Pasar al contenido principal

El presidente de la CNMV defiende al organismo en el caso Popular porque no son el "auditor" de las empresas

Sebastián Albella, presidente de la CNMV.
Sebastián Albella, presidente de la CNMV. APIE

Algo más de un año después de la resolución y subasta de Banco Popular el caso sigue dando de qué hablar. Ahora, la CNMV ha encontrado irregularidades en el informe financiero remitido por Popular a la CNMV sobre las cuentas de 2016 y que el organismo ha enviado al juez de la Audiencia Nacional, Fernando Andreu, según ha adelantado Expansión.

El presidente de la CNMV, Sebastián Albella, ha dicho que no puede pronunciarse sobre el caso del Popular más allá de lo que ya dijo en su comparecencia en el Congreso. "No puedo concretar nada más que eso. Este es un asunto al que yo me referí en una comparecencia que tuve en el Congreso en enero. Es un asunto de supervisión y se trata de actuaciones de la comisión no mías personalmente", ha dicho Albella.

Albella ha defendido el papel de la CNMV en el caso de Popular, que vivió unos meses de desplome en la bolsa junto con el deterioro de su solvencia y acabó siendo intervenido la noche del 7 de junio de 2017 por la Junta Única de Resolución. Una intervención que terminó con la entidad vendida en subasta por un euro a banco Santander. En este sentido, el presidente de la CNMV ha señalado que en el papel de la CNMV no se encuentra ser el "auditor" de las empresas. 

"La CNMV estuvo muy activa en las diversas áreas que a nosotros nos afectan, no somos los supervisores bancarios, no somos el auditor", ha dicho. "Tenemos unas competencias muy claramente definida y la CNMV hizo lo que tenía que hacer", ha añadido a preguntas de los periodistas en una conferencia en el marco del curso La Economía ante el blockchain organizado por la Asociación de Periodistas de Información Económica (Apie) en la Universidad Menéndez Pelayo de Santander. 

Respecto a la imagen que existe del regulador tras casos como este sumados a otros anteriores, como pudo ser la salida a bolsa de Bankia o la venta de preferentes, Albella ha admitido que afectan. Aunque ha defendido el papel de la CNMV desde su creación en 1988. 

En su comparecencia en el Congreso, Albella ya apuntó que el organismo estaba estudiando las cuentas de la entidad porque observaban que podía haber irregularidades en las cuentas de la entidad. 

"La CNMV, tras la publicación en septiembre pasado de los resultados individuales de la entidad del primer semestre de 2017 está analizando en qué medida es razonable imputar esos resultados en su integridad a los seis primeros meses de 2017 o si, al menos en parte, debían haberse imputado a ejercicios anteriores", dijo en aquel momento.

Ver ahora:

Tags:

CNMV, Banca

Te puede interesar