Pasar al contenido principal

Negocios para realizar desde casa para mamás y papás freelance

Trabajar en casa
Pixabay

En España la cultura del teletrabajo aún no está extendida, aunque a tenor de algunas encuestas, parece que se debe más a barreas empresariales y corporativas que a la predisposición de los empleados.

Los profesionales cada vez están más trabajar desde casa y tienen buenas razones para hacerlo, como mayor libertad, ahorro del tiempo y mejor conciliación entre vida laboral y familiar.

Por no hablar de los emprendedores y trabajadores freelance, que trabajan allí donde desean, ya sea un espacio de cowrokign, oficinas de alquiler o su propia casa.

Trabajar desde tu propio hogar tiene sus ventajas pero también sus particularidades, que se pueden tornar en inconvenientes si no se toman las medidas necesarias para acondicionar el espacio. Si encima tienes a tu cargo a un niño la cosa se complica, porque los requisitos de tranquilidad, silencio e incluso de orden y confort se verán seguramente trastocados.

Si estás pensado trabajar desde casa y sacar adelante tu propio negocio y tu hijo a la vez, desde saber que hay ciertos trabajos más compatibles que otros:

Trabajos con niños

Ya que tu hijo va a ocupar buena parte de tu tiempo laboral, qué mejor que combinar ambas cosas. Si te gustan los niños, estas ideas son perfectas para ti:

  • Profesor online: ¿eres bueno en matemáticas, ciencias o física?, ¿ se te da bien el marketing online?, ¿o sabes programar? Sea cual sea tu talento, puedes impartirlo como profesor online en cualquier parte del mundo. Hay un montón de plataformas para profesores particulares, como tusclasesparticulares.com o superprof.es
  • Niñer@: ya que vas a quedarte en casa cuidando de tu hijo, puedes sacarte un dinerito extra cuidando del de alguien más. Sólo necesitas algo de espacio y recursos necesarios para atenderlos a ambos.

Trabajos de escritura

Tengas hijos o no, hay cierto trabajos relacionados con internet y la escritura que pueden reportarte ingresos sin hacer mucho esfuerzo. Además, son compatibles con el cuidado de un niño e incluso entre si:

  • Blogger: lo único que necesitas es un tema sobre el que escribir y empezar a teclear (el de las mamás bloggers ya está un poco saturado). Para monetizarlo, sigue estos consejos.
  • Copywritter: o dicho de otro modo, redactor publicitario. Elabora y redacta piezas publicitarias para agencias y anunciantes que persuadan a los usuarios de adquirir este u otro servicio.
  • Redactor freelance: es parecido al anterior, ya que requiere de dotes de escritura creativa, pero en lugar de eslóganes o llamadas a la acción, tienes que redactar textos sugerentes que enganchen al lector para que los lea hasta el final, y que Google los encuentre (SEO). Muchas webs y medios de comunicación necesitan nutrirse de contenido de calidad, y tú puedes dárselo.
  • Escritor de libros: gracias a las plataformas de internet para publicar libros sin necesidad de editores, puedes escribir el tuyo propio con la misma facilidad que un blog. Sólo necesitas que tu hijo te de momentos de tranquilidad.

Vende por internet

Si has abierto un blog, según cual sea la temática y tu tráfico, puedes convertirlo en un ecommerce y empezar a utilizarlo como plataforma de venta de ciertos productos o servicio. Además el marketing de afiliación también puede ofrecerte un dinero extra.

Si por el contrario tienes dotes creativas y haces diseños personales artísticos, de moda o complementos, siempre puedes recurrir a las plataformas de terceros para que no tengas que abrir tu propia tienda online, como Etsy. Si simplemente quieres deshacerte de objetos de segunda mano, siempre puedes recurrir a eBay o Wallapop.

Trabajos técnicos

Si dominas alguna disciplina técnica, entonces el trabajo freelance desde casa está hecho para ti y podrás compatibilizarlo con el cuidado de tu hijo:

  • Diseño web: miles, millones de webs de negocios necesitan un rediseño web, porque son antiestéticas, porque no son responsive o porque ofrecen una mala experiencia al usuario.
  • Desarrollador: de webs, pero también de apps o de bots, de los que cada vez hay mayor demanda. No te faltará e trabajo.
  • Diseñador gráfico: contenida y material publicitario de todo tipo, ya sea online o en formato físico, está esperando que les des forma. La industria publicitaria no es la única que vive de tu trabajo: cualquier negocio necesita un logotipo, identidad visual o carteles, por citar algunos ejemplos.

[Fuente: The Balance]

Te puede interesar