Pasar al contenido principal

Microsoft promete que será una empresa con huella de carbono negativa en 2030 y que con el tiempo eliminará de la atmósfera todo el carbono que ha emitido desde 1975

Better Capitalism
Microsoft President Brad Smith.
El presidente de Microsoft, Brad Smith. Drew Angerer/Getty Images
  • Microsoft ha anunciado este jueves un plan para conseguir ser una empresa con huella de carbono negativa para 2030, lo que significa que eliminará más dióxido de carbono de la atmósfera del que emite.
  • El objetivo final de la compañía es eliminar del medio ambiente, de cara a 2050, todo el carbono que ha emitido desde su fundación en 1975.
  • El presidente de Microsoft, Brad Smith, ha publicado un plan que incluye la conversión a fuentes de energía renovable, el uso de vehículos eléctricos y la ampliación de un impuesto interno sobre el carbono.
  • Microsoft también lanzará un fondo de 1.000 millones de dólares para financiar tecnologías de reducción, captura y eliminación de carbono en los próximos 4 años.
  • El cambio climático se ha convertido ya en un problema en las oficinas de las empresas de tecnología, donde los trabajadores piden mayores medidas para reducir su impacto.
  • Este artículo forma parte de la serie Better Capitalism, que analiza cómo las empresas y las personas están repensando la economía y el papel de las compañías en la sociedad.
  • Descubre más historias en Business Insider España.

Microsoft ha anunciado este jueves un plan para conseguir ser una empresa con huella de carbono negativa para el año 2030, lo que significa que eliminará más dióxido de carbono de la atmósfera del que emite. 

El objetivo final de la empresa es eliminar del medio ambiente, de cara a 2050, todo el carbono que ha emitido desde su fundación en 1975.

El plan, presentado este jueves por el presidente de Microsoft, Brad Smith, incluye la conversión a fuentes de energía renovable, centrarse en el uso de vehículos eléctricos, la ampliación de un impuesto interno sobre el carbono y el lanzamiento de un fondo de 1.000 millones de dólares para financiar las tecnologías de reducción, captura y eliminación de carbono en los próximos 4 años.

Smith, en una convocatoria para medios de comunicación anterior a la noticia, que tuvo lugar a principios de esta semana, explicó que la iniciativa no solo es un medio para reducir y eliminar las emisiones de carbono de Microsoft, sino para "dar un paso" que lleve a que la comunidad empresarial aborde este tema, y para ayudar al público en general a entender cómo funciona la compensación de las emisiones de carbono.

"Esta es una apuesta audaz, una oportunidad para Microsoft", indicaba Smith al anunciar su plan. "Y tendrá que convertirse en una meta para el mundo".

Microsoft planea eliminar más carbono del que emite para 2030 y de cara a 2050 eliminar todo el carbono que ha emitido directamente, o a través del consumo eléctrico, desde que fue fundada en 1975. 

La empresa ha asegurado que publicará un informe sobre su progreso al respecto anualmente.

El plan

Microsoft quiere eliminar el carbono mediante la creación de una cartera anual de tecnologías de emisiones negativas, que podría incluir la creación de bosques, la eliminación del dióxido de carbono de la atmósfera y su almacenamiento en el suelo, y otros medios para capturar y almacenar el carbono.

Microsoft tiene un plan detallado que incluye el cambio a fuentes de energía 100% renovables para sus centros de datos y edificios para el año 2025, el uso de vehículos eléctricos para las operaciones de su campus central para el año 2030 y la búsqueda de la certificación de edificios ecológicos para los de su campus en Redmond, Washington, y en Silicon Valley.

Microsoft tiene previsto reducir las emisiones a la mitad para 2030, tanto sus emisiones directas como a través de su cadena de suministro y valor, en un esfuerzo financiado por la misma huella de carbono interna de Microsoft.

En este momento, las divisiones de Microsoft pagan una cuota de 15 dólares por cada tonelada métrica de carbono que emiten, ya sea directamente o a través del consumo eléctrico.

Smith anunció que Microsoft ampliará la tarifa para incluir el carbono emitido a través de su cadena de suministro, calculando cosas como el carbono emitido por la fabricación de los productos que compra o la producción de los materiales que utiliza en los edificios.

La compañía también planea que la reducción de carbono sea importante cuando seleccione a sus proveedores a partir del próximo verano.

El fondo de 1.000 millones de dólares

Como parte de este mismo plan, Microsoft lanzará un nuevo fondo de 1.000 millones de dólares para "acelerar el desarrollo global de las tecnologías de reducción, captura y eliminación de carbono".

Microsoft planea invertir 1.000 millones de dólares en los próximos 4 años a través de una combinación de financiación de proyectos y deuda, sobre todo préstamos, así como inversiones de capital.

Microsoft evaluará las inversiones en base a criterios que incluyen si la inversión tiene la perspectiva de impulsar una descarbonización significativa, y si es una tecnología que Microsoft puede utilizar para abordar su propia "deuda climática", como la llamó Smith, y las emisiones.

El cambio climático empieza a ser un problema que abordar en las empresas

El cambio climático se ha convertido en un tema polémico en las oficinas de las empresas de tecnología, porque los empleados piden mayores medidas para reducir su impacto.

Los trabajadores de Amazon que criticaron el negocio de la empresa con las compañías de petróleo y gas, por ejemplo, aseguran que la empresa ha amenazado con despedirlos por hablar de ello

El CEO de Amazon, Jeff Bezos, ha calificado este jueves de "irrazonables" a los que niegan el cambio climático y la compañía ha dicho que ha apoyado las políticas de cambio climático.

Microsoft, desde por lo menos 2016, ha tratado de posicionarse como un líder en la ética de la industria tecnológica, un esfuerzo liderado en gran parte por Smith, que en su biografía en Microsoft menciona que el New York Times lo llamó "un embajador de facto para la industria tecnológica".

Y además