Glovo rectifica su nuevo sistema de asignación de pedidos tras las protestas de los 'riders', a lo que se une una gran polémica entre los trabajadores porque siguen siendo autónomos

Un 'rider' de Glovo.
Un 'rider' de Glovo.
Reuters
  • Glovo cambia su modelo de asignación de pedidos tras las protestas de repartidores y sindicatos, ya que estos aseguran “suponía una subasta a la baja”. 
  • El polémico nuevo sistema de la compañía, tras la entrada en vigor de la Ley Rider, incorpora un “multiplicador” por el cual los riders “deciden sus tarifas”.  
  • Glovo ha decidido continuar operando con una flota de repartidores autónomos, a pesar de que la Ley establece el principio de laboralidad entre las empresas de delivery y sus riders
  • Descubre más historias en Business Insider España.

Con la entrada en vigor de la nueva Ley Rider, que establece la laboralidad entre las empresas de delivery y sus repartidores, Glovo daba una vuelta de tuerca a su modelo laboral y continúa operando con autónomos. En este sentido, la compañía catalana anunció que daría de alta en la Seguridad Social a 2.000 repartidores, mientras que 8.000 riders seguirán trabajando como autónomos. 

Sin embargo, esta nueva medida está cargada de polémica, ya que la empresa de reparto ha cambiado sus condiciones de trabajo para así esquivar la presunción de laboralidad de sus riders. Entre las nuevas medidas, como ya explicó Business Insider España, se encuentra el llamado “multiplicador”, que ha desatado una oleada de protestas por parte de sindicatos y repartidores.

El multiplicador funciona de la siguiente manera: a un precio base que viene definido por la distancia realizada, el tiempo de espera y una serie de “puntos extra”, se le multiplica otra variable denominada “promociones” (que puede ser, por ejemplo, un bonus por lluvia, lo que aumenta el precio del servicio). El resultado de esto, se multiplica a su vez por un nuevo parámetro; una cifra definida por el repartidor denominada “multiplicador”.

Según la compañía, este nuevo sistema permite a los riders establecer sus propios precios por pedido. Sin embargo, desde los sindicatos venían denunciando que se trataba de una subasta a la baja que acabaría con una depreciación de los ingresos de los repartidores.  

"Si para acceder a los pedidos van a tener que devaluar su precio medio o el precio inicial, pues obviamente van a salir perdiendo los riders”, explicaba a este medio Carlos Gutiérrez, secretario confederal de Juventud y Nuevas Realidades del Trabajo de CCOO. 

Este fin de semana, en Barcelona, decenas de repartidores de Glovo se manifestaban en la sede de la empresa para denunciar el nuevo sistema de pedidos, ya que aseguraban les obligaba a competir entre ellos. 

De hecho, tras la puesta en marcha de este nuevo sistema, Business Insider España ha hablado con varios riders que aseguran que muchos repartidores estaban poniendo el multiplicador a 0,7, lo que automáticamente les dejaba fuera de juego porque el algoritmo asignaba a estos trabajadores la mayoría de los pedidos. 

Un rider venezolano de Glovo —que utiliza la moto para repartir y que prefiere guardar el anonimato—, asegura que este nuevo sistema está hecho para que "la empresa siga ganando más dinero" a costa de los repartidores. "Ahora, por un trayecto de 13 km pagan alrededor de 6 €. Yo podría poner el multiplicador a 10 si quisiera, pero entonces no me entrarían pedidos. Lo que tenemos que hacer es ponernos todos de acuerdo y organizarnos”, cuenta. 

Esta misma mañana, el sindicato CGT ha anunciado que Glovo ya ha enviado un mensaje a los repartidores en el que comunica su cambio en el sistema del multiplicador. Ahora, la empresa ha eliminado la posibilidad de poner el multiplicador por debajo de 1, y ha puesto el máximo en 1,3 como recogía en exclusiva El Salto Diario.  

En un primer momento, la compañía animaba a los repartidores a poner precios más bajos. Como ya señalamos en este medio, en su página establecían lo siguiente; “¿Cómo se determina qué valor poner al Multiplicador? El rider elige, pero recuerda que los usuarios valoran un servicio a un buen precio”, refiriéndose a que los clientes quieren pagar el menor precio posible. 

Cambio de rumbo en el 'multiplicador'

En las últimas horas la compañía ha cambiado esto último y ahora establece lo siguiente en su página web de ayuda a los repartidores:

"¿Cómo sé que valor poner a mi multiplicador? Todos los repartidores/las repartidores reciben pedidos independientemente del multiplicador. La probabilidad de recibir pedidos depende de la oferta y la demanda de cada momento, así como otros indicadores como la distancia y el precio”.

UGT en un comunicado denunciaba este nuevo modelo de Glovo e instaba al Ministerio de Trabajo a tomar cartas en el asunto. “Con este modelo no se refuerza el trabajo autónomo, todo lo contrario, se refuerza la precariedad y el abuso hasta extremos no conocidos en democracia, se refuerza la competencia salvaje entre los repartidores que subastan a la baja su trabajo. El Ministerio de Trabajo no puede quedarse quieto, debe tomar la iniciativa y exigir el cumplimiento de la ley”.

Según la empresa este modelo dotará de mayor “flexibilidad, autonomía e independencia” y, aunque todavía no se han desvelado todas las novedades del sistema, se irá implementando en los próximos meses. 

“Creemos que la fórmula elegida es la mejor opción. Buscábamos que fuera justa, pero realista, para garantizar el cumplimiento de la ley y que ningún repartidor ni establecimiento se quedara sin servicio y sin ingresos”, aseguraba recientemente el Director General de Glovo España, Diego Nouet Delgado a Cinco Días.

 

Otros artículos interesantes:

Glovo contratará a 2.000 'riders' para adaptarse a la Ley Rider pero seguirá contando con autónomos en su flota

La regulación de los algoritmos de la ley de 'riders' va mucho más allá de apps como Glovo o Deliveroo: así te afecta aunque no seas repartidor

La ley 'rider' entra en vigor esta semana: todos los flecos pendientes de Gobierno, empresas y sindicatos, que vaticinan conflicto tras el verano