Pasar al contenido principal

La disidencia iraní evita la censura publicando mensajes impresos en billetes a través de Twitter

Billetes iraníes con mensajes de los protestantes
Twitter / @SHERIII89
  • Los activistas iraníes están encontrando maneras creativas para combatir la censura del gobierno y extender sus protestas a todo el país.
  • Usuarios de Twitter han posteado miles de fotos de billetes iraníes con mensajes escritos a mano, así como dibujos para animar a la portesta.
  • Irán ha arrestado a unas 5.000 personas durante las recientes protestas.

Los activistas iraníes están encontrando maneras creativas para combatir la censura del gobierno y extender sus protestas a todo el país.

Las recientes protestas en Irán comenzaron con una ligera oposición en diciembre de 2017, pero pronto ganaron adeptos y han continuado durante 2018. Según los datos, desde febrero Irán ha confirmado el arresto de 5.000 personas.

El gobierno continúa rastreando las redes sociales y los servicios de mensajería, y recientemente ha empezado a censurar fotos y vídeos en la popular app Telegram para frenar las protestas.

Y, ahora, un grupo en Twitter ha empezado a publicar miles de fotos con mensajes grabados en billetes.

Miles de tuits han sido posteado desde que las fotos empezaron a circular el pasado fin de semana.

El movimiento está ganado apoyos lentamente y expandiéndose gracias al uso de hashtags como #Onehundredthousand_talking_banknotes ─algo así como "Billetes parlantes de 100.000 riales"─.

Un usuario escribió que el movimiento actúa como puente entre "el ciberespacio y la sociedad", y sirve como un acto de "desobediencia civil".

Algunos usuarios incluso han dibujado imágenes de las protestas en los billetes. Este en concreto muestra a varias mujeres que se han convertido en un símbolo de la resistencia después quitarse sus preceptivos hijabs para ondearlos cuales banderas en público.

Las protestas del año pasado expresaron en un primer momento el rechazo hacia la situación económica y los precios astronómicos de artículos básicos como huevos o pollo. El movimiento se hizo popular entre las clases trabajadoras menores de 25 años, quienes han sufrido las sanciones internacionales que han afectado al crecimiento económico de Irán en los últimos años.

En poco tiempo, las protestas derivaron en una crítica a la clase política iraní, por lo que el ayatolá y líder supremo Ali Jomeini se ha visto obligado a llamar al orden en los últimos meses.

Te puede interesar