Pasar al contenido principal

Santander asume un ajuste de 1.500 millones en su filial británica por el Brexit

Ana Botín, presidenta de Santander.
Ana Botín, presidenta de Santander. Reuters
  • El banco reconoció un deterioro de 1.500 millones en el fondo de comercio de su filial británica.
  • Santander atribuye este ajuste a la incertidumbre económica generada por un posible Brexit sin acuerdo.
  • La entidad asegura que no tendrá efecto sobre sus ratios de capital CET-1.
  • Descubre más historias en Business Insider España. 

A tan solo un mes para el posible divorcio de Reino Unido con la Unión Europea por la vía dura, el Banco Santander ha decidido adelantarse a esta inestabilidad y reconoció ayer en un hecho relevante remitido a la CNMV un deterioro de 1.500 millones en el fondo de comercio de su filial británica.

Santander atribuye este ajuste a la incertidumbre económica generada por un posible Brexit sin acuerdo, así como al incremento en la presión competitiva en el país. El apunte contable del saneamiento se realizará en las cuentas consolidadas del grupo en el tercer trimestre de 2019.

El ajuste, que tendrá impacto en el beneficio atribuido, se debe principalmente al cambio en las expectativas para Santander UK como consecuencia de un entorno regulatorio complejo, entre otras razones por los distintos efectos negativos de la regulación que obliga a los bancos a separar el negocio de banca minorista del de banca de inversión. La entidad asegura que no tendrá efecto sobre sus ratios de capital CET-1.

"Aunque las reformas que obligan a separar el negocio de banca minorista y el Brexit han afectado a la rentabilidad en el Reino Unido, este mercado sigue siendo clave y estamos invirtiendo significativamente para mejorar nuestra posición competitiva y atender aún mejor a nuestros clientes", afirma la presidenta de Banco , Ana Botín, en un comunicado difundido por la propia entidad.

El cambio normativo ha supuesto un aumento de activos en la sucursal de Londres de la matriz española de aproximadamente 40.000 millones de euros, así como un incremento de los costes al duplicarse algunas funciones, lo que a su vez ha dado lugar a una disminución en la capacidad de generación de beneficios de Santander UK, según explica la entidad.

Leer más: Banco Santander va a cerrar 1.150 oficinas en toda España: aquí puedes comprobar si la tuya está entre las 90 primeras

Paralelamente, el consejo de administración de Banco Santander ha aprobado este martes el primer dividendo con cargo a los resultados de 2019 por un importe total de 0,10 euros por acción, que se abonará íntegramente en efectivo a partir del próximo 1 de noviembre.

Por otro lado, la comisión de nombramientos ha propuesto la designación de la banquera británica Pamela Walkden como consejera independiente, en sustitución del magnate mexicano Carlos Fernández, y a Marjolein van Hellemondt-Gerdingh como responsable de cumplimiento, ocupando el puesto de Mónica López-Monís.

Con estas incorporaciones, el consejo de administración quedará compuesto por 15 miembros (el 60% son consejeros independientes), siendo el 40% femenino, de modo que Santander alcanza su objetivo de tener entre el 40% y el 60% del consejo representado por cualquier de los dos géneros. 

Y además