Vodafone España consigue estabilizar los ingresos totales de 2021 gracias a las ventas de terminales, pero sus ingresos por servicio caen un 2%

Colman Deegan, CEO de Vodafone España.
Colman Deegan, CEO de Vodafone España.

Vodafone

Vodafone ha presentado los resultados de su año fiscal 2021, que finaliza el 31 de marzo. Los ingresos del grupo alcanzaron los 45.580 millones de euros en este periodo, un 4% por encima de los 43.809 millones del ejercicio previo. 

En el caso de España, los ingresos de Vodafone España alcanzaron 4.180 millones de euros, un 0,3% más que en el año fiscal anterior, por el aumento de ventas de terminales y dispositivos. Pero, si se observan los ingresos por servicios, estos cayeron un 2% debido, según apunta la compañía, a la "competencia en precios" que ve "parcialmente compensado por los ingresos por roaming y turistas, así como por el aumento de la demanda en el segmento de empresas y administraciones públicas". 

De esta forma, los ingresos totales de la operadora en España aguantan por el incremento de ventas por terminales y dispositivos.

Respecto al beneficio bruto de explotación ajustado (Ebitda ajustado), esta línea de las cuentas recoge una caída del 8,3% hasta los 957 millones de euros, frente a los 1.044 millones registrados en el ejercicio fiscal anterior. Una caída que en términos orgánicos es del 1,1%. 

En este contexto, también cae el margen que se reduce hasta el 22,9% en este ejercicio fiscal frente al 25,1% de hace un año. 

La elevada competencia del mercado 

En su informe financiero, Vodafone advierte de que se mantuvo la elevada competencia en el segmento de valor; mientras que en telefonía móvil la base de clientes de la compañía se mantuvo estable en el ejercicio apoyada por la demanda de las empresas y una mejora, según apuntan, en el desempeño comercial a final de año. 

Por otra parte, la compañía destaca que el churn (la tasa de abandono de clientes) en contratos móviles aumentó 0,5 puntos porcentuales interanuales hasta el 20,7% debido a un churn "excepcionalmente bajo en el año anterior como resultado de restricciones de portabilidad". 

La operadora destaca que su segunda marca Lowi sumó 310.000 clientes durante el ejercicio y ahora tiene una base total de clientes de 1,5 millones.

Otros artículos interesantes:

La urgencia en la tramitación de la ley de ciberseguridad 5G obliga a las telecos a acelerar su adaptación para el despliegue de sus redes

Las telecos buscan rentabilizar sus ingentes inversiones en redes, mientras sigue la guerra 'low cost' y piden cambios regulatorios para que haya fusiones en el sector

Las grandes telecos redoblan sus peticiones de flexibilizar las leyes de competencia para avanzar en la consolidación del sector y poder hacer frente a los gigantes Google, Meta o Apple

Te recomendamos