Pasar al contenido principal

Cómo ha consegido el Tesla Model X ser el coche más seguro del mundo

  • El Model X de Tesla ha sido el primer vehículo en conseguir una puntuación perfecta en una de las pruebas de seguridad de la National Highway Traffic Safety Administraiton (NHTSA).
  • Los SUV suelen tener un centro de gravedad más alto que un utilitario. 
  • Esta clase de desequilibrios hacen a los SUV mucho más vulnerables ante maniobras más complicadas, dando como resultado volcados y vueltas de campana. 
  • El Tesla Model X tiene una pesada batería ubicada en los bajos del coche, lo que reduce la probabilidad de volcar sobre sí mismo. 

Esta es la transcripción del vídeo.

Narrador: Este Tesla Model X se niega a darse la vuelta. A diferencia de la mayoría de los SUVs, que tienden a volcarse con facilidad, el Model X puede recuperar una posición vertical. He aquí por qué el Model X fue el primer SUV en recibir una calificación perfecta en el test de impacto.

Cuando se habla de la seguridad en un vehículo, el tamaño importa. Así que no es raro que los SUVs sean, por lo general, más seguros que un sedán estándar. Si embargo, tienden a tener una gran diferencia: suelen volcarse.

Los SUV son famosos por tener un centro de gravedad bastante alto que hace que se vuelven en cuando se realizan maniobras complicadas o un impacto lateral. Volcar puede resultar en la expulsión total o parcial de los pasajeros del vehículo, aumentando las posibilidades de lesiones o muerte. En 2016 se produjeron vuelcos en el 1% de los accidentes graves de vehículos de pasajeros, y fueron responsables de un tercio de las muertes relacionadas con colisiones.

En las últimas tres décadas, los fabricantes de automóviles han sido capaces de reducir la frecuencia de vuelcos en los vehículos con tecnología y diseños más estables. Sin embargo, una vez que sufren un impacto serio, entra la física básica. Un centro de gravedad más alto aumenta las probabilidades de que el coche se vuelque o lo vuelquen.

Leer más: Esto es lo que pasa si conduces un Tesla Model 3 a 200 km/h durante 45 minutos

La National Highway Traffic Safety Administration (NHTSA) es la única organización que prueba la resistencia al volcado. También testean choques frontales e impactos laterales provocados por postes y barreras. Después de cada prueba, miden los datos del maniquí para determinar cuánto daño puede sufrir una persona real. Utilizan esos datos para configurar una clasificación de seguridad en cada categoría y una clasificación de seguridad general para el vehículo.

Entre sus muchas características de lujo, el Model X alberga tecnología de seguridad activa, como sistemas de prevención de colisiones y frenado de emergencia automático. Pero por lo que se distingue al Model X es por su diseño. Al igual que otros Teslas, el Model X tiene una gran batería rígida ubicada en los bajos del vehículo. Esto le da al Model X un centro de gravedad mucho más bajo que la media de los SUV. En el caso de una colisión que normalmente le causaría un vuelco a cualquier SUV, esto es lo que pasaría en su lugar.

Pero los vuelcos son solo un aspecto de los test de seguridad. Puesto que el Model X es un vehículo eléctrico, no hay necesidad de componentes mecánicos en el capó del coche. Esto permite una zona de contracción mucho mayor para absorber la energía de un choque frontal. También cuenta con una carrocería lateral especialmente fabricada para absorber la energía, además de sus rígidas estructuras laterales. Estas características ayudan a reducir la fuerza ejercida sobre los pasajeros y aumentan su protección. Pero si no tienes 80.000 $ sueltos para un Model X, tienes un montón de SUV con excelentes calificaciones de seguridad.

Y además