Pasar al contenido principal

Nunca ahorrarás si no superas esta idea errónea –y muy extendida– sobre el dinero

Señoras pasándolo BIEN con chapagne caro
La flexibilidad es la clave Stuart C. Wilson/Getty
  • Jesse Mecham es el autor de "Necesitas un Presupuesto" y fundador de la plataforma de finanzas personales homónima.
  • Propone un sistema de presupuesto flexible. "No tienes control sobre cada elemento de tu presupuesto" escribe.
  • A veces tus prioridades cambian: Si gastas más dinero en salir a cenar un mes, tendrás que gastar menos en ropa. Y no hay problema.

"Gastar de forma responsable implica estar abierto a hacer cambios en tu presupuesto."

Lo dice Jesse Mecham, fundador de la plataforma para finanzas personales Necesitas un presupuesto. En su próximo libro, también titulado Necesitas un Presupuesto, Mecham propone un sistema de presupuesto flexible en el que, si gastas 200 euros en la cesta de la compra en lugar de 150, no debes considerarlo un fracaso.

El problema es que demasiada gente oye hablar de "gasto responsable" y "auto-disciplina" y lo asocia a cifras rígidas a las que debemos ceñirnos sin excepción.

Mecham sostiene que el único sistema de presupuesto sostenible es uno que permite cambios periódicos. Escribe: "Tu presupuesto refleja tu vida, y al igual que la vida, los planes (y presupuestos) cambian.

Nos da un ejemplo para ilustrar su teoría. Imaginemos que gastas más dinero del esperado en salir a cenar y necesitas reducir el gasto de otro concepto, por ejemplo, en ir de vacaciones. Mecham explica: "Estás experimentando la realidad de lo que significa gastar más de lo planeado: te has alejado de tu objetivo de ir de vacaciones. No es un fracaso, sino un cambio de prioridades".

Dicho esto, Mecham es claro en cuanto a que si bien "no tienes control sobre cada elemento de tu presupuesto" en cambio eres absolutamente responsable "del resultado final, es decir, el balance del dinero que entra menos el que sale".

Mecham nos anima a pensar en la situación en conjunto, pero sobre todo quiere que seamos realistas con nuestro estilo de vida. Sin duda, no nos sentimos bien sabiendo que hemos gastado 150 euros en cervezas durante la hora feliz esta semana. Preferirías ser una persona diligente que ha ahorrado ese dinero para las vacaciones de verano.

Pero no somos perfectos, y posiblemente nunca lo seremos. Canaliza la energía que emplearías en fustigarte y sentirte culpable en tratar de hacer las cosas mejor la próxima vez.

Ver ahora:

Te puede interesar