Pasar al contenido principal

Sheryl Sandberg a los jefes tras #MeToo: la igualdad laboral es más que acabar con el acoso sexual

Sheryl Sandberg, directora de operaciones de Facebook
Sheryl Sandberg, directora de operaciones de Facebook, durante su intervención en Lesbians Who Tech Lesbians Who Tech
  • Sheryl Sandberg habló con la cofundadora de Recode, Kara Swisher, el pasado viernes en Lesbians Who Tech
  • Discutieron sobre género en el trabajo y sobre cómo poderosas corporaciones como Facebook pueden crear un entorno más igualitario y diverso. Sandberg dice que mucho ha cambiado desde que escribió "Lean In" en 2013.
  • Sandberg incluso dio un consejo a los gerentes masculinos que luchan con cómo actuar en entorno post-MeToo: que no traten a sus empleadas de manera diferente que a los empleados.
  • Sandberg dice que le preocupa que, después de #MeToo, pueda haber "consecuencias involuntarias": que los hombres temen ser mentores de sus empleadas.

Sheryl Sandberg, directora de operaciones de Facebook, dice que después del #MeToo no basta con acabar con el acoso sexual: es hora de construir un lugar de trabajo más igualitario.

Sandberg habló con Kara Swisher, cofundadora de Recode, en Lesbians Who Tech, una conferencia profesional de San Francisco para mujeres queer y aliadas.

A medida que la conversación nacional estadounidense se encamina hacia la etiqueta de trabajo apropiada - ¿pueden los compañeros de trabajo abrazarse o beber juntos? - Sandberg dijo que ha oído a hombres expresar que no siempre se sienten cómodos en los uno a uno con sus subordinadas femeninas.

Esto, advierte Sandberg, podría tener nefastas consecuencias para la igualdad de las mujeres, especialmente si los subordinados masculinos todavía tienen acceso a "tutorías informales y formales", como la socialización después del trabajo y los viajes de negocios. Por tanto, dice, den acceso a los empleados de ambos sexos por igual, o no lo den.

"Si no te sientes cómodo cenando con mujeres, no cenes con hombres", apuntó Sandberg.

Sandberg desarrolló que ella imagina un mundo de igualdad total en el lugar de trabajo, más allá de la simple detención del acoso sexual.

"Necesitamos un mundo donde las mujeres no sean acosadas sexualmente. Punto", dijo. "Pero eso no es suficiente: necesitamos un mundo donde las mujeres - y las mujeres de color, en particular - tengan igualdad de oportunidades."

Sandberg dijo que han cambiado muchas desde el lanzamiento de su libro de 2013 "Lean In", que urgía a las mujeres a trabajar más duro y dedicar más horas para salir adelante en el lugar de trabajo. "Me equivoqué en muchas cosas".

En particular, afirmó que le preocupan "las posibles consecuencias involuntarias" de #MeToo y la atención que se presta al acoso sexual en el trabajo. Sandberg teme que los jefes masculinos eviten mentorizar a empleadas femeninas si tienen los escándalos de acoso sexual en la cabeza.

"Los hombres obtienen el 94% de los mejores empleos", continuó. "O crees que los hombres de verdad tienen más talento o algo más está pasando."

En última instancia, Sandberg dijo que cree que la igualdad de género debe conducirse mediante el cambio de políticas - un gran cambio de la hipótesis que desarrolló en su libro "Lean In", donde decía que las mujeres pueden salir adelante adaptando su comportamiento y participando más en el trabajo.
 

Te puede interesar

Lo más popular