Pasar al contenido principal

Las fotos más impactantes de la contaminación del río Ganges, en India

Un hombre limpia una de las orillas del Ganges.
Un hombre recoge basura a lo largo de las orillas del río Ganges en Calcuta (India) el 9 de abril de 2017. REUTERS/Danish Siddiqui

El río Ganges en India es una paradoja: los afluentes del majestuoso río son manantiales frescos surgidos de los glaciares del Himalaya. Pero a medida que el río se cruza con las ciudades hiperpobladas del subcontinente indio y desemboca en la bahía de Bengala, el agua deja de ser cristalina para convertirse en un lodo infestado de basura y aguas residuales.

El primer ministro de India, Narendra Modi, comprometió 3.000 millones de dólares en 2015 para limpiar y mejorar el estado de un río que abastece de agua potable a 400 millones de personas y es venerado como un lugar de culto por más de mil millones de hindúes. Sin embargo, y según la información publicada por Reuters, una auditoría reciente reveló que menos de la cuarta parte de esos fondos se han utilizado para paliar la situación. 

Porque el Ganges, o la Ganga Mata (Madre Ganges) como la llaman los hindúes más religiosos, está en mal estado. Las aguas residuales sin tratar se vierten directamente en el mismo río en el que la gente cocina, se baña y celebra ritos funerarios con los cuerpos de las personas recién fallecidas. Fábricas y granjas de industrias tan variadas como curtidurías y astilleros fluviales vierten sin ningún tipo de control productos químicos peligrosos en el río.

El gobierno de Modi estableció un objetivo para mejorar la calidad del agua del río a principios de 2018, pero todo apunta a que esa meta no se cumplirá. 

Hemos reunido algunas de las imágenes más sorprendentes de la contaminación del río: 

El Ganges comienza en el Himalaya como un río cristalino en lo alto de las montañas, pero la contaminación y el uso excesivo lo transforman en un lodo tóxico a medida que pasa por ciudades y centros industriales.

Nacimiento del Ganges, en el Himalaya
REUTERS/Danish Siddiqui

A medida que el río fluye hacia áreas más pobladas, el agua arrastra cada vez más vertidos y sedimentos de las ciudades de alrededor. Aquí, el río adquiere un tono fangoso a su paso por Kanpur, en el estado indio de Uttar Pradesh.

Una de las orillas del río Ganges contaminada
REUTERS/Danish Siddiqui

Las aguas residuales sin tratar pasan directamente de los desagües al río.

Los vertidos de aguas residuales llegan sin control al río Ganges, en la India
REUTERS/Danish Siddiqui

Más adelante, en Kanpur, se forman capas de espuma entre las aguas residuales del río.

Contaminación en el Ganges, el río sagrado de India, a su paso por Kanpur
REUTERS/Danish Siddiqui

A pesar de estar contaminado, la gente usa el río para bañarse, cocinar y lavarse. Un niño se baña entre la espuma producida por las aguas residuales en Uttar Pradesh.

Contaminación en el Ganges, el río sagrado de India
REUTERS/Jitendra Prakash

Además de aguas residuales, también se vierten sin ningún control montones de basura directamente en el río, sobre todo en áreas urbanas en las que las autoridades no recogen la basura con regularidad.

Vertederos incontrolados en el río Ganges, en India
REUTERS/Danish Siddiqui

Son varias las industrias que se instalan en las riberas del Ganges para aprovechar el agua y producir energía, transportar mercancías y verter residuos. En Kanpur, las curtidurías de cuero vierten sus residuos industriales directamente en el río.

Industrias contaminantes en el río Ganges, India
REUTERS/Danish Siddiqui

El cuero teñido –producido con químicos muy agresivos– se seca cerca de las orillas del río en Kanpur.

Restos de la industria textil en el río sagrado de India, el Ganges
REUTERS/Danish Siddiqui

Más al sur, en Calcuta, los hornos de ladrillo utilizan la arcilla y los sedimentos del río. Los hornos expulsan gases nocivos al aire, lo que agrava aún más los problemas de calidad del agua.

Contaminación en el Ganges, el río sagrado de India
REUTERS/Danish Siddiqui

Aquí, unos trabajadores reparan un barco en Calcuta.

Trabajadores cerca de Calcuta reparan unos barcos
REUTERS/Danish Siddiqui

El Ganges es sagrado para más de mil millones de hindúes. Las estatuas, como esta de la diosa Kali, riegan el curso del río.

Contaminación en el Ganges, el río sagrado de India
REUTERS/Danish Siddiqui

En una escena reveladora, un ídolo dañado de la diosa hindú Kali permanece hundido en el río.

Contaminación en el Ganges, el río sagrado de India
REUTERS/Danish Siddiqui

El agua del río es considerada sagrada por los hindúes más devotos.

Contaminación en el Ganges, el río sagrado de India
REUTERS/Danish Siddiqui

Aquí, un hombre vierte agua bendita en las orillas contaminadas del río Ganges junto a los ídolos del dios y diosa hindúes, los cuales fueron sumergidos durante el Durga Puja –una celebración religiosa– en Calcuta.

Contaminación en el Ganges, el río sagrado de India
REUTERS/Reinhard Krause

Los hindúes más religiosos sumergen los cuerpos de los recién fallecidos en el agua sagrada del río antes de incinerarlos en Varanasi, la capital espiritual de la India.

Contaminación en el Ganges, el río sagrado de India en el que se honran a los difuntos
REUTERS/Danish Siddiqui

Justo cerca de la zona donde se realizan los ritos funerarios, los habitantes de Varanasi usan el río Ganges para bañarse y cocinar.

Contaminación en el Ganges, el río sagrado de India
REUTERS/Danish Siddiqui

Algunas personas también duermen en sus orillas.

Contaminación en el Ganges, el río sagrado de India
REUTERS/Danish Siddiqui

Los peregrinos nadan en el río para purificarse, incluso con la basura esparcida por la playa. Aquí, un hombre se prepara para bañarse en la desembocadura del río en la bahía de Bengala.

Contaminación en el Ganges, el río sagrado de India
REUTERS/Danish Siddiqui

A pesar de los esfuerzos de la población local, el río sigue estando muy contaminado.

Un hombre limpia una de las orillas del Ganges.
Un hombre recoge basura a lo largo de las orillas del río Ganges en Calcuta (India) el 9 de abril de 2017. REUTERS/Danish Siddiqui

Sin embargo, y aunque la Ganga Mata puede estar sucia, todavía se encuentran momentos de sublime belleza en el cauce sagrado. Aquí, un ferry pasa por Calcuta al atardecer.

Contaminación en el Ganges, el río sagrado de India
REUTERS/Danish Siddiqui

Te puede interesar

Lo más popular