No todas las aplicaciones de salud mental son beneficiosas, según los expertos

Salud mental en el trabajo.

Getty Images

  • Algunas aplicaciones podrían violar las leyes de protección del consumidor y de la privacidad con el manejo de información de salud confidencial.
  • La IA ayuda a diseñar rutinas personalizadas para cada usuario en base a los patrones de otros y ofrece recomendaciones.

Las aplicaciones de salud mental han empezado a crecer en el mercado y ya son muchas las que ofrecen servicios como meditación o seguimiento del estado de ánimo, entre otros usos. 

Estas aplicaciones de "salud" y "bienestar" están pensadas para ayudar en aspectos tan serios como la ansiedad, la depresión y el insomnio. Según The Conversation, la mayoría no han sido probadas y verificadas, de hecho, no es obligatorio que pasen ningún control específico a pesar de ser un producto sanitario.

Las aplicaciones de salud mental son muy variadas, desde las que conectan a los usuarios con un terapeuta profesional, hasta las que utilizan chatbots o material con el que poder trabajar. Evidentemente, las aplicaciones automatizadas prescinden del contacto humano y se pierde el valor que añade el profesional de la salud.

La IA en las aplicaciones de salud mental

La inteligencia artificial ya es una parte fundamental de muchas aplicaciones, incluidas las de salud mental. La IA ayuda a diagnosticar problemas de salud mental y diseñar rutinas personalizadas para cada usuario en base a los patrones de otros usuarios y ofrece recomendaciones.

La IA en las aplicaciones de salud mental empieza a ser un problema cuando entra en juego el algoritmo. El usuario desconoce el proceso de selección de una rutina u otra, las recomendaciones en las que se ha basado y la situación de otros usuarios. "El algoritmo actúa de forma similar al del sistema de recomendación de Netflix", ha expuesto The Conversation.

Otro problema que se presenta con la inteligencia artificial es la réplica de patrones que pueden funcionar en otros usuarios. La IA de las aplicaciones de salud mental utiliza chatbots y sistemas basados en reglas predeterminadas que aplican a usuarios con características similares.

Estos son los 11 errores que cometes a la hora de cuidar de tu salud mental y cómo solucionarlos.

Las aplicaciones de salud mental aún están a años luz de utilizar modelos adaptativos que modifican las rutinas o recomendaciones en base al avance del usuario. 

No todas las apps de salud mental que utilizan IA han pasado los controles de calidad pertinentes, lo que conlleva un riesgo: pueden proporcionar a los usuarios información sesgada, discriminatoria o errónea. 

Este tipo de aplicaciones pueden aportar beneficios a los usuarios si están bien diseñadas, aunque nunca deben ser un sustituto de la terapia profesional

Según recoge The Conversation, aún no hay evidencias del valor clínico que aportan las aplicaciones de salud mental que utilizan inteligencia artificial. De hecho, Mozilla ha asegurado que incluso algunas podrían violar las leyes de protección del consumidor y de la privacidad con el manejo de información de salud confidencial.

Descubre más sobre , autor/a de este artículo.

Conoce cómo trabajamos en Business Insider.