ha quedado desfasado en algún cajón de tu habitación o con un reloj que ya no utilizas porque te han regalado alguno nuevo. 

Pues bien, más allá de que tengas que conseguir espacio en tu casa por esas cosas que ya no utilizas, si piensas en clave de finanzas personales puedes sacarle un rendimiento económico adicional. De un tiempo a esta parte, sobre todo con el estallido de la crisis económica, el mercado de segunda mano empezó a convertirse en una opción para todos aquellos que necesitaban comprar algo y, sobre todo, para quienes querían vender para sacar un dinero extra.

Sacar hasta un 50% del precio inicial

Plataformas como Wallapop emergieron en 2013 en España y se erigió líder para los ciudadanos para vender aquellos artículos que no utilizaban. Todo ello, acompañado por la revolución digital. Se podía vender todo tipo de objetos: desde lo más común hasta lo más pintoresco, de una forma muy sencilla. 

En este sentido, la utilización de estos mecanismos sigue siendo bastante útil para nuestros intereses. Los expertos creen que se le puede sacar en muchos casos el 50% del valor de compra que hicimos en su momento y en algunos el 20% (o menos). Pero lo interesante es que conseguiremos capitalizar algo que teníamos pensado tirar al contenedor o no sacarle ningún rédito.

Leer más: 9 señales evidentes de que no vas camino de ser rico

Además dela citada plataforma, surgieron opciones como Farfetch o Vestiaire Collective que lograron abrir un espacio dentro de este mercado al facturar millones al año gracias al mercado secundario del lujo.
En la actualidad existen páginas web en las que se puede vender ropa normal y corriente, la que llevamos la mayoría de las personas. Y funcionan. Hay un abanico en el espacio de la compra-venta: Chicfy, Micolet, o Vinted, dentro de la venta de prendas de segunda mano para sacar una rentabilidad de aquello que ya no necesitamos. 

La ropa, la principal fuente de ingresos

Cabe señalar que vender ropa en estas plataformas “no es un negocio de por sí”, señalan desde Self Bank. Es evidente que no es un trabajo como tal y no nos vamos a hacer de oro, pero sí que podremos conseguir “un dinero extra que nos vendrá muy bien para afrontar el fin de mes” concretan. 

Un ejemplo sería la web de Micolet, en la que muchos usuarios pueden sacar varo de cientos euros mensualmente. En este portal también venden su ropa influencers y personajes populares en las redes sociales, con las que pueden sacarse hasta 30.000 euros al año, debido a que sus prendas se encuentran entre las más deseadas de la red

Con todo, estos números no son con los que juegan la mayoría de las personas. Y es que la media se encuentra entre 100 y 200 euros al mes de rendimiento. Generalmente, las prendas se venden a un 50% o un 60% del precio original en las webs que tasan directamente las prendas, porque hay otras en las que el precio lo establece directamente el vendedor.
 

Y además