Pasar al contenido principal

Las elecciones en Italia dibujan un parlamento ingobernable

Berlusconi Elecciones Italia
Wikimedia Commons / EPP

Los resultados de las elecciones en Italia dibujan uno de los escenarios políticos más inciertos de toda la Unión Europea. A falta de los datos definitivos el Movimiento 5 Estrellas (M5S) encabezado por Luigi di Maio se perfila como el ganador de los comicios, con alrededor de un 32% de los votos, aunque tiene muy pocas probabilidades de acabar gobernando.

Los interrogantes se multiplican a medida que avanza el lento escrutinio de las elecciones italianas. A pesar de ser el partido más votado el Movimiento 5 Estrellas no será la primera fuerza parlamentaria del país. Ese lugar lo ocupará la coalición de centro-derecha con aproximadamente el 37% de los votos, una cifra que también parece insuficiente para hacerse con el gobierno.

La Liga, el partido de Matteo Salvini, se ha hecho con alrededor del 18,4% de las papeletas según los datos provisionales del escrutinio, por lo que gana fuerza como líder de esa coalición al superar sorprendentemente al exprimer ministro Silvio Berlusconi, cuyo partido, Forza Italia, ha obtenido casi un 14% de los votos. La coalición llega al 37% de los votos sumando los votos del partido Hermanos de Italia (FDI), que ha obtenido un 4,3% de las papeletas.

Los resultados de las elecciones italianas vienen a confirmar el avance de las fuerzas más radicales frente a las opciones más moderadas y un nuevo golpe al poder establecido como ya se vio hace unos meses en Reino Unido con el Brexit y en Estados Unidos con la victoria en las elecciones presidenciales de Donald Trump.

El claro perdedor de estos comicios es el centro-izquierda del Partido Demócrata encabezado por Matteo Renzi, que ha sufrido un significativo descenso para quedarse con el 19% de los votos. Las elecciones que han registrado una participación del 73%, una cifra ligeramente inferior a la de los últimos comicios.

A falta de conocer los datos definitivos del escrutinio electoral que definirán el reparto de escaños en el parlamento italiano las elecciones abren un escenario de incertidumbre como bien reflejan los medios de comunicación italianos: La Stampa declara en su portada a Italia como un país "ingobernable".

Pocas opciones de maniobra

La aritmética parlamentaria se perfila esencial a lo largo de las próximas semanas, en las que las principales fuerzas políticas estarán obligadas a negociar para intentar esquivar unas nuevas elecciones. Los datos provisionales dibujan varias combinaciones posibles, aunque poco probables, para hacerse con la mayoría de los escaños, como la unión entre el Movimiento 5 Estrellas con el Partido Demócrata de Renzi.

Esa opción, sin embargo, parece de momento fuera de la mesa ya que los dirigentes del M5S han declarado a lo largo de la campaña electoral que no tenían ninguna intención de formar un gobierno de coalición. "Si se confirman estos datos, será un triunfo del M5S: por primera vez todos van a tener que sentarse con nosotros", ha explicado Luigi Di Battista del M5S.

Los resultados electorales vuelven a reflejar la enorme división de una Italia en la que la Liga se ha erigido como clara dominadora en el norte del país, mientras que el Movimiento 5 Estrellas se ha hecho fuerte en el sur del país.

La dificultad para formar gobierno, un problema que se prolongará seguro durante varias semanas si se confirman los datos provisionales del escrutinio, amenaza con trasladar la inestabilidad a los mercados europeos a partir de este lunes.

Te puede interesar

Lo más popular