Pasar al contenido principal

Este pequeño pueblo manchego se ha cambiado el nombre para atraer a más turistas

La Iglesuela del Tiétar
La Iglesuela del Tiétar Wikipedia Commons
  • La Iglesuela del Tiétar es un pequeño municipio toledano de 430 habitantes.
  • Hasta el pasado 4 de mayo, el pueblo se llamaba solo La Iglesuela, sin referencia al Tiétar.
  • Los vecinos convocaron un referéndum en noviembre de 2016 y votaron sí por mayoría al cambio de nombre.
  • El cambio acaba de hacerse oficial: con ello, sus habitantes pretenden rascar parte del turismo que llega al Valle del Tiétar, que cada año atrae a medio millón de habitantes.

El turismo mueve España y parece que si te quedas fuera estás perdido. Asoladas por la despoblación y la crisis del modelo productivo agrario, muchas zonas de interior se han especializado en las últimas décadas en atraer visitantes como alternativa para sobrevivir.

La Iglesuela es un pequeño pueblo toledano de 430 habitantes por el que pasa el río Tiétar, pero que lleva años quedándose al margen del turismo del Valle del Tiétar, una popular zona a los pies de la Sierra de Gredos que atrae a medio millón de visitantes anuales. 

¿Por qué? Principalmente, consideran, por no llevar la referencia del río en su nombre.

Valle del Tiétar
Valle del Tiétar Business Insider
Iglesuela
Business Insider
Río Tiétar
Río Tiétar Business Insider

En 2013, el alcalde sondeó la opinión de sus habitantes sobre la posibilidad de "apellidar" al pueblo con el nombre del río para rascar parte del flujo de turistas de la comarca del Valle, que pertenece a Ávila, en Castilla-León (mientras que Iglesuela pertenece a Toledo, en Castilla La Mancha).

Tras generar debate y constatar que la opción calaba en la opinión popular, convocó un referéndum el 4 de noviembre 2016.

El resultado fue contundente: el 80,44% de los vecinos votó que sí al cambio. El pueblo pasaría a llamarse La Iglesuela del Tiétar.

"Estamos hartos de que la provincia de Ávila se quede con toda la comarca del río olvidando que hay tres pueblos de Toledo en el Valle del Tiétar", declaraba entonces el alcalde al periódico ABC.

Tras la votación y acuerdo vecinal de 2016, el municipio trasladó toda la documentación a la Junta de Comunidades de Castilla La Mancha, que finalmente aprobó el cambio de nombre el pasado viernes 4 de mayo. Aún está a la espera de que se publique en el Boletín Oficial del Estado.

"El cambio solicitado viene motivado por la importancia económica y beneficios notorios que reporta a los residentes del término municipal al asociar la localidad con el Río Tiétar", incide la disposición, "que atraviesa el término durante más de 14 kilómetros".

El caso (de éxito) del Valle del Tiétar

El despertar turístico del Valle del Tiétar se dio a partir de los años 70, tal y como explica este estudio sobre la transformación de la zona de la Universidad Complutense de Madrid. La zona vive del turismo nacional: queda cerca de Madrid, así que es perfecta para captar visitantes (o segundos residentes) de allí.

"Los recursos son numerosos y el principal mercado emisor a nivel nacional, Madrid, queda relativamente accesible para la mayor parte de las provincias", explican los autores. "En este contexto, el Valle del Tiétar ocupa una posición privilegiada a nivel regional e incluso provincial. De hecho, el turismo constituye ya una importante actividad económica para la zona".

La oferta turística es amplia y se promociona a nivel comarcal: la encargada es la Asociación de Turismo Rural Valle del Tiétar - Gredos Sur, en la que están disponibles todos los alojamientos, restaurantes y empresas turísticas de la zona.

Pero esta asociación es de Gredos, en Ávila, e Iglesuela, por mucho que ahora se apellide 'del Tiétar', sigue perteneciendo a Toledo. No está claro que la Asociación del Valle la vaya a incluir en su marketing turístico, así que queda ver si el cambio de nombre - que irá acompañado del cambio de cartelería en los próximos meses - redunda, como esperan, en visitantes.

 

 

 

Te puede interesar