9 trucos para encontrar los vuelos más baratos en Google Flights

Billetes baratos

Dicen que viajar es la única cosa cosa que compras y te hace más rico. Rico en experiencias, cultura y conocimientos. Aún así, es mejor gastar el menor dinero posible. 

Google Flights es el comprador de precios más completo a día de hoy y, si sigues unos pequeños trucos, gracias a él podrás comprar tus billetes de avión más baratos.

1. La flexibilidad es tu aliada

Esto es lo que te va a permitir ahorrarte un buen dinero en tu próximo vuelo. El buscador tiene dos herramientas clave en este sentido. 

Por un lado está la flexibilidad de fechas. Google Flights te permite elegir el mes en el que quieres viajar y te muestra un calendario con las fechas más económicas. Ve modificando las fechas y encuentra la más barata, porque a veces quedarse un día más o menos supone un cambio significativo en el precio. Normalmente, volar entre semana es mucho más económico

También tienes la opción de seleccionar flechas flexibles y el propio algoritmo de Google elegirá por ti la opción más barata. Dentro de esta herramienta puedes seleccionar estancias de un fin de semana, una semana completa o 2 y buscará las mejores opciones para los próximos 6 meses.

2. Usa el mapa de la web

Si no puedes disponer de flexibilidad en tus fechas, otra opción es abrir la mente en cuanto al destino. No selecciones un destino y de este modo Google Flights te mostrará las ciudades más baratas en los días que has elegido. 

Además la plataforma cuenta con un mapa en el que puedes ir mirando los destinos de forma muy intuitiva y consultar los precios de cada uno de ellos. Si sumas estas dos opciones y solo selecciona el aeropuerto de salida, encontrarás un montón de ofertas al mejor precio. 

3. Compara precios

Además, la web tiene la opción de mostrarte un gráfico de precios y así saber si los vuelos que has seleccionado están a un precio normal o son demasiado caros y cómo estos cambian en función del día, pudiendo ver las tendencias que van a tener y cuál es el mejor momento para comprar.

4. Haz un seguimiento

Esta es una de las opciones más interesantes que ofrece Google Flights. De este modo, seleccionas una fecha y un destino, y la web te avisará vía mail electrónico de si hay cambios en los precios. Es una elección perfecta para coger vuelos con tiempo e ir cazando oportunidades.

5. Reservar en la web de la aerolinea 

Billetes baratos 2

 A veces puede parecer que reservando desde ciertas webs los vuelos salen más baratos, pero la mayoría de las veces no es así. Normalmente, a lo lago de la compra te incluyen comisiones o ciertas tarifas extra. Además, a la hora de gestionar la reserva es más complicado cuando se hace desde otra web, por ello, lo mejor es hacerlo desde la propia aerolínea. 

6. ¿Con cuánto tiempo de antelación reservo?

Puede parecer muy obvio, pero es una realidad. Buscar los vuelos con tiempo será lo que haga que sean más baratos. Lo común es que mientras más te anticipes más barato será, pero la norma general para vuelos nacionales es reservar con al menos 2 meses antelación y comprarlos 6 meses antes en casos de vuelos más largos.

7. Usa el modo incógnito

Estamos atados a las cookies y las compañías tienen información de qué estamos buscando y qué vuelos nos interesan. Por eso un consejo es que busques los vuelos en modo incógnito y sin iniciar sesión con tu cuenta de Google. Así evitarás subidas de precios relacionadas con tus búsquedas y no podrán rastrearlas.

8. Una VPN, tu mejor aliada

Este es un truco poco conocido. Si tienes una VPN (red privada virtual) haz uso de ella y si vuelas mucho, quizás te compense tener una. Esto te permitirá cambiar el país desde el que estás buscando el vuelo. A veces las aerolíneas cambian los precios en función de los países para un mismo vuelo. Por ejemplo, un vuelo Madrid-Mallorca saldrá más caro comprándolo desde España que si lo buscas y compras desde México o Polonia. Con una VPN podrás cambiar estos datos y ahorrarte un buen dinero.

9. Contrata todo en la misma compra

Otro truco para ahorrar en tus vuelos es contratar las maletas o asientos (si es que no quieres uno aleatorio) en el momento de la compra y no después. Y es que estos son siempre más económicos cuando estás comprando los billetes. Una vez hecha la reserva, añadir estos cargos te saldrá siempre más caro. Si sois varias personas las que vais a viajar, también es mejor gestionarlo todo bajo una misma reserva y asegurarte así de que los precios no cambian. 

Te recomendamos